Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Fifth Birthday tickers

lunes, 28 de junio de 2010

Triste...muy triste

Hoy de pronto la tarde se puso fría, el cielo gris, llovió muy fuerte y pensé que Dios estaba triste, a los dos minutos de ese pensamiento me llego tu mensaje amor: "solo hay un bebé...aún con el dr", entonces, todo se detuvo, un hueco en mi estomago y uno en mi corazón, un gran nudo en la garganta, lagrimas que no pude detener...me senté, respiré y de nuevo mi corazón se oprimió, esta vez por ti cielo.

Desee salir corriendo, volar hasta donde estabas, abrazarte, abrazarte fuerte, no hay palabras, nada que decir...te amo, te amo con todo lo que soy, quisiera que existiera esa "pomadita mágica" que usas para confortar a mi nena, quisiera tener un poco de esa pomadita para confortar tu corazón.

Te amo linda...no hay más que decir. No pienses, no busques razones, no hay. Desde aquí amor, desde mi distancia te abrazo aunque sé que no es suficiente ahora linda, pero mi amor entero lo tienes tu, te amo, te amo. Esperamos ahora solo un bebé, un bebé sano y con un pequeño corazón que late fuerte...que late por ti. Ahora somos cuatro amor, pero tenemos seis corazones.

Dame tu mano linda que solo así puedo caminar; ahora no se como, pero esto también pasara. Te amo

viernes, 25 de junio de 2010

Otra...fiesta?...

Mañana muy temprano es la Primera Comunión de otra de mis sobrinas... nuevamente la madrina soy yo...las últimas dos semanas han sido de compras y mucha caminata...ha sido tangible nuestra complicada economía actual...lo que en algún momento me hizo sentir un poco triste...pero ya no... estamos en un hermoso momento de nuestras vidas, un momento especial en que estamos gestando a dos pequeños seres que han llegado desde hace casi 11 semanas a darnos más felicidad de la que creímos posible...así que la economía... es lo de menos...

Sin embargo, hay algo que sí está mermando mi estado de ánimo...mi mujer otra vez no estará... Tengo una familia numerosa, por lo tanto, las fiestas abundan, por lo menos una o dos al mes...y es difícil, muy difícil presentarme cada vez sin ella...en muy contadas ha podido acompañarnos el último año... así que cada vez se me hace más complicado... la extraño tanto...he llegado a sentir envidia de mis herman@s que llegan con sus espos@s...que pueden bailar con ell@s, que se "cuchichean" al oído, que se abrazan y se besan... "comiendo pan frente a los pobres"...

Eso cada día me cuesta más...antes me sentía feliz de ir a las fiestas... preparaba con tiempo mi atuendo, disfrutaba mucho ir a comprar un vestido nuevo, zapatos, buscar lindos vestidos para mi princesa...ya no...ahora lo único que pienso es que deseo termine pronto para irme con mi hija a casa... me escucho (leo) un poco amargada...lo sé...pero es muy triste estar en una "fiesta" sin la mujer que amas...sola...

martes, 22 de junio de 2010

¡Diosito! ¡Ahora un cuadrado!


Ayer por la tarde después de salir con Angie a pasear en su triciclo, nos quedamos regando el pasto, yo con la manguera y ella con su regadera en forma de elefantito...le gusta inspeccionar cada cosa que ve...las hormigas que van en fila, las diferentes formas de las hojas que los árboles han tirado...las plumitas que deja caer su periquito...las divertidas formas que hacen las nubes en el cielo...en fin...es una actividad que la tiene siempre absorta... Al voltear hacia el cielo, me pregunta intrigada:

- ¡Mami! ¿Quién pintó ese círculo en el cielo?  -volteo a ver y hay una estela de nubes delgadísimas que forman un casi perfecto círculo...-
- Diosito lo pintó, princesa
- ¿Con sus colores? -me quedo pensando un momento y le digo:
- Sí, con sus propios colores... -Pone las dos manitas a cada lado de su boca y grita con la voz más potente que puede, mirando al cielo:
-¡¡Diosito!! ¡¡¡¡¡Ahora un cuadrado!!!!!

Fotografía: Mi trocito de cielo

domingo, 20 de junio de 2010

¿Día del Padre?

