Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Fifth Birthday tickers

domingo, 30 de mayo de 2010

Mayo, mes de María

Mañana termina el mes de mayo, mes que en lo personal me gusta muchísimo, todos los frentes de las casas están llenos de flores, el pasto del verde más hermoso de todo el año; las mañanas frescas con el hermoso canto de los pájaros desde que comienza a amanecer, un sol vivo durante todo el día (aunque a veces puede llegar a desesperar, sobre todo si una sale al tráfico en horas pico), cuando comienza a atardecer, los niños pueden salir a jugar en la calle (Angie a pasear en triciclo)...creo que por ser un mes de clima y vista tan agradable, es cuando abundan las bodas...hay novias por doquier celebrando al amor al lado de aquellos a quienes aman...  y es éste mes también, el mes dedicado en México, y en muchos lugares del mundo, a la Virgen María.

El mes de Maria es una antigua y muy bella tradición, que tiene sus inicios en Europa, continente que se caracteriza precisamente, por sus profundas raíces cristianas, como lo testifica su historia, su cultura y su religión.  El Mes de María se reza en Mayo, en el llamado “mes de las flores”, que se llama así, porque con la llegada del buen tiempo y tras las lluvias invernales, el campo y los jardines comienzan a cubrirse de un verde intenso y de los colores y aromas de las flores. Es el apogeo de la primavera. 

Y así, desde la edad media se consagró el "mes de las flores" a la Virgen María para rendir culto a las virtudes y bellezas de la Madre de Dios. Quizá se escogió este mes también como una sustitución cristiana de las solemnidades paganas de ese mes en honor de “Flora”, de hecho todo el mes de mayo estaba consagrado a la “diosa” como mes de las flores y mes de la madre y tomaba su nombre de una diosa de la naturaleza romana llamada "Maia"(madre natura vinculada a la idea de vegetación y florecimiento), de cuyo nombre deriva el mes, que nosotros hoy conocemos como mayo.

La primera noticia clara que se tiene de la consagración del mes de mayo a la Virgen, viene de Alfonso X, "el Sabio", rey de España, en el siglo XIII. Este rey - Juglar cantaba en sus "Cantigas de Santa María" los loores de mayo en honor de la Virgen Santísima, porque quería "trovar en honor de la Rosa de las Rosas y de la Flor de las flores".  En Italia fue San Felipe Neri, en el siglo XVI, el iniciador del Mes de Mayo dedicado a María, con la costumbre de invitar a los jóvenes a cantar, llevar flores y ofrecer sacrificios a la Virgen.

En el continente de América, fueron los misioneros españoles los que difundieron y promovieron la tradición de dedicar el mes de mayo al mes de Maria. Por este motivo, existe una gran devoción popular y afecto hacia la Madre de Dios, como así lo testimonian los innumerables santuarios marianos bajo diversas advocaciones. (1)


En México, la tradición es que las niñas pequeñas, acudan a las Iglesias al rezo del Rosario, vestidas de blanco como símbolo de pureza y candidez, al término de cada misterio y mientras se entonan los cantos marianos, las niñas formadas caminan hacia la imagen de la Vírgen María para depositar las flores que se les proporcionan.

Durante mi niñez, acudí cada año a esta actividad religiosa, que me gustaba muchísimo, me llevaba una de mis hermanas, la que siempre me llevaba a las casas de mis amig@s por fiestas o trabajos de equipo, a las clases de natación, de ballet, danza y tae kwon do, y que siempre estaba puntual para recogerme los sábados que iba a entrenar atletismo...sí, era ajonjolí de todos los moles... =D

El mes de mayo, siempre fue mi favorito, pues al vivir la tradición de las posadas desde que tengo uso de razón, además de tener una madre católica por naturaleza y sumamente devota, me enseñó desde muy pequeña a amar a la Vírgen María...amor que con el paso de los años fue creciendo y madurando, pues para mí, Ella se convirtió en mi principal amiga y confidente, pues a pesar de querernos mucho en mi familia, nunca fuimos de contarnos cosas íntimas...así que Ella era quien me escuchaba en el silencio de mi habitación, era Su amor el que yo podía sentir en mi corazón cuando lloraba por todas las cosas que a pesar de mi corta edad tuve que ver y vivir... y fue sin duda, la mujer que elegí como modelo a seguir...la mujer a la que quería imitar en mi vida... Sé que estoy muy lejos de lograrlo, pero a pesar de mis errores y de vivir una vida que para cualquier católico sea aberrante...estoy plenamente convencida de que quien a mí me importa, ven a mi familia...y sonríen...

En el primer mes de María de Angie, aún no superábamos el primer trimestre de sustos...en el segundo, que ya estaba con nosotras tenía apenas 6 meses...mi mujer y yo la llevamos a ofrecer flores la mayor parte del mes, nos turnábamos un misterio cada una para llevarla cargada al final de la fila de las niñas, pues era una de las más pequeñitas...le gustaba ir a la Iglesia y escuchar los cantos, tomaba el ramito de flores con fuerza y se lo quería comer...pero aprendió a soltarlo en la mesita del altar.  El año pasado, no pudimos asistir...tuvimos la contingencia de la famosa influenza y nos obligaron a quedarnos en casa todo el mes, no había actividades religiosas, no había teatro o circo, los parques de diversiones, cines, restaurantes, plazas comerciales estaban cerrados... Así que este año, poco antes de la llegada del mes de mayo, mi mamá llegó a visitarnos con un hermoso vestido para Angie... la primera mitad del mes no pude llevarla, pues me encontraba encerrada por aquello del reposo relativo/absoluto...pero las siguientes dos semanas acudimos puntuales a la misma Iglesia que yo iba cuando niña, y reviví esos momentos, escuchando los mismos cantos, percibiendo el mismo aroma a flores y contemplando esa misma imagen que me ha acompañado desde entonces...y me sentí tan feliz de ver ahí a mi hijita... Quisiera que ella encontrara en María la madre/amiga que yo encontré en mis peores soledades...

Angie se portó excelente...le toca casi al final de la fila, pues se alinean de mayores a menores...con todas las niñas platicaba y estaba emocionada de verlas vestidas igual a ella...sin embargo, no le gusta ser de las últimas, así que al comenzar a avanzar, caminaba con pasitos muy rápidos -casi corriendo- y se colocaba entre la 1a y 2a niña...a quienes les hacía gracia su soltura para entablar conversaciones y la dejaban pasar... a quien no le parecía muy gracioso era a la señora encargada, que me imagino (por su edad) que ya tiene bastante tiempo ahí...así que una bebé de 2 años y medio le ocasionaba un shock mental de cómo deben hacerse las cosas...jejeje...

Al salir nos sentábamos en la hermosa plaza que está afuera de la Iglesia, mientras disfrutábamos de un rico helado, agua fresca, elote, frituras, dábamos de migajas de pan a las palomas y mi preciosa jugaba con las burbujas que ya puede hacer...y todos los que pasaban sonreían al verla tan radiante...y yo, claro, como pavorreal! Ha terminado el mes de mayo...concluyó el tiempo de llevar flores a María...el segundo para nuestra princesa y el primero para nuestr@ bebé...

2 comentarios:

  1. Mayo es un mes bonito porque esta lleno de color y hace calorcillo, a mí salvo la alergía que me trae me gusta mucho.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Mi nena taan hermosa! todo lo hace unico, magico. Se que va a querer a María tanto como tu cielo...

    ResponderEliminar

Comparte con nosotras!!

 
Daisypath Anniversary tickers Daisypath Anniversary tickers