Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Fifth Birthday tickers

lunes, 30 de agosto de 2010

Dolorosa convalecencia

Angie estuvo enfermita todo el fin de semana, contrajo su primera gripe del Jardín de Niños...el viernes la maestra me comentó que había llorado un poco al final de la jornada, diciendo que quería a su mami, que se le había hecho muy extraño...le comenté que había dormido tarde porque tuvo una larga siesta y supusimos que esa era la causa... Llegamos a casa, comió poco y se quedó dormidita en el comedor, en el colchón de su corral que casi nunca usó, subí por unas frazadas y mientras comenzaba a asear la cocina llegó mi mamá, a quien había invitado a un espectáculo de patinaje sobre hielo, que a mi princesa le hacía tanta ilusión...
Le ofrecí de comer y platicamos un rato en lo que dábamos tiempo a que Angie descansara bien...cuando medio despertó escuché que respiraba raro...tenía completamente congestionada la nariz y los ojos llorosísimos y pequeñitos... lloró un poco y volvió a dormirse en mis brazos...justo en la mañana había planeado hacer cita con el pediatra porque ha comido poco y mal...pero pensé que podría esperar al lunes para llevar a Angie a divertirse...mala decisión...

Esperé a que mi pequeña volviera a despertar para observarla y llamar a mi hermana si era necesario... despertó peor...así que cambiamos de planes y en lugar del paseo nos dirigimos a casa de su doctora favorita, aunque iba enojada diciendo que ella no estaba enferma mientras cruzaba sus bracitos y hacía su peculiar gesto de enojo...al llegar la convenció de revisarla y le recetó tres medicamentos para un agente viral...

Todo el fin de semana estuvo convaleciente, aunque mucho mejor que el viernes y de mejor ánimo por el medicamento (excepto a la hora de tomárselo)...el sábado fuimos a ver a las "princesas bailarinas", mi hermana mayor con su nieta, mis otras dos hermanas con sus hijas pequeñas, mi mamá y nosotr@s 3, porque mi mujer aún sigue en Puebla...como imaginarán todo un relajito...

El domingo nos la pasamos en casa recuperándonos del ajetreo, pues nuestro paseo se prolongó desde la 1:00 p.m. hasta las 2:00 a.m...porque el espectáculo era dentro de la Feria que concluyó el fin de semana, así que las otras niñas no perdonaron ir a los juegos mecánicos, tiburonario, delfinario, etc....hasta a mis sobrinos mayores encontramos por ahí, que andaban viendo a una banda de rock que se presentaba a las 7:00 p.m....en fin...
Al anochecer, antes de bañarnos, me pidió que le pusiera la "canción de Ma" (la que está en la parte superior derecha)...pero cuando se terminó comenzó a llorar muy triste...me dijo que la extrañaba mucho y que ya quería que viniera...que le pusiera el cuadrado donde podía verla y saludarla en la computadora...le expliqué que no era posible, porque su Ma estaba en el trabajo y no podía conectar su computadora al internet ahí para platicar...más llanto...

Le dije que podía ponerle la canción que canta con Ma (Ain't no mountain high enough) para que se alegrara...accedió de inmediato...pero al terminar, otra vez el llanto...así que le puse la que trae de moda porque se la acaba de enseñar mi mujer: In the jungle...sólo así se fue cantando hasta la ducha...

Terminé de ponerle su pijama (aunque ya casi todo lo hace sola) y me dijo: 
-Mi amiga P. me dijo que su papá no era mi papá. 
-¿Por qué te dijo eso, princesa? -le respondí intrigada-
-Porque ella me dijo que era su papá y yo le dije que también quería que fuera el mío...y ella dijo que no, pero su mamá dijo que sí podía ser el mío también...

Un tambo de agua helada cayó sobre mi cuerpo...no sabía ni qué decir...ni qué pensar...ni cómo actuar... 
-El papá de tu amiga P. no es tu papá, mi amor, tú no tienes papá como muchos niños y niñas no tienen papá, o algunos no tienen mamá.  Tú tienes dos mamás, recuerdas? Ma y yo somos tu familia, somos tus mamás...
-Pero yo quiero tener un papá...no dos mamás...