Hoy en México y en algunos otros lugares del mundo, se celebra el día del padre, que se festejó como era de esperarse en nuestro país que es una tierra de eminente matriarcado, pues aunque el machismo se resiste a desaparecer y dejar las vejaciones que el hombre ha dado a su mujer, esposa, amante, concubina, hija, etc. a lo largo de la historia; a través de las generaciones la madre sigue siendo el pilar donde se sostiene la familia, la figura que le da la fuerza y la permanencia a un núcleo cercano, y por lo tanto, cuando es el día de celebrarlas, las campanas se echan al vuelo...no así con los padres, festejo que pasa casi inadvertido, pues aunque en las escuelas los niños realizan una que otra "manualidad" para sus papás...no es comparable a los festivales que en honor de las madres ocurren...

En fin...en lo personal no me parece muy correcta esta realidad, pues los padres merecen el mismo reconocimiento que las madres, ya que se supone que son hombres que luchan a la par de sus mujeres por sus familias, los corrigen con el ejemplo, los educan buscando el bienestar siempre del hij@, etc... Pero pareciera que veladamente, el -no festejo- del día del padre se expresa como símbolo de la carencia de un papá tangible en los hogares mexicanos...puesto que un gran porcentaje son padres ausentes, dedicados al trabajo y amigos, donde la familia pasa a un tercer o cuarto lugar de prioridad; padres invisibles, que aunque están en su hogar no colaboran con la puesta en marcha de una familia... o padres tristemente "negativos", que solucionan conflictos con violencia psicológica, física y hasta sexual...  Claro, existen sus "honrosas excepciones", padres maravillosos que aman a su familia por sobre todas las cosas y que por ser "ejemplares en extinción" merecieran casi un "monumento"...pero les toca pagar por la mayoría...así que de fiesta...nada...

Hace un rato, fuimos Angie, mi mamá y yo a visitar a mi hermana, de hecho era una visita-consulta, por una no muy ligera gastritis-colitis, estaban ahí sus tres hijos, de entre 23 y 27 años, su yerno, su nieta y las novias de los muchachos; comimos todos juntos y su hijo mayor me dijo: 
- ¡Oye! Pues también a tí te debemos felicitar hoy, ¡¡felicidades!!  -mientras me mostraba sus dos pulgares y esbozaba una gran sonrisa.  A lo que respondí: 
- Gracias, pero no creo que debas felicitarme. 
- Sí, pues hoy...pues tú también...pues haces las dos funciones... (con cara vacilante)

Cuando acordamos nos habíamos enfrascado en una polémica en la que participábamos todos activamente, puesto que yo le aseguré que yo no estaba cubriendo las funciones de ningún padre, soy madre y son ésas las funciones que hago, mi hermana le dijo: "A mí si felicítame, yo sí te mantengo"  (¡!)

Le contesté que no por mantenerlos era un papá, ella seguía siendo su madre, y como muchas mujeres en este país y en el mundo sostienen a sus familias, sin por eso ejercer "funciones" de padre...creo que no nos entendimos muy bien, mi sobrina (ferviente seguidora de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días) incluso no pudo más y me habló de Dios, de que si creó a hombre y mujer, etc.... cuál no sería mi sorpresa al escuchar que mi madre era la única que estaba de mi lado...señalándoles a todos -especialmente a mi hermana- que la figura del padre realmente no es necesaria cuando no se tiene, pues nosotros mismos no la tuvimos y ella (mi hermana) en su hogar (después de 2 divorcios) había sido inexistente...

Yo respeto a los padres de familia, respeto a las familias "tradicionales", a las madres solteras, a los padres solteros, a las familias diversas como nosotras...por lo tanto, creo que merezco el mismo respeto a ser llamada madre y no padre, o a que mi mujer sea reconocida también como madre y no como mujer que cubre las funciones de un padre (como otro de mis sobrinos me cuestionaba el año pasado en esta misma fecha)... sé que las cosas están aún lejos de ser como deberían....las tradiciones, como mi propia familia me señaló hoy, se imponen a las realidades actuales...yo me pregunto, cómo hacerles entender que no todo es blanco y negro? que no todas las familias son de papá, mamá, hijos y mascota o de lo contrario son inaceptables? ...sí, tengo miedo del próximo año...tengo miedo del Jardín de Niños...de las maestras...de los otros padres y madres...de l@s mism@s niñ@s... sólo ruego porque en su escuela, sus maestras, sus compañerit@s...vean que existen más colores...tantos... como los de un arcoiris...
Fotografía: Los Tacones

