Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Fifth Birthday tickers

viernes, 23 de julio de 2010

Dignidad...u orgullo?

Hace un par de días, Angie nos preguntó por nuestros abuelos...ambas le dijimos que ya estaban en el cielo, con Diosito, que ahí van los abuelos que ya están muy viejecitos, para ser muy felices y cuidarnos siempre, pero que aquí hay un lugar a donde podemos ir a recordarlos, ella dice que es un jardín de flores, pues la hemos llevado varias veces cuando mi mujer y yo acudimos a dar mantenimiento a la lápida de mis abuelos maternos; la familia de mi madre es una familia extensísima, y sin embargo, nosotras somos las únicas que procuramos que el lugar esté en las mejores condiciones, pues aparte de por el cariño que yo profesé hacia ambos, principalmente hacia mi abuelo, me siento en paz al saber que mi mamá está tranquila de que por lo menos nosotras no olvidamos a sus padres...

A los abuelos de mi mujer, en cambio, no nos es posible visitarlos puesto que toda la familia de ella es originaria del D.F., por lo que a los funerales de sus dos abuelos paternos que fueron casi seguidos al inicio del año pasado, sólo asistió ella, desplazándose desde el lugar que en ese momento estaba trabajando...

Volviendo al tema, después de nuestra explicación, mi princesa nos preguntó si sus abuelitos estaban también en el cielo, le respondimos que no, y le dije: -Pregúntale a Ma dónde están...  -Tú sabes quién es tu abuelita, acuérdate -fue su respuesta. -¡Es Tita! Ella es mi abuelita, pero ¿dónde está mi abuelito? -exclamó Angie- ...aguardé unos segundos esperando a que mi mujer le dijera que también N. y P. como nuestra princesa llama a sus padres, son sus abuelos...pero lo único que le dijo fue: -Tu abuelito vive en otra casa, pero casi no lo vemos...  Y volteó a verme como pidiendo auxilio para su contestación...

Me sentí un poco contrariada, pues sinceramente esperaba que le hiciera saber a nuestra hija que también sus padres son sus abuelos, y no sé porqué no lo hizo...quiero creer que por temor a que resulte lastimada en algún momento, puesto que en varias ocasiones, cuando hemos salido con sus padres y hermanos, nos hemos topado con sus conocidos, quienes de inmediato preguntan si es su nieta, a lo que presurosos contestan: -"No, como no tenemos nietos, pedimos prestada a una..."  El primer día que ocurrió esto no le di importancia, creí que necesitaban tiempo, la segunda vez tampoco, pero en las ocasiones subsiguientes esto comenzó a molestarme, me hacen sentir como una extraña con su hija que sale a pasear con ellos...!  La última vez que ocurrió le dije a mi mujer que porqué no les decía que sí era su nieta...la verdad no recuerdo qué me contestó... Ayer fue cumpleaños de su hermano, mi suegra llevó a Angie a la tienda y al regresar nos contó la misma historia...que se encontró a "X"...a quien le dio la misma respuesta... Yazmín le dijo: "Pues dile que sí es"...y cambio de tema por parte de todos... Sigo contrariada...

Desde el día que Angie nos preguntó por su abuelo, mi padre ha estado presente en mi cabeza, no dejo de pensar acerca de qué debo hacer... Dejé de hablarle a mi papá cuando tenía aproximadamente 6 meses de embarazo de Angie, en una fiesta en casa de mi hermano, cuando entré para ir al baño (una de las 20 veces) me salió al paso y me cuestionó acerca de porqué estaba embarazada, que no le había notificado que me había casado o que si me habían asaltado en una noche de antro y había terminado así...la verdad ya no recuerdo qué más me dijo, pero sí recuerdo que me dejó mucho más dolida de lo que lo había hecho en toda mi vida...sentí una profunda rabia que emergía de mi pecho y miles de imagenes de mi infancia y juventud se agolparon de pronto en mi cabeza...no puedo recordar ni siquiera qué le contesté...sólo recuerdo que regresé al lado de mi mujer con la vista borrosa y como si caminara en otra dimensión, mi mamá y una de sus hermanas estaban sentadas con nosotras...y las 3 me escucharon atónitas... 

