Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Fifth Birthday tickers

sábado, 31 de octubre de 2009

Día de Muertos y Halloween

Se aproxima la festividad del Día de Muertos, y para ustedes, que amablemente nos acompañan en nuestra historia, les comparto un poco acerca del significado de esta tradición de nuestro querido México...



El Día de Muertos es una celebración mexicana de origen prehispánico que honra a los difuntos el 2 de noviembre, comienza el 1 de noviembre, y coincide con las celebraciones católicas de Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos. La Unesco ha declarado esta festividad como Patrimonio de la Humanidad.[1] El Día de los Muertos es un día festejado también en el Brasil, como Dia dos Finados.

Cuando llegaron a América los españoles en el siglo XVI trajeron sus propias celebraciones del Día de Muertos cristianas y europeas, donde se recordaba a los muertos en el Día de Todos los Santos. Al convertir a los nativos del nuevo mundo se dio lugar a un sincretismo que mezcló las tradiciones europeas y prehispánicas, haciendo coincidir las festividades católicas del Día de todos los Santos y Todas las Almas con el festival similar mesoamericano, creando el actual Día de Muertos.

Para las culturas mesoamericanas , la muerte no era vista como una tragedia, sino como un paso por el que todos debemos transitar. Al morir, el espíritu continuaba viviendo en Mictlán, la tierra de los muertos en donde esperaban hasta el día designado en que visitaban sus hogares. Esta visita era un momento de alegría en el que se festejaba la llegada de aquellos que han partido, y se colocaban altares para recordarlos.

La creencia de que los muertos regresan un día del año a visitar a sus familiares continúa hasta ahora. Es el día en que vivos y muertos comparten un momento juntos y es motivo de celebración. Los parientes y amigos agasajan a los fallecidos con un banquete que incluye aquellas cosas que les gustaban, y con un altar lleno de recuerdos de aquellos que ya no están en este mundo. Es común ver en los cementerios del país a familias enteras adornando las tumbas de sus seres queridos con las llamativas flores de zempazúchitl de brillante color naranja, velas y bandejas de comida y jarras de bebidas. Incluso no es extraño ver grupos musicales ese día alrededor de tumbas tocando las canciones que los recuerdan.


Existen muchas formas de realizar altares de muertos, la más sencilla la suele hacer mucha gente dentro de sus casas ya que sobre una mesa cubierta con un mantel se pone una fotografía de la persona fallecida, y se adorna con flores y algunos recuerdos.

Otros altares son realizados según la tradición, donde se establece que el altar debe de constar de 7 niveles o escalones que representan los 7 niveles que tiene que pasar el alma de un muerto para poder descansar. Estos altares se realizan generalmente en lugares donde exista un espacio grande donde pueda caber todo el altar, el cual debe ser barrido el cuarto con hierbas aromáticas hacia los cuatro vientos un día antes del día de muertos. Primero se construye o fabrica el esqueleto del altar ya sea con cajas de cartón, madera o lo que se encuentre a fin de que queden bien cimentados los 7 niveles, de los cuales el séptimo debe de estar casi a la altura del suelo y sobre él se pone el segundo nivel que es un poco más chico que el primero y así sucesivamente hasta llegar al primer nivel, cada escalón es forrado con tela negra y blanca. Cada escalón tiene un significado y debe contener ciertos objetos en específico:
  • Primer escalón se pone la foto del santo o virgen de la devoción.
  • Segundo escalón es para las ánimas del purgatorio.
  • Tercero se pone la sal para los niños del purgatorio.
  • Cuarto se pone pan llamado "pan de muerto", este pan es adornado con azúcar roja que simula la sangre, se recomienda que el pan sea hecho por los parientes del difunto, ya que es una consagración.
  • Quinto se pone la comida y la fruta que fueron los preferidos por el difunto.
  • Sexto se pone la foto del difunto a quien se dedica el altar.
  • Ultimo se pone la cruz de un rosario hecho de tejocote y limas.
Las ofrendas que se ponen dentro del altar son las siguientes:
  • Se prenden cuatro velas principales formando una cruz orientada a los cuatro puntos cardinales, al lado del altar, se pone una olla de barro sobre un anafre con hierbas aromáticas: albahaca, laurel, romero, manzanilla y otras más.
Los elementos que debe tener un altar son:
  • Cadenas de papel morado y amarillo que significan la unión entre la vida y la muerte.
  • Papel picado que da colorido y alegría de vivir.
  • Las flores son la bienvenida para el alma, la flor blanca representa el cielo; flor amarilla, la tierra y la morada el luto. Flor de Cempasúchil (o flor de cien pétalos): Su color representa la luz como los rayos del sol y al regarla en forma de camino se le indica a las almas el rumbo por el cual se le guía a casa.
  • Velas que con sus llamas representan la ascensión del espíritu. También significan luz, guía del camino.
  • Lienzo blanco y nuevo que representa la pureza, el cielo.
  • El cirio representa el alma sola.
  • Incienso de copal cuyo humo simboliza el paso de la vida a la muerte.
  • El maíz representa la cosecha.
  • Las frutas son la ofrenda que nos brinda la naturaleza. Generalmente son cañas de azúcar, naranjas, tejocotes y jícamas.
  • Las calaveras de azúcar que son una costumbre indígenas.
  • El agua que da vida y energía para el camino.
  • Los platillos con las que se trata de agradar el difunto compartiendo los alimentos que le gustaban.
  • Fotografía de la persona a quien se dedica el tributo.
  • Un Cristo para que haya bendiciones.
  • Una cruz de cal que simboliza los 4 puntos cardinales.
  • Sal para que el cuerpo no se corrompa.
  • Un camino desde la puerta de la entrada hasta el altar formado con flor de cempasúchil.
  • Una vara para liberar al muerto del demonio y los malos espíritus.

  • Objetos personales del difunto.
     
La mayoría de los hogares en México aún continuamos con esta tradición, aunque claro, ahora ajustada a las posibilidades de espacio, al tiempo para preparar el altar y a sobre todo a lo que unas pequeñas manitas dejen con vida...después de empeñarse en hacer ella misma las banderitas y colocarlas en su lugar...quedando, obviamente total y absolutamente arrugadas...la cruz de flores convertida en un montón de pétalos de cempasúchil sin forma alguna...las calaveritas de dulce mordidas, así como las frutitas de dulce, mismas que han quedado llenas de deditos negros marcados...


Aunque claro...la cercanía con nuestro país vecino del norte...definitivamente ha mezclado estas tradiciones con un divertido Halloween...!

 Pero sin duda...lo mejor de todo es disfrutar de un riquísimo pan de muerto...!





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte con nosotras!!

 
Daisypath Anniversary tickers Daisypath Anniversary tickers