viernes, 18 de junio de 2010

Colecho en apogeo

Llegamos a nuestro hogar cuando Angie tenía 1 año 4 meses, al cumplir el año y medio cambiamos su cuna a su habitación, aunque como soy medio aprehensiva seguimos utilizando el monitor para mantenerla vigilada y al mínimo ruido extraño corríamos una u otra, o las dos -generalmente- a ver qué pasaba...nuestra princesa dormía alrededor de las 8 de la noche, lo que nos daba tiempo para salir a nuestro jardín, regar el pasto conversando a la luz de la luna y besarnos tiernamente (sin olvidar monitor en mano), después nos instalábamos abrazadas a ver la televisión mientras comíamos una que otra golosina -que me fascinan- para finalmente llegar a nuestra cama a dormir plácidamente (a veces... jejejeje....) ...podría decirse que teníamos una vida nocturna "deseable", puesto que nuestra hija contaba con un horario y lugar adecuado de sueño para no interferir con nuestra vida de pareja...

Pero como ustedes saben, llegó el invierno...y con ello la cuna de nuestra aún bebé regresó a la habitación de sus mamás...donde permaneció hasta marzo, puesto que creímos necesario que volviera a su independencia sobre todo con el aún proyecto entonces de agrandar la familia...así ocurrió sin novedad, su programa favorito de televisión sigue siendo Olivia, quien tiene una recámara propia donde le leen cuentos antes de dormir...rutina que ella conoce muy bien desde que apenas balbuceaba...así que le agradó la idea...

No contábamos con que estos meses mi mujer tendría mucho más trabajo del "normal"...y pasaría fuera de la ciudad muchísimo más tiempo que nunca antes... yo con un sueño implacable y los síntomas de los que ya me he quejado bastante...así que la solución fue decir a mi muñeca: 

- ¿Te quieres quedar esta noche con Mami?
- No, yo me quiero quedar en mi cuarto
- Anda, quédate conmigo, porque estoy muy cansada
- No quiero, mami, es que me quiero quedar en mi cuarto
- Mmmmm bueno...

La llevé a su habitación, le leí su cuento, pidió a Dios que nos cuidara y a Ma que está trabajando y se dispuso a dormir mientras yo le cantaba la canción que había pedido...a los 3 minutos se levantó y dijo: -Quiero hacer pipí.  Fuimos y se detuvo frente a mi recámara, y me dijo: -Sí me quiero quedar contigo...

Pues ahora no hay poder humano que la haga dejar nuestra cama...cuando está aquí mi mujer sí se queda dormida en la suya, pero a media noche se levanta y nos llama para que vayamos por ella o se aparece caminando...así que hemos optado por dejarla dormir, conmigo la mayor parte del tiempo, y enmedio de las dos cuando mi mujer está aquí...esto podría ser "nocivo" o "inadecuado" para muchas corrientes acerca de la crianza...sin embargo, he estado reflexionando al respecto...

Mi princesa busca mis brazos en las noches cuando siente frío, algunas veces su carita roza mi cara y sin dudarlo y aún dormida me planta unos maravillosos besos, otras veces cuando ha hecho mucho calor y levanto mi pijama para que me dé airecito en el estómago...mi preciosa se acerca y me dice: -¿El bebé está dormido? mientras le regala unos sonoros besos donde ve más abultada mi incipiente pancita... Cuando mi mujer está aquí, se le resbala cual serpiente hasta que logra quedar rodeada en sus brazos por completo... quedándose inmediatamente dormida...

Sé que pronto crecerá...estos ya casi tres años han pasado volando...y sé que pronto, ella definitivamente no querrá dormir a nuestro lado, buscará su propio espacio, se sentirá grande y deseará ansiosa la independencia de sus madres... pero también sé...que si hoy le permitimos venir a nuestra cama cuantas veces quiera, acunarse entre las dos cuando siente frío, resguardarse cuando algo le asusta....el día de mañana...cuando haya tenido un mal día en la escuela, cuando su amig@ la haya hecho llorar, cuando una mala nota la haga sentir fracasada o sienta su corazón hecho pedazos por una ilusión rota...ese día...mi princesa correrá a refugiarse en nuestros brazos... en nuestra cama...