No sé que siento al recordarlo mientras escribo...pero no puedo dejar de llorar...es una mezcla de dolor, de impotencia, de angustia...de pronto cruzaron por mi mente tantas cosas tan horribles que dicen en todos los medios impresos y electrónicos acerca de nuestras familias...en ese momento me sentí tan egoísta, tan mala mujer y sobre todo tan mala madre...hacer pasar por esto a mi hija que ni siquiera ha cumplido los 3 años... de pronto me sentí vulnerable y un blanco fácil de todas las críticas porque yo misma las estaba viviendo con mi pequeña...

La abracé mientras le decia:
-Nosotras te amamos muchísimo, princesa, te esperamos mucho tiempo y lo único que deseamos es que tú seas feliz, no eres feliz?
-No, es que yo quería tener un papá como mi amiga P. -fue su respuesta-  La abracé más fuerte mientras trataba en vano de detener mis lágrimas...

Me separó de su cuerpo y preguntó:
-¿Estás triste?
-Sí, preciosa, me siento muy triste... -mientras cubría mi rostro y fuertes sollozos salían de mi boca- ...yo sólo quiero que seas una niña feliz...
-No llores, mami, por favor no llores... -me decía con su carita preocupada y con lagrimitas en los ojos mientras me acariciaba-
-No princesa, no voy a llorar... (sequé mis lágrimas, mientras me contenía tanto como podía) ...tú tienes una familia especial, que te ama muchísimo, que te hemos amado tanto desde hace mucho mucho tiempo...
-¿Desde que estaba pequeñita en la pancita de mami?
-Sí, mi reina, desde entonces y mucho antes...
-Pero P. tiene un papá y yo no...

De pronto me escuché diciendo algo que corregí inmediatamente, porque sé que salió desde mi experiencia personal y desde mi afán por quitarle esa idea de la cabeza...
-No creas que los papás son buenos...  -y corregí-  ...hay muchos papás que son muy buenos y cuidan a sus hijos, pero también hay papás que no se preocupan por sus hijos...igual que las mamás, hay mamás muy buenas y hay otras que tampoco se preocupan por sus hijos ni los cuidan.  Tú no tienes papá, pero tienes dos mamás que te cuidan mucho, y que siempre buscamos que seas feliz...  Recuerda que D. y A. no tienen papá (sus primos)
-Pero tienen perro... (¿¿??)
-Sí, es cierto...y tú tienes un pajarito...

No recuerdo ni cómo terminó nuestra conversación...creo que me fui a traerle la cena...me sentía tan abrumada... pensaba en cómo le hacían tantas madres lesbianas para hablar del tema a sus hij@s...si habrían pasado por lo mismo... cómo lo resolvieron...pero no encontraba respuesta...como no la encontramos cuando preguntó mi mujer por mail a las únicas dos familias de dos mamás que conocemos en México (una sólo por su blog y otra en persona) acerca de cómo fue el ingreso a la escuela de sus hij@s...

En momentos como éste me siento tan sola...como una lanchita enmedio del océano...que debe llevar a su hija hacia un puerto seguro enmedio de la tormenta...y aunque hay barcos a los lados, para todos pasamos desapercibidas... en momentos como éste quisiera conocer a alguien...a una sola familia...que mi hija sepa que no es la única niña que tiene dos mamás... porque afortunada o desafortunadamente todas sus amiguitas tienen papá y mamá...nuestro fraccionamiento es nuevo, tod@s somos jóvenes y con niñ@s pequeñ@s...no tiene referencia alguna de otro tipo de familia, más que la que ve hasta en las caricaturas...

Sé que fueron muchas cosas para que dijera eso, sé que extraña mucho a su Ma, sobre todo porque la esperábamos para el sábado en la noche...le cuesta mucho aceptar su ausencia prolongada...y sufre... Sé que tenía el malestar de la enfermedad, que se encontraba más sensible que de costumbre...pero eso no quita lo que siente en su corazoncito...lo que dijo a su amiga...sé que aún es pequeña, que falta tiempo para que lo asimile bien, sobre todo por la falta de más referentes...pero duele...y duele más que a ella le duela este proceso...

Al irnos a la cama, le pregunté si ya había rezado, mientras la persignaba...me dijo que no, se puso de rodillas en su cuna y mirando al cielo dijo:
-Buenas noches, Diosito, discúlpame por decir que el papá de P. es mi papá...

Esto en lugar de alegrarme, me conmovió profundamente y me consternó...pude palpar la culpa en mi pequeña hija... pude ver cómo lamentaba un acto por el que me había visto llorar amargamente...le dije que Dios la amaba mucho y no estaba enojado con ella, ni nunca lo estaría...que Él la amaba tanto como Ma y yo lo hacíamos...y que siempre ibamos a estar a su lado, para cuidarla...