La fiesta siguió mientras en mi cabeza trataba de recordar una sola vez en que mi padre me hubiera dicho: "¿Tienes dinero para tus gastos?", "¿Ya compraste tus libros?", "¿Cómo te fue en la escuela?", "¿Necesitas algo?"...no puedo recordar una sola ocasión... Mis únicos recuerdos de él cuando fui una niña, es alcoholizado, discutiendo con mi madre...nunca vi violencia física, y el único día que vi una amenaza hacia ella, yo era una adolescente, fue el día que dejó de hablarme bien porque me interpuse en su camino... "¡No te metas en nuestros asuntos!" me gritaba en el oído... Desde ese día nos hablamos lo mínimo indispensable...

Años después él se fue de la casa, pero no los problemas...la casa estaba a nombre de él aunque ella la pagó, mi madre tenía otras dos casas pero se negaba a dejar el hogar donde habían crecido sus hijos y el lugar que tanto sacrificio le había representado...así que como aquella vez en la cocina...volví a quedar enmedio de ambos, que se disputaban la casa...al ser aún menor de edad, él me dejó la casa para que viviera yo o quien yo decidiera el tiempo que quisiera, situación que acepté por mi madre, para que no tuviera que salirse de su hogar...siento que eso para mí fue como un ancla que me mantuvo atada con él...como si le debiera algo y por lo que me ví obligada a volver a hablarle y doblegar mi orgullo...

Mucho tiempo después, logré convencer a mi madre que dejara esa casa, que sólo le traía problemas a ella y a mí incomodidad...lo hizo cuando yo tendría alrededor de 4 meses de embarazo...ese día me sentí libre, mi espalda se descargó de un peso que sostuve durante muchísimos años... Hasta esa tarde en que me cortó el paso para cuestionarme cosas de las que no tenía el más mínimo derecho...ese día me sentí una fiera que debía defender a su cría de quien fuera necesario y como fuera preciso...ese día decidí que él no merecía conocer a mi hija, que él no se había ganado en 32 años ese derecho...cuando nació Angie, mi hermana mayor -que le habla muy bien- me dijo que mi papá quería ir a visitarme, recuerdo que volteé a verla con rabia en los ojos, y señalándola con mi dedo índice le dije: -"No te atrevas"...

Hoy mi hija pregunta quién es su abuelo...lo ha visto un par de veces en alguna fiesta...él la mira con ternura, y comenta con mis dos hermanos mayores que es igual a mí...ella no se le acerca...no sabe quién es... Yo...ahora no sé qué hacer...no sé si le estoy quitando el derecho a mi hija de conocer y convivir con su abuelo, no sé si acercarme otra vez con él sea sano para mí o todo lo contrario...no sé si lo que está en juego es el perdón o la dignidad... no sé qué hacer...

martes, 20 de julio de 2010

La vida es para vivirla...!

Ayer dimos el primer paso de preparación del cumpleaños de Angie...apartamos el salón que los dos años anteriores ya no habíamos alcanzado por su alta demanda...pero ya está!  Es muy amplio, con muchos juegos y alberca para niños...Angie estaba feliz y nosotras radiantes de saber que será un día maravilloso para ella...aunque ya quiere que llegue la fecha...

Estas dos semanas han sido de mucha actividad recreativa... a veces pienso que salimos demasiado, estando en plena crisis...pero después  reflexiono y definitivamente estoy convencida de que la vida nos la han dado para vivirla y disfrutarla al máximo...sí, tenemos deudas y las pagamos, aunque más despacio de lo que pudiéramos si nos limitáramos en mayor medida, pero no gozaríamos la vida tanto como lo hacemos...y esa fue una lección que aprendí cuando tenía también 3 meses de embarazo... de Angie...