Fotografía: Crianza Natural

jueves, 17 de junio de 2010

Hoy he visto el futbol...

Sola, en mi recámara, con un jugo de guayaba en una mano, una pera en la otra y una deliciosa brisa entrando por mi ventana, sintiendo el embriagante aroma de la tierra mojada, cuando ha llovido no demasiado fuerte para sofocarla, ni demasiado suave como para que no se perciba, mientras mi princesa jugaba en su recámara y sacaba cuanto peluche, bebé o juguete se le ponía enfrente y daba algunas vueltas a la televisión del hall para ver Ni Hao Kai-Lan...ahí estaba yo...dispuesta a ver un partido de futbol -aunque nunca me ha gustado- tan sólo para sentirme cerca de mi mujer...a ella le gusta, ha vivido con el futbol presente toda su vida, mi suegro es como una gran parte de los hombres en este país, no se pierde un solo partido, ya sea que jueguen los equipos nacionales entre sí, con otro país o futbol extranjero...da lo mismo siempre que se trate de ver futbol...jejeje...

Ma ayer por la noche tuvo que viajar otra vez, ahora a Puebla, sé que se fue con todo el dolor de su corazón, la semana pasada sólo vino un día y se regresó esa misma noche, ahora apenas tenía dos días con nosotras...y otra vez a viajar...sé que ahora le cuesta más irse...ahora somos 4 los que la despedimos...ahora su mujer, con una ligera pero ya notoria pancita, se queda con una princesa que con ojitos tristes le dice: -"No quiero que te vayas a trabajar" mientras sus grandes ojos se llenan de lagrimitas...cómo no sentir el corazón hecho pedazos...?

Yo trato de contenerme cuanto puedo, porque la amo, porque no quiero que sufra más de lo que sé que sufre...pero no puedo...apenas la abrazo y las lágrimas corren abundantes por mis ojos, ahora mismo pienso en ello y no puedo evitar repetirlo...últimamente la necesito tanto, la extraño tanto...los síntomas malos están cediendo, ahora siento un hambre voraz por las mañanas...aunque al terminar tengo que levantarme a que me dé el aire porque me comienzan otra vez las náuseas...pero siento que cada día la extraño más...

Hace unos días le mandé unos mensajes llenos de frustración y enojo, pero no con ella, con las circunstancias... no sé porqué pero está igual de sensible que yo -corrijo: sí se porqué...- ...así que al tomarlo personal tuvimos un pequeño conflicto...sé que por ahora no puede cambiar de trabajo, en ningún lugar aquí le pagarían lo que está ganando actualmente, que aunque no es demasiado, es suficiente para nuestras necesidades y algunas deudas que no hemos podido terminar de pagar...sólo espero que el próximo año por fin podamos vivir una vida lo más "normal" posible...

Hoy por eso he visto el futbol, como todos en este planeta saben (creo), estamos en pleno Mundial de Futbol, hoy jugó la selección mexicana con el equipo francés...y contrario a lo que yo creía, y creo que casi todos en este país (aunque nunca pierden la esperanza)...México ganó 2-0!
Me hubiera gustado tanto que mi mujer pudiera haber estado con su papá para compartir este momento, (fiesta casi nacional al ser un país eminentemente futbolero)...y no tanto por el marcador en sí, sino porque sé que ella extraña a su papá, extraña compartir con él cosas como ésta, cosas que antes vivían y disfrutaban juntos...y momentos que yo no quisiera que ella perdiera...

Tenemos un año difícil...un año en que casi ella está viviendo para trabajar y no trabajando para vivir (con nosotr@s)... esta racha que comenzó el año pasado cuando perdió su trabajo no cesa...sólo espero que en enero... cuando seamos 5...las cosas pinten mejor...

jueves, 10 de junio de 2010

Lo sabía...son dos!!!!!