Rodeé su cuerpecito con mi brazo y se quedó profundamente dormida...

jueves, 26 de agosto de 2010

¡¡Maestia!!

Esa fue la palabra de nuestra pequeña mientras corría a su lado a abrazarla y se cerraba la puerta del aula que se quedaba con nuestro tesoro...estoy comenzando a escribir y finalmente dejo que las lágrimas rueden abundantes... esa mañana afuera en el patio de su Jardín de Niños me contuve, aunque caminando por el estacionamiento no pude evitar que se me escaparan dos, mientras mi mujer me decía: -Ella estará bien, está feliz!

La noche anterior ninguna de las tres podíamos dormir... finalmente a Angie la venció el sueño a las 9:00 p.m....y aunque en silencio, ni Yazmín ni yo podíamos conciliarlo...de pronto me dijo: -Me siento como las noches del 5 de enero de hace muchos años...me mata la ansiedad y no quisiera dormirme esperando el momento!  -Yo no estoy ansiosa -le respondí- yo quisiera que la noche fuera muy larga...que el día tardara en llegar y me dejara a mi bebé siéndolo un poco más...me acurruqué en sus brazos y sólo así pude dormir...

Desperté a las 4:30 a.m. y aunque lo intenté no pude retomar el sueño...me levanté a ver la televisión seguida de mi mujer...Angie despertó a las 6:00 a.m... probablemente por lo ansiosa que se encontraba también... vio dos programas de televisión en su cama, en lo que nosotras nos arreglábamos y terminábamos de preparar su uniforme y lunch.  Desayunó muy bien, y gustosa se puso su uniforme, sonreía sin parar en los cientos de fotografías que su Ma le tomaba...


A las 7:50 a.m. nos dirigimos al colegio, caminaba con pasos firmes y muy contenta...mientras no dejaba de sonreír... llegamos...y no volteó hacia atrás... no le dimos un beso ni ella a nosotras...supongo que no esperábamos esa reacción de su parte...creo que en nuestra mente de mamás creíamos que nuestra pequeña nos miraría a los ojos temerosa y nosotras la animaríamos en su primer día de clases, creímos que la abrazaríamos y besaríamos para darle nuestro apoyo y le aseguraríamos que muy pronto estaríamos de vuelta por ella...qué equivocadas...! Nuestra pequeña es ya tan grande! Tan independiente y segura de sí misma...

Al llegar por ella recibimos la más hermosa sonrisa que puedo recordar...de una niña feliz, radiante...un sol! Varios niños continuaban llorando, a los que ella según nos platicó, les decía: -No te cocupes, tu mami va a venir muy pionto... Afuera del colegio compramos un helado y caminó al lado de su amiguita vecina, que está en el mismo grupo que Angie...

Ese fue su primer día en el Jardín de Niños...nos platicó que jugó con plastimasa, hizo un dibujo, cantó una canción con su maestra y comió casi todo su lunch.  No paraba de hablarnos de su maestra durante la comida, y de pronto me escuché diciendo a mi mujer con voz melancólica: -Comienzan a desplazarme... -No digas eso -me respondió-  ...lo sé muy bien...yo he estado del otro lado...

Ayer llegó feliz también, sobre todo porque era día de visitar la granja, donde según sus cuentas hay 3 conejos, 3 borregos, 3 gallinas y 2 gallos... Y hoy... hoy se levantó a las 5:00 a.m., diciéndome que ya no se podía dormir porque ya iba a empezar el Jardín de Niños y debía estar lista...

Angie está feliz con su nueva vida...yo la extraño...y mucho... Pero no hay nada tan gratificante y maravilloso que ver a ese diminuto ser que hasta hace muy poquito tiempo dependía completamente de nosotras...hoy comienza a abrir sus pequeñas alitas para emprender su propio vuelo..

domingo, 22 de agosto de 2010

¿Escuela pública o privada?