Una agradable tarde de domingo, nos encontrábamos de visita mi mamá y yo en casa de una de mis hermanas, mi cuñado había hecho un exquisito menudo y desde muy temprano llegamos a pasar el día, mi mujer estaba en Coahuila, recién se había ido el día anterior, después del concierto de Shakira en el estadio de futbol (el que por cierto no agradó mucho a mi princesa pues tuve que permanecer en mi asiento)...una llamada marcó el inicio de una semana por demás dolorosa...la hermana de mi madre le avisaba que el hijito de 6 años de mi primo hermano estaba muy grave en el hospital...nunca se supo la verdad...el diagnóstico: una bacteria desconocida entró a su cerebro causándole muerte cerebral y a los 6 días la corporal... Algunos hermanos y cuñados de mi primo son médicos, el niño recibió la mejor atención posible, consideraron incluso su traslado a Estados Unidos...pero era tarde... El niño llegó caminando al hospital por un simple dolor de estómago...y ya no salió.

De más está decir lo que la familia entera vivimos esos días, en mi cabeza quedó para siempre grabado el grito de dolor más terrible que he escuchado (y que espero no volver a escuchar), cuando mi primo y su esposa llegaron a la funeraria...entraron ellos solos primero con su hijito...y todos en ese lugar sentimos oprimido el pecho y lloramos a mares al escucharlos... Ese día decidí que viviría la vida intensamente... y con mi hija en mi vientre le prometí darle la mejor vida que me fuera posible en todos los aspectos... Meses después de lo ocurrido, mi primo no dejaba de lamentar no haber comprado aquella camioneta azul con la que su hijito tanto soñaba...él tenía la posibilidad de hacerlo...pero a veces los seres humanos silenciamos esas voces internas que nos dicen "vive el día de hoy...no sabes si el mañana llegará..."

De ninguna manera queremos que nuestra hija sea una niña en exceso consentida o caprichosa...sabe que hay límites, que a veces no podemos comer donde ella quiere o comprar el juguete que le gustó...sin embargo, cada día que pasa, queremos que sea un día feliz, que hayamos reído hasta cansarnos, que hayamos disfrutado una rica comida, que hayamos sentido nuestro amor y nuestros apapachos...que hayamos vivido intensamente ese día especial...

Así que si nos apetece, salimos a comer al puesto de taquitos rojos y quesadillas, a las flautas y patitas de puerco, a un rico pozole, enchiladas, elote asado, frituras, algodones de azúcar, manzanas acarameladas, a franquicias de comida rápida o a elegantes restaurantes de cocina internacional... a pasear al zoológico, a jugar a la pelota en una plaza, a hacer burbujas en un parque, a un balneario, a dar de comer a las palomas o a los patos, al cine aunque debamos salir por lo menos 2 veces al baño, al circo, al ballet, al teatro...si disponemos de tiempo (y dinero aunque no sea mucho) tomamos nuestras maletas y llevamos a nuestra princesa a conocer y disfrutar de nuevos lugares de nuestro hermoso país...pero siempre, siempre las 3 juntas...y ahora l@s 4!

La vida...es para vivirla... y vivirla bien!!!

viernes, 16 de julio de 2010

¡¡¡FELICIDADES ARGENTINA!!!


Una maravillosa noticia de igualdad, democracia y justicia para Argentina, América Latina y el mundo entero...

Desde México nos alegramos y brindamos por un país latino ejemplar en el respeto a los derechos de todos sus ciudadanos.
¡Salud!

domingo, 11 de julio de 2010

¡FELICIDADES ESPAÑA!



¡FELICIDADES Y A FESTEJAR EN GRANDE!

sábado, 10 de julio de 2010

Lo sabe en el corazón...