Pues sí...acabo de confirmar las palabras de mi mamá...que el corazón de una madre nunca se equivoca...y yo lo sentía en mi pecho, era una certeza que no sabría explicar...y cuando apareció sólo un saquito, pensé que tal vez estarían juntit@s en una sola bolsa...hoy era el día para confirmar mis sospechas, mi mujer estaría aquí para ir juntas, pero por lo que ya sabemos -su trabajo- viajó ayer por la noche... =(  

Estos síntomas tan exagerados...este cansancio extremo...el no poder probar casi alimento por las terribles náuseas a toda hora del día...yo pensaba que no era posible que fuera por un solo bebé...eran dos...lo presentía...

Llegamos puntuales a las 10:00 a.m., el doctor se demoró más de una hora por una cirugía de emergencia que tuvo, mientras yo ya estaba con mi bata puesta y acostada en la silla de exploración, incluso Angie y mi mamá que nos acompañó para cuidarla en lo que yo salía, entraron a hacerme compañía y plática, en lo que mi princesa me preguntaba acerca de todo lo que veía en la sala, y si ya podría ver al bebé...nuevamente se salieron porque demasiado tiempo en un solo lugar a mi preciosa no le hace mucha gracia. Cuando por fin llegó el doctor colocó el transductor y apareció el saco con un hermoso bebé dentro...su edad gestacional de 8 semanas, y un maravilloso parpadeo que nos hacía ver su corazoncito latir fuerte..!!! Todas ustedes que son madres sabrán muy bien lo que sentí...fue un alivio para mi corazón y una felicidad extrema el ver que ahí estaba...viv@, presente, creciendo en mi interior...
El doctor movió un poco el transductor para ver otro ángulo... y ahí estaba... Un nuevo saquito hizo su aparición... aunque vacio y pequeño...la edad gestacional de acuerdo a la medida es de 6 semanas (tiempo en que aún no se ve nada), pero muy dispar en cuanto a fechas porque bajo ninguna circunstancia pudo haber sido concebido dos semanas después...a menos que mi mujer ya tenga algún don desconocido...jejeje...

En fin...estoy emocionada y muy muy feliz, mi mujer está nerviosísima, porque saliendo lo primero que hice fue llamarla y contarle.  Estamos asustadas también, porque sabemos que probablemente no progrese, y finalmente sea absorbido por mi cuerpo...pero como siempre, queremos pensar positivo, visualizar dos hermos@s bebés creciendo y luchando por la vida...y nosotras, aquí estaremos...de la mano...esperándol@s...

martes, 8 de junio de 2010

¿Berrinches....yooooo???

Nuestra princesa tiene ya 31 hermosos meses...cómo ha crecido!!! ...parece que fue ayer cuando llegaba con ella en brazos del hospital, aún vivíamos en la casa que mi mamá nos prestó para que no siguiéramos pagando renta...mi mujer había comprado un edredón para nuestra cama que hacía juego perfecto con el moisés-minicuna de Angie, toda la recámara estaba llena de globos grandes y pequeños...con angelitos, con bebés y niñas, con arcoiris, estrellas, y uno especialmente lindo que decía "Thank you"...ese "gracias" me hizo un nudo en la garganta y me sentí tan feliz de poder hacer madre a esa mujer que tanto amo...era toda una princesita...completamente vestida de rosa pastel (como la mayoría de su ropa hasta hace poco tiempo...todos regalos...), desde su primer día de nacida ha sido una niña muy buena...ni siquiera lloraba para comer, esperaba pacientemente a que yo cubriera su necesidad de alimento (lo que hacía a las 3 horas o 3 horas y media a pesar de que me dijeron que no lo hiciera...que esperara su llanto...pero yo me imaginaba que tal vez se le olvidaría comer...así que le ofrecía el biberón que presurosa aceptaba)...conforme pasaron los días, cuando sentía hambre, ella ya sólo paraba un piquito como de pajarito que espera que caiga el gusanito...

Esa princesita creció...y creció...y creció...y ahora...sigue siendo una princesa, pero una princesa con voluntad propia, con gustos definidos y un temperamento fuerte, que si bien sigue siendo muy buena, cada día se define más como una niña que lucha por lo que quiere, que se esfuerza por lograr lo que se propone, que analiza, indaga, explora y finalmente actúa cuando cree que puede lograrlo...y si no lo logra... sigue intentándolo hasta que lo consigue...persistente y perseverante como su Ma...

Hace un par de meses nos estamos enfrentando a una nueva etapa en su desarrollo, una etapa complicada pero igual de hermosa que todas las demás que hemos pasado juntas...es una etapa en la que comienza a tomar sus propias decisiones y lucha porque su voluntad sea respetada, empieza a gustarle la autosuficiencia y espera que la aceptemos, puede identificar lo que le gusta y le disgusta y lo reclama imperiosa o lo rechaza con vehemencia... sí...los famosos berrinches, rabietas, caprichos o como deseen llamarles han hecho su aparición en nuestro hasta hace muy poco apacible hogar...

No sé si fueron las circunstancias lo que detonaron su aparición: un nuev@ bebé, el que yo estuviera en reposo una semana y casi no le hiciera caso, el que mi mujer se tuviera que ir precisamente esos días, el que mi madre muy amablemente viniera a apoyarnos y a darle la razón en casi todo lo que hacía...o fue finalmente todo junto...pero los berrinches llegaron...

Al principio creí que no podría manejarlo correctamente, leía los artículos y pensaba "no puedo estar pensando lo mismo que estas madres..."...pero sí, así me sentía, tal como esas madres y padres describían sus sentimientos acerca de las rabietas de sus hij@s...es como si de pronto esa pequeñita tan frágil, tan indefensa, tan hermosa y dependiente de tí hasta ahora...se convierte en una casi dictadora, intolerante, enojada, gritona, y hasta respondona criatura...!!!! Y que además cuando la enfrentas dice con tal seguridad: -¿Berrinches...yooooo? Yo no hago berrinches...si yo soy muy bien portadita...  (¡¡¡!!!)   ...qué fué lo que pasó?? cómo dejé que esto ocurriera?? no me di cuenta?? qué estoy haciendo??? ...sin duda preguntas obligadas (creo yo) de nosotras las madres...

Pero no es para tanto...a base de buscar orientación adecuada en cualquier medio posible (impreso, electrónico, pediatra, familia, etc...) no es más que una etapa que tiene-tenemos que vivir...así que aprendiendo, sin duda se vive de la mejor forma que se puede...
  
¿Qué son las rabietas? 
Descripción del problema. Las rabietas son más fáciles de reconocer que de definir. Típicamente incluyen llorar, gritar, patalear u otras muestras de ira o frustración. Conductas menos dramáticas comprenden las quejas persistentes, los chillidos y la irritación. 

Epidemiología.  
El 50-80 % de los niños de 2-3 años tienen rabietas al menos una vez a la semana y el 20 % al menos diariamente.
El 60 % de los niños de 2 años con rabietas frecuentes continuarán teniéndolas a los 3 años. De éstos, el 60 % continuarán haciéndolo a los 4 años.
La prevalencia de «rabietas» explosivas permanece aproximadamente en el 5 % a lo largo de toda la infancia.
Las rabietas importantes se acompañan a menudo de otros trastornos de la conducta significativos, como trastornos del sueño o hiperactividad.
Las rabietas no se relacionan con el sexo o la clase social.
No existe una predisposición genética o familiar. (1)
Etapas del berrinche
Antes de empezar se eleva la frustración, casi siempre comienza con un "no" o "no quiero", después inician intensamente el llanto y los gritos y de ahí puede seguir hasta hacerle daño a alguien intencionalmente, como pegar o morder, y en algunos casos excepcionales se hacen daño a sí mismos golpeándose contra el suelo o las paredes. El berrinche en un grado muy alto y que lleva tiempo de estarse ejercitando como recurso para conseguir algo, puede hacer que un niño se prive, es decir, que deje de respirar por algunos segundos.  Una vez que el berrinche se desactiva el niño luce triste y arrepentido, solloza y se acerca a su madre. El pequeño necesita ser apapachado y es importante hacerle sentir que a pesar de lo ocurrido lo amamos. Entre mayor es el niño muestra mal humor por más tiempo. (2)