El lunes pasado, Angie y yo nos levantamos temprano para la inscripción, llegamos al Jardín de Niños antes de las 9:00, para encontrarnos con un letrero en la puerta que decía "A los padres de familia que realizaron la preinscripción en febrero y quedaron de traer sus documentos faltantes, se les recibirán mañana 17 de agosto de 9:00 a 12:00"... Sin bajarnos de la camioneta, nos perfilamos al trabajo de mi mamá, mientras le enviaba un mensaje de que nos esperara para desayunar juntas; mientras tanto, pensaba en lo tendencioso que era ese cartel, pues las madres y padres que preinscribimos en febrero, no quedamos de traer documentos por faltarnos...ésa fue la indicación, que no se nos recibirían documentos originales hasta el día de la inscripción el 9 de agosto...día que como ustedes saben nadie en el Jardín de Niños se presentó para recibirnos...en fin, pensé que ésa era siempre la política en las escuelas públicas, hacer parecer que era el padre/madre de familia quien no hacía las cosas como debían ser...

Ese día por la tarde, mi mujer llamó diciendo que venía para acá...aparte de alegrarme por el hecho de tenerla de vuelta en casa, me dio mucho gusto que siempre sí podríamos ir las tres a realizar el trámite...y así lo hicimos, llegamos temprano al Jardín, yo me formé en una muy corta fila mientras Angie correteaba por el patio con su Ma, quien la vigilaba de cerca y jugaba con ella en el "mono", "avión" y figuras geométricas pintadas en el piso...pudimos notar una que otra mirada extrañada de las maestras que pasaba por ahí, por cierto ya no tan jóvenes... Llegó nuestro turno y entré a la dirección, en lo que observaba caminar hacia acá a mi mujer con nuestra hija...entregué los documentos a la maestra, quien ni siquiera hojeó uno solo de ellos, volteó a verme, giró su cabeza de reojo para ver a Yazmín con Angie que se dirigían presurosas al lugar y me dijo: -Lo siento señora, no puedo recibir a la niña...  Me quedé petrificada, sintiendo un baño de agua helada sobre mi cuerpo...no podía creer lo que estaba escuchando...le pregunté la razón...y me contestó que se dio prioridad a los niños que preinscribieron a tiempo... Le contesté que habíamos preinscrito a la niña el primer día de las preinscripciones, el día 2 de febrero y que ella me confirmó que Angie tenía su lugar asegurado...titubeó un poco y bajó la mirada para dar una ojeada rápida a la ficha de preinscripción, e inmediatamente me contestó: - Ah! sí, lo que pasa es que sólo vamos a recibir a los niños que ya tengan los 3 años cumplidos... (¡¿?!) ...le recordé la reforma educativa donde se expresa que para ingresar a 1° de preescolar los niños deberán cumplir los 3 años hasta antes del 31 de diciembre... y prosiguió: -Si gusta buscar en otro Jardín de Niños a ver si la reciben... (entonces dónde queda el argumento de que sólo los niños con 3 años cumplidos?) ...aunque bueno, también puede inscribirla este año a un colegio particular, y a ver si se la recibimos el próximo año... (¡¡¡¿¿??!!!)  -Entonces no me va a recibir los documentos... fue mi contestación -ya un poco molesta-  -Si, en febrero se los recibo con mucho gusto...

Me levanté del asiento y sin despedirme de mano abandoné la dirección, no quise decirle lo que pensaba porque de pronto mi plan perfecto estaba en el suelo...faltaban sólo 4 días hábiles para que comenzaran las clases y ya no teníamos un plantel educativo para nuestra hija...! Sabía que la única manera era la ya muy conocida en nuestro país...las palancas...o sea que alguna autoridad de esa directora la obligara a recibir a la niña... Realicé las llamadas pertinentes, mientras mi mujer y yo dialogábamos al respecto afuera del Jardín de Niños...

Mi mujer no dejaba de decirme: -Dios sabe por qué hace las cosas...tal vez esto sea lo mejor...tal vez esta escuela no es el mejor lugar para Angie ni para nuestra familia... yo no quería comprender cuánta verdad había en sus palabras, me sentía indignada, ofendida, maltratada y de pilón, sin poder decir nada porque estaba segura de que al final de cuentas la directora, quisiera o no, iba a recibir a Angie y no quería acarrearle represalias...

En lo que esperábamos la respuesta de mi hermano y hermana (a los que llamé para pedir su ayuda), fuimos a ver el colegio particular que se encuentra a una cuadra de nuestra casa, es un colegio muy grande y bonito, con mucha población escolar desde preescolar hasta secundaria, mi familia ya me había cuestionado el porqué no la inscribíamos ahí...pero como comenté en el post de Preinscripciones, yo creo...o creía  =(  ... en el Sistema Educativo Nacional...en las Escuelas Públicas...en l@s maestros que aunque mal pagados acuden diariamente a "educar"... me he topado con pared...he visto con mis propios ojos y vivido en carne propia la discriminación en una escuela pública...