 La racha de lluvia y lloviznas no ha cesado...todo parecía en calma, por lo menos en nuestro hogar...mi mujer tiene aquí una semana y seguirá otra más...todo era perfecto...pero hace algunos días, ya anochecía en nuestro trayecto a casa, después de una hermosa tarde de feria, Angie nos había dejado estupefactas al querer subirse al teleférico y a la montaña rusa de gusanito...! Pero qué ha pasado con nuestra bebé!!!! Claro que dadas mis condiciones...jejeje... pretexto perfecto para que la voluntaria sea Ma, quien se aferraba con una mano al barrote del gusanito y con la otra apretujaba tanto a Angie que casi ni se le veía...a ninguna de las dos nos agradan demasiado esos juegos de subir y bajar con rapidez, o de volar...como decía nuestra princesa fascinada mientras el teleférico hacía su recorrido...los juegos de siempre, aunque los probó, como que han pasado a la historia..."yo ya soy gande, ¡muy gande!" es su contundente argumento...

Sentada en su sillita, de pronto nos dice:  -Yo no tengo dos mamás, tengo sólo una. -Sentí que la sangre se me iba hasta los pies, giré mi cabeza hacia mi izquierda, y nos vimos con una mezcla de asombro, incertidumbre, susto, preocupación, y no sé cuánto más... Ambas volteamos a verla, mi mujer desde el espejo colocado para tal efecto, y le pregunté: -¿Quién te dijo eso? ...yo sabía que esas palabras no podían provenir de nuestra bebé...  -Mi Tita (por abuelita...mi madre)  -fue su respuesta-.

Aguardamos a llegar a casa para verla a los ojos, le recordé que había muchas familias diferentes, le puse ejemplos de personas y caricaturas que ella conoce, pero su respuesta fue:

-Yo no quiero tener dos mamás, SÓLO UNA!!   ...sobra decir que mi corazón estaba roto en mil pedazos... no puedo ni imaginar el de mi mujer...

En vano fueron las explicaciones, recordarle que la espérabamos y la amábamos desde mucho antes de nacer, que Ma le decía "toc toc" en mi panza y ella le respondía con pataditas...así jugaban y esa historia en particular le fascina...todo fue en vano...

Con el llanto contenido en sus ojos y desbordante en los míos, mi mujer sólo me abrazó y me dijo: -Es muy pequeña aún, fácil ha sido confundirla. No te preocupes, ella sabe quién soy, lo sabe en el corazón...

Como se imaginarán, eso no me ha consolado...he pasado unos días terribles, sin querer hacer nada, sin levantarme casi, pensando cómo mi propia madre puede hacerle eso a mi hija...me he sentido con ganas de reclamar, de gritar, de correr...pero no puedo más que llorar...

Hoy estamos por salir a verla, me ha llamado todos los días para ver si "está bien la niña", cosa que me ha molestado de sobremanera, se lo digo pero no le importa, ayer me pidió que la lleve a recoger un cachorro que compró, imagino que como "gancho" para Angie...que adora todo tipo de animales (qué niñ@ no!)...accedí porque sé que está sola, al paso de los años, a pesar de tener 6 hijos, 5 yernos/nueras, 22 nietos y 1 bisnieta...nadie la visita, todos se han ido alejando como yo lo hice algún día, y como he querido volver a hacerlo... pero no puedo...

Recién despertó Angie y nos encontrábamos en nuestros apapachos matinales cuando me dijo: 
- Yo no quiero a Ma. (se fue a trabajar temprano)
- ¿Por qué dices eso, princesa? (regresando el nudo a mi estómago)
- Porque dice mi Tita que ella no me quiere...

Le di todos los argumentos posibles para que se diera cuenta de cuánto la quiere, de cuánto quiso que llegara a nuestras vidas, de lo felices que fuimos al tenerla por fin en la pancita...inútil otra vez...
- Yo sólo quiero que esté aquí mi mami y mi Tita, no Ma!

No puedo entender cómo alguien puede tener tanta vileza en su corazón como para decirle estas cosas a una bebé de menos de 3 años...cómo alguien puede ser tan ruin para confundir un pequeño corazoncito que apenas está comenzando a vivir...cómo una mujer que es madre, puede causar tanto dolor en una familia y querer destrozarla sólo por no estar de acuerdo con la forma en que viven...

Yo sé que Angie ama profundamente a Ma, las dos lo sabemos, porque lo vivimos diariamente, porque cuando llega de trabajar corre a sus brazos y le cuenta todo lo que ha hecho, porque no habiendo motivo llega a donde está sentada y le planta besos por doquier, porque viene y la jala del brazo para llevarla a probar lo que ha cocinado especialmente para ella...

Por eso no entiendo, no entiendo a mi madre, y cada día que pasa, quisiera más que este corazón mío no se desmoronara... no se doblegara ante sus ofensas y pudiera alejarme de ella, pero no puedo, me siento la peor de las hijas con sólo pensarlo, porque ya todos lo han hecho... porque sus motivos han tenido y han preferido guardar distancia...porque al final de cuentas, saben que la menor estará ahí...dispuesta...

Sólo que ahora hay una pequeña de por medio, una princesa que me fue entregada del cielo para cuidarla, para amarla y protegerla...y no he podido protegerla de ella...no sabía que debía hacerlo... No sé qué hacer, mi cabeza me dice una cosa y mi corazón otra... Angie ama a su abuela y su abuela a ella...aunque ahora no sé si a lo que está haciendo pueda llamársele amor...

jueves, 8 de julio de 2010

¿Mariposas?

Todo el día he recordado aquella fría tarde de 1996...tú sentada en esa banca...me viste...te ví...y veniste presurosa a darme un abrazo tan tuyo...tan diferente... que aún puedo sentirlo en mi piel...susurraste en mi oído "te estaré esperando"... y esas palabras que para tí tal vez tenían otro significado... desnudaron mi cuerpo...y mis sensaciones...me fuí de ahí de la mano de ella... no sin antes dejarte mi chamarra...hacía un frío intenso...sabía que tendría boleto de regreso...que me aseguraba volver a tí...

Aún eras una "colegiala"...jejeje...sólo dos años mayor que tú...pero mi vida ya tenía mucho camino recorrido...y te amé... ese día te amé aunque eras "prohibida", así que volví al lugar donde nos conocimos...sólo para estar contigo... para oler tu perfume, para sentir tu mirada...

Y así...sin tú darte cuenta (eso creo) pero yo deseándolo desde el primer día... en aquel trigal...el sol cayó primero...


Aún no es invierno...pero tampoco primavera...sin embargo, las mismas mariposas vuelan en derredor...

jueves, 1 de julio de 2010

De lluvias y lloviznas...

 Fotografía: Mi burbuja

Desde anoche no ha parado de llover, por nuestra calle pareciera que corre un río...aunque afortunadamente no entra el agua a las casas...! Esta lluviecita imparable es la analogía perfecta para mis últimos días...el lunes, me dice el doctor que sólo hay un bebé, el otro ya no está... Ese mismo día me ofrecieron otra aplicación de exámenes el martes, lo que creí favorable para despejar mi mente y mejorar mi estado de ánimo, además de que obtendríamos un ingreso que no contábamos...mi hermana que trabaja en la tarde (también maestra) aceptó gustosa cuidar de Angie en lo que yo regresaba, y al ser tan consentida por ella, Angie también se quedó feliz... salí de la escuela lista para ir por mi princesa y la camioneta no arrancó...se habían robado la batería y cortado varios cables...así que el ingreso que tendría lo pagué por adelantado...gracias a Dios que al contar con una familia numerosa, rápidamente acudieron en mi auxilio en aquella escuela de una zona de la ciudad no muy adecuada para una mujer sola...

Es muy triste lo que está pasando en mi país, la delincuencia está a la orden del día...tanto que hasta afortunada me considero al ser víctima únicamente del robo de una batería...las cosas por aquí están cada vez más graves, que hasta siento temor de hablar al respecto...cada día hay cosas más violentas y lamentables, cada día se saben varias historias desgarradoras, de personas comunes, de familias como cualquiera...que nos hace pensar hacia dónde nos dirigimos, hasta dónde va a llegar todo esto... yo ya no me siento libre ni siquiera de salir sola con mi pequeña a mi mismo fraccionamiento, ya no se diga a un parque o plaza...ni siquiera a los centros comerciales...es tan complicado vivir con temor...antes las familias comunes no nos preocupábamos demasiado por la inseguridad, pues si ocurría algo era a los núcleos de familias adineradas...eso es historia...
 
Y bueno, pues para rematar...el miércoles vino otra de mis hermanas de visita, mi mamá tiene con nosotras 2 semanas, desde que Yz no está, así que todo iba perfecto, platicamos de todo un poco...hasta que mi hermana en mi cara...y en mi casa...le dice a mi madre que su hijo (de 20 años) le había pedido permiso para salir en una obra de teatro de gay... sobra decir su reacción, que fue como si le hubiese dicho que le quedaban 2 días de vida..."¡pero se volvió loco!", "¿qué le pasa?", "se lo prohibiste, verdad?"...mi hermana, en total acuerdo con ella le contestó que le había dicho "no entiendo porqué quieres hacer eso", "después te van a confundir", "te van a decir marica", "¿de dónde aprendiste eso?", "tú eres homofóbico como TODOS nosotros" (¡¡¡y en mi cara...y en mi casa!!!!)

Me quedé anonadada con lo que estaba escuchando, veía sus rostros de total desaprobación por un simple papel en una obra de teatro...qué podía esperar que dijeran de mí a mis espaldas...si eso decían frente a mí...  Siguieron con su diálogo ante mis ojos incrédulos y mi boca sellada como si me hubieran puesto pegamento...ni siquiera sabía qué decir, no encontraba palabras ni fuerzas para decir todo lo que deseaba...

Y el tiro de gracia sin duda, de parte de mi madre, que le dijo "no lo dejes juntar con esa muchacha (la prima que mis sobrinos siguen frecuentando a pesar del divorcio de mi hermano)", "seguramente tiene puros amigos gays y lesbianas, qué asco!!"...y una sarta de ofensas que prefiero no recordar...  No pude decir nada, mis ojos incrédulos y redondos como platos de pronto se apagaron, sentí un nudo en la garganta y lágrimas a punto de brotar...así que lo único que le dije como pude fue "fíjate a quién se lo estás diciendo..."

Cuando mi hermana se fue, mi mamá y yo tuvimos una discusión muy fuerte, creo que no le pareció que le dijera eso delante de mi hermana, pues el problema era en torno a mi relación con mi mujer... amo a mi madre, la respeto y la valoro...pero cada día me cuesta más morderme la lengua para decirle lo que realmente estoy pensando cuando me ofende tanto... pensé que se iba a ir a su casa, pero no...se quedó... sé que hace un esfuerzo por ayudarme, sé que trata de apoyarme a que no me sienta tan sola... pero a veces es tan dura conmigo...que quisiera que se fuera...

Anoche con una torrencial lluvia de fondo, cerré la puerta de mi recámara, con mi princesa a mi lado...y rompí en llanto, ese llanto contenido que traía desde el lunes, anoche finalmente salió...mi muñeca me abrazaba, me besaba tan cariñosamente, y me decía: "¿porqué lloras, mami?", "yo estoy contigo", "te amo con todo mi corazón"...palabras que debieron calmarme...pero que por el contrario me hacían sentir más vulnerable...más sensible...más dolida...

Sigue lloviendo...sólo espero que en mi corazón...hoy no llueva...
 
Daisypath Anniversary tickers Daisypath Anniversary tickers