¿Cómo actuar frente a los berrinches/rabietas de mi hijo?
Primero, debemos entender que es absolutamente normal que nuestros hijos demanden, pidan y tengan deseo de todo y en todo momento. Pero ésto es imposible de ser satisfecho, y tampoco es sano para él.
Marcando pautas claras desde el nacimiento, mostrándole lo que puede y no puede hacer, vamos construyendo el antídoto para el berrinche:
Poniendo límites y los "NO" bien claros.
Si bien cada familia y cada hijo es único e irrepetible, detrás de un limite está siempre la necesidad de nuestros hijos de ser contenidos y la nuestra de contenerlos. (3)

5 maneras para controlar los berrinches 
1. No le hagas mucho caso. Durante el berrinche, el niño literalmente está fuera de mente, un experto, Hoecker, J., señala que con la carga de emociones se anula la corteza frontal del cerebro, el área que toma las decisiones y resoluciones, por eso el razonamiento no ayuda, pues en ese momento no está funcionando esa parte del cerebro. Así que no hay nada que hacer en el momento, pude decirse que hasta es pero, por eso es mejor esperar a que el llanto y pataletas acaben para poder dialogar con él. 

2. Dale a tu hijo un poco de espacio. El niño por sí solo debe acabar con su enojo, lo único es asegurarse que en su berrinche no haya manera de que pueda herirse o herir a los demás. Los niños son capaces de llegar hasta sus sentimientos, tirar de ellos y recuperar el control por sí mismos, sin tener que llegar a gritos o batallas campales. 

3. Crea una distracción. Si el niño está interesado en algo más, el enojo y ofuscamiento desaparece. Una buena opción para distraerlo y llamar su atención es llevar en tu bolso algún juguete, dulce o alguna golosina que le guste. Hay mamás, quienes perciben un berrinche antes de que se inicie, y utilizan la estrategia de la distracción con gran éxito. Los niños tienen bastante corta su atención, lo que hace posible que se desvíen fácilmente de ella. 

4. Averigua lo que realmente es frustrante para tu hijo. Esto funciona muy bien para niños menores de 2 y medio años, cuando su comunicación es limitada, pero tienen todos esos deseos, pensamientos y necesidades que deben satisfacerse. Si esto no se cumple, sobreviene la frustración. Así que no vendría mal solidarizarse con él para entender esas necesidades. Palabras como: “Muéstrame lo que quieres” “Qué quieres hacer”, serían de gran utilidad. 

5. Abrázalo. Quizá creas que en un momento de berrinche es la última cosa que querría el niño, pero realmente ayuda a calmarse. Se trata de un grande y firme abrazo sin decir una sola palabra. Los abrazos hacen que los niños se sientan seguros y de alguna manera se les hace saber que estamos preocupados por ellos, aún cuando no estés de acuerdo con su comportamiento, digamos que el abrazo es el lugar más seguro para sus emociones. (4)

¿Cómo prevenirlos?
Para prevenir que los niños tengan un berrinche, enséñele a los niños a describir y ponerle nombre a sus emociones. Escúchelos antes que se salga fuera de control. Tenga una manera de lidiar apropiadamente con los conflictos. Tenga un lugar seguro – un lugar donde puedan expresar con seguridad su ira. Enséñeles a esperar su turno y a seguir una rutina. Los padres necesitan aprender a no “engreír” a sus niños con cosas. Algunos padres compran lo que sea que un niño quiera. Eso le da al niño la sensación de que es dueño del mundo, y que todos deberían darle lo que él quiera. (5)

¿Qué no se debe hacer? 
Ceder ante sus deseos  Con la rabieta el niño presiona a los padres y consigue que le den lo que quieren con tal de que se calle. Por eso, no hay que comprarle la golosina que ha generado la rabieta o darle el juguete que le hemos quitado.  Probablemente la rabia cobre intensidad, sobre todo si antes cedías y dejas de hacerlo, no te preocupes y mantente calmado, estará observando todos tus gestos y cuando pase un rato y se dé cuenta de que no consigue lo que quiere, se calmará. Pero recuerda ser fuerte en ese momento. 

Pegar o gritar  Aunque sea lo que más te apetezca en ese momento, no servirá de nada que le regañes, le pegues o le grites. Normalmente los niños no saben ni por qué se han puesto así. Esta reacción suya les desconcierta y asusta y no saben cómo controlarla. Si además les pegamos o chillamos, les vamos a asustar más todavía y su reacción se empeorará. 

Alterarte o enfadarte  Si te alteras, te pones nervioso, te hace gracia, o tienes cualquier reacción que no sea la de permanecer como ni no pasara nada, lo que le estás transmitiendo es que te estás implicando en su rabieta y sólo vas a ayudar a empeorar la situación.
Has de enviarle un mensaje claro: le vas a ayudar cuando se calme. Y hasta que eso no ocurra, ignórale, aún cuando sus gritos y llantos te coman por dentro y te sientas muy mal. Has de mantenerte al margen, el niño necesita de tu paciencia y apoyo, y por supuesto no le pierdas de vista. 

¿Qué hacer cuando el niño se ha calmado? 
Una vez que se ha calmado y sus nervios empiezan a relajarse, tu reacción ante él sólo ha de ser de cariño y comprensión. Es lógico que en ese momento quieras regañarle y que por no hacerlo te sientas mal, pero en el aprendizaje del niño las cosas funcionan de otra manera. 
Tu actitud debe ir acompañada de un mensaje en el que le hagas saber que estás feliz porque ya se ha calmado por él mismo. De esta manera estamos desarrollando su autonomía, esa por la que él comenzó la rabieta.

Dependiendo del origen de la rabieta has de hablarla con él, enseñándole que cuando tenga un problema es mejor pedir ayuda o, si se siente mal, antes de continuar que te lo diga para que le puedas ayudar.


Estos son los dos mensajes que han de aprender: La importancia de calmarse por ellos mismos y la importancia de hablar o de pedir ayuda que, en definitiva, supone aprender a comunicar los sentimientos. 
(6) 

1. Comportamiento de los niños
2. Consulta sexual
3. Planeta Mamá
4. Nosotros 2
5. Los niños en su casa
6. Todo papás

martes, 1 de junio de 2010

Día de los Blogs de Familias LGBT


Éstas, nuestras familias, no tendrían por qué celebrar un día diferente al que celebran el resto de las familias como SU día...somos familias tan comunes como cualquier otra, están fundadas por una pareja que un día, como todas las demás, se encontró, comenzó a conocerse y a enamorarse tan profundamente que lo único a lo que aspiraban ya, era a tener una vida común...despertar en la misma cama, compartir el desayuno, salir a las actividades que cada una eligió para ser feliz en el ámbito laboral, con la ilusión de regresar a casa con la mujer amada... y esa vida, esa familia ya constituída como tal, a pesar de no contar con una sola instancia (no en nuestro país) que nos reconozca, ni civil, ni religiosa... al paso de los años, comienza a desear ardientemente compartir la felicidad que viven con alguien más...un hij@ comienza a estar presente en sus mentes y conversaciones cada noche antes de dormir, cada  paseo en el que se cruzan con bebés en brazos y niñ@s correteando al lado de sus padres, l@s sobrin@s comienzan a ser parte importante en la vida de ésta pareja...y sin duda ese anhelo comienza a cristalizarse...pero contrario a lo que cualquier otra pareja tendría por parte de sus amig@s, madres, padres, herman@s y hasta desconocidos...ésta pareja no recibe felicitaciones por su decisión...sino críticas severas, señalamientos de toda índole, ofensas y palabras que hieren lo más profundo del corazón... comienzan las dudas, los miedos de qué pasará con ese pequeñ@...cómo l@ tratarán...comienza a sentirse una zozobra tan terrible que hace que esa familia busque incansablemente respuestas a sus preguntas y temores... y por fin se lance al abismo... con sólo dos manos entrelazadas y dispuestas a enfrentar todo y a todos... y finalmente llega...ese hij@ amado desde hacía tantos años ya... un hij@ que vivirá en una familia como cualquier otra, que trabaja duro diariamente para proporcionarle la mejor vida posible, que juega junta, que ríen, que baila, que se disgustan y se contentan, que reprenden y corrigen, pero que aman por sobre todas las cosas...eso, desde mi propia experiencia y lo que he podido conocer a través de esta familia bloguera... es una familia LGBT...una familia como cualquiera...
 
Daisypath Anniversary tickers Daisypath Anniversary tickers