En fin...llegamos al colegio y mientras Yazmín bajaba a Angie de su silla, yo me adelanté a preguntar si tenían lugar aún para 1° de preescolar...con una amplia sonrisa me recibieron y mientras me confirmaban la disponibilidad, me dieron toda la información acerca de costos, sistema que se trabaja en Preescolar, y me invitaron a pasar a conocer sus instalaciones... Mi mujer y Angie ya se habían adelantado a esa zona, que está separada del resto del colegio por una reja no muy alta, pues viendo los murales de dibujos animados creyeron que ahí era donde yo estaba preguntando... los salones eran enormes, recién pintados, con gran cantidad de material en excelentes condiciones, área de juegos muy grande, con césped muy bien cuidado, baños impecables y muchos rostros sonrientes y amables... triste reconocerlo, pero un mundo totalmente opuesto al Jardín del que veníamos...

El único pero...los costos, la mensualidad es muy alta y la inscripción con libros, ni se diga...sentadas en la camioneta afuera del colegio, recibimos la llamada de mi hermano y poco después de mi hermana diciéndonos que la directora nos recibiría los documentos sin problema cuando los lleváramos... pero comenzamos a reflexionar acerca de lo que habíamos visto y vivido en ambos lugares...en lo que queríamos para nuestra hija, en el costo emocional que el otro Jardín de Niños representaría para l@s 4...y la llegada próxima de nuestr@ bebé, que con una enorme panza y/o un bebé recién nacido, sería mucho más fácil trasladarme a una cuadra de casa caminando, que manejar en el tráfico de hora pico durante 15 minutos...así que sin más...decidimos que tal vez deberemos limitarnos en otras cosas, probablemente ya no inscribamos a Angie en la escuela de natación o de danza...además de que es casi seguro que los horarios no serán compatibles, pues ingresará a las 8:00 y saldrá a la 1:45...y agotada...

Regresamos para pedir fecha de exámen de ubicación, que sería al día siguiente a las 9:00...día que empleamos para ver cuánto tiempo requerimos de preparativos matutinos para estar a tiempo en el colegio... Al llegar nos sentamos en la sala de espera, cuando Angie vio llegar una maestra, sin siquiera decir adiós corrió a tomarla de la mano, mientras ella se dirigía a las dos y nos decía: -Enseguida se las traigo...  Alrededor de 45 minutos después regresó nuestra pequeña con paleta en mano y otra maestra, quien nos dijo: -Tienen una niña muy inteligente! ...(¿tienen?...estoy soñando...o en una dimensión desconocida...?)  Nos mostró a las dos la hoja de evaluación, donde efectivamente todos los aspectos cognitivos que le evaluaron fueron excelentes, su autoestima es muy buena y su lenguaje muy amplio y bien pronunciado... =D

El único "detallito" de nuestra princesa es que le gusta hacer su santa voluntad. ...Si lo sabremos nosotras...! -Es la reina de la casa, verdad? fue la pregunta de la maestra al leernos los aspectos a trabajar... Ambas sonreímos y asentimos, y le dije... -además de que tiene muchas tías que la tratan como si fueran abuelitas...así que ya sabrá...!

Llegó la directora y entre las dos nos explicaron el método que utilizan, que es el método AMCO...el horario es tan largo porque la mitad de la jornada su clase es en español y la otra mitad en inglés, llevarán un libro en cada lenguaje cada mes, hasta cubrir 8 meses completos...en total 16 libros... los que ni en la secundaria yo llevé! El sistema está estructurado en función de la teoría de la inteligencia emocional y de las inteligencias múltiples...teorías que nos eran familiares porque al nacer Angie, mi hermana mayor nos regaló un maravilloso compendio de libros titulado El poder de la Inteligencia Emocional, mismo que nos ha ayudado a comprender las cosas realmente importantes en la vida de un bebé...

En fin, que estos días nos hemos visto enfrascadas en compras de una laaaarga lista de útiles escolares excesivamente específica, dos lindos uniformes de jumper y pants, zapatos y tenis especiales, mochila, lonchera, calcetas, mallas, camisetas, etc... Y lo más divertido...forrar cajas, botes, marcar ropa, hacer bastillas...con lo que me gusta...! =S

Mañana temprano iremos a entregar el material y el martes nuestra princesa llegará al primer día de su vida académica... se ve tan hermosa con su uniforme...!  ...y sí... sé que lloraré como magdalena...ya siento ese nudo en mi garganta...

viernes, 20 de agosto de 2010

Haciendo un alto

 Ayer por la tarde decidimos que era hora de hacer un alto (bueno, más yo porque ella me insistía hace tiempo), el miércoles por la noche llegábamos a casa al mismo tiempo que nuestros vecinos de la izquierda...como se imaginarán, Angie saltó de la camioneta para ir a "saludar a X."...claro que la intención real no era solamente saludar...cuando entré por ella a su casa mientras mi mujer conversaba un poco con M.(el papá), las dos pequeñas ya se había subido a la recámara a hacer de las suyas...

Eso sí, no me puedo quejar, cuando le grité a Angie que bajara, de inmediato lo hizo aunque se alcanzaba a escuchar la voz de su amiguita que la instaba a continuar...pero ya abajo, se percató del triciclo de X. en el que presurosa se montó, por lo que la bajé cargada con el consiguiente "jaloneo" de su parte... ¡la diversión apenas comenzaba y yo quería llevármela!...

Como pude la cargué, mientras K., la mamá de su amiga me preguntaba sobre nuestra decisión final para el Jardín de Niños de Angie...tardé sólo unos pocos minutos en contestar brevemente, mientras en mis brazos se me revolcaba cual "gusano en sal" una criaturita de poco más de 15 kgs y casi 1 mt. de estatura... M. ya se había metido a su casa, lo que me hizo suponer que mi mujer también se había retirado para preparar las cosas del baño... así que continué con nuestra feroz lucha...

Saliendo de la casa de nuestros vecinos la bajé a petición suya y se despidió amablemente de todos, caminando traquilamente hasta nuestro hogar...en ese brevísimo trayecto comencé a sentir una ligera molestia en el vientre... pensé que había sido el esfuerzo de estar "luchando" con Angie y que no tardaría en pasarse... continuamos con nuestra rutina...preparé la ropa de Angie, me metí a bañar y en lo que me cubría de crema anti-estrías, Ma y Angie me siguieron los pasos en la regadera...cuando ellas salieron yo aún seguía de pie, pero con más molestias...así que me recosté y le dije a mi mujer que no me sentía del todo bien... llamamos a mi hermana, quien después de interrogarme y recomendarme que estuviera pendiente de los movimientos de nuestr@ bebé, me recetó un medicamento para evitar que el útero se contrajera y un analgésico...mi mujer se encargó de dar de cenar y acostar a Angie, mientras se le comenzaba a dibujar un rostro de preocupación...sobre todo porque yo no dejaba de tocarme el vientre para localizar los movimientos, que hasta ahora no había sentido más que un par de veces aisladas...creo que la necesidad de sentirlo me causaba más frustración al no lograrlo, pues aún tiene mucho espacio y no se alcanza a percibir...

Ayer por la mañana al despertar, no sentía molestia alguna... hasta que me levanté...era como si me hubiesen pateado el vientre, pero aún así preparé el desayuno con las cosas que Ma y Angie habían ido a comprar al super, que está a una cuadra de nuestra casa... Yazmín se fue a trabajar pasadas las 11:00 y como un día antes la mamá de X. le había dicho a Angie que traería a la pequeña a jugar...decidí comenzar a asear la planta baja...sólo llegué hasta la barrida, porque el andar de pie me estaba causando ya mucha incomodidad y comencé a preocuparme realmente...

Recién me había acostado cuando llegó mi mujer, poco antes de las 3:00... -Vámonos con tu hermana.  Fue su casi-órden, ante mi insistencia de ir mejor a comprar los uniformes y zapatos de Angie...  Llegamos con ella, me revisaba en tanto Angie en las piernas de mi mujer y viéndome las dos, comía sopita con carne que le sirvió su primo D. que es su ídolo como ya sabemos... yo ponía muecas de dolor... -Sí, es el útero, lo tienes un poco inflamado por el esfuerzo que hiciste, aunque afortunadamente no tienes ninguna contracción...  

Yo quise continuar con nuestros planes, e ir a comprar lo que teníamos previsto...pero mi -en extremo preocupada- mujer, me dijo: -Nos vamos a la casa a que reposes... Así que condujo hasta el otro extremo de la ciudad con dos mujeres enojadas, porque al decirle a nuestra pequeña que iríamos de compras hasta el día de hoy, no le agradó mucho...igual que a mí... y traía la "trompa parada", los brazos cruzados, mientras no cesaba de decir: "Estoy enojada"... aunque se le pasó cuando en la tienda de la esquina su Ma le compró un helado...

Llegando subí las escaleras muy despacio, porque la revisión me causó más dolorcito del que ya tenía...me acosté y no me volví a levantar (bueno, sólo al baño =D)...Yazmín trajo de comer para las tres, pero Angie ya no quiso nada...tomé el medicamento y me quedé dormida un rato, mientras ellas cantaban Ain't No Mountain High Enough y bailaban al más puro estilo de Stepmom...

Llegó la hora de dormir y al acostarnos en nuestra cama para que Angie conciliara el sueño (en su cuna dentro de nuestra recámara...por cuarta vez...) me acosté sobre mi derecha, tomando la mano de nuestra pequeña...mi mujer me abrazó, y rodeó mi pancita ya abultada... Y en ese momento, muchos pensamientos cruzaron mi mente... nuestr@ bebé se está gestando, requiere de mí y de mis energías mucho más que lo que nuestra casa requiera de limpieza...de pronto me sentí tan culpable de no prestarle la misma atención que tenía para Angie en las mismas condiciones...de pronto comprendí que él/ella merecía mucha más atención y cuidados de los que yo le estaba prodigando...de pronto sentí rodar unas lágrimas por mis mejillas por no acariciarl@, hablarle (aunque aún no escucha) o sentir aquellas mismas mariposas en mi estómago...

Angie no tardó en dormir, y al notarlo, mi mujer me dice en voz baja: -A nuestr@ bebé no lo he abrazado tanto como a Angie...pude sentir su cara rozar mi espalda y cuello...como quien busca un consuelo... De pronto las dos nos dimos cuenta de que Angie ha robado nuestra atención por su edad, por lo demandante de energías y tiempo que es...y sí, ella está aquí...brincando, corriendo, traveseando, riendo y alegrándonos cada minuto del día... Pero también aquí está él/ella...haciéndonos felices desde esa pequeña casita que ahora tiene...él/ella merece el mismo amor y cuidados...el/ella es nuestr@ hij@...tan amad@ y esperad@...

Más tarde iremos al ultrasonido, para verificar que no se haya desprendido ni un pedacito de placenta, que ese fue mi temor cuando vi que no se me quitaban las molestias... acudiremos a otro médico, pues el ginecólogo que nos asignaron (porque la doctora ya se fue de sabático a Italia...), aunque delicado y muy amable, no ha cubierto nuestras expectativas... así que por lo pronto, la única doctora que me hace seguimiento es mi hermana, que sin duda, hace su mejor trabajo...

Esperemos que est@ pequeñ@ por fin se deje ver...y en breve podamos compartir con ustedes a quién estamos esperando...

martes, 17 de agosto de 2010

Soles Extremo

En abril, como ustedes saben, acudimos a un campamento organizado por un grupo lésbico de Torreón, donde conocimos varias chicas y parejas provenientes de ese lugar y de Monterrey.  Poco tiempo después, por correo me preguntaron acerca de dicha actividad, por lo que coloco la información de lo que tienen programado y nos han hecho llegar, por si alguna de ustedes está interesada:


FIN DE SEMANA EN ARTEAGA
Este año lanzamos Soles Extremo, un campamento en el cual haríamos rappel y tirolesa en la Sierra, además de eso estábamos planeando también hacer matacanes para las personas más experimentadas. También, como parte de Soles Extremo el plan era formar un grupo de chicas para hacer un tour en Tamaulipas y Veracruz y terminar en los rápidos de nivel III.
Como todas ustedes saben las cuestiones climáticas (Alex) dejaron nuestros planes originales en un sueño a cumplir el año próximo, ya que el acceso tuvo daños por las lluvias. El lugar al que iríamos, cercano a Monterrey y Saltillo, tiene una carretera que está en reparación… aunque es posible que para Noviembre se pueda hacer algo, ya les avisaremos.
Por eso nos hemos puesto bigotes y sombrero, (una bandera de México alrededor del cuerpo) y todo el mes de Septiembre lo tendremos con diversas actividades. En nuestro campamento de Independencia, celebraremos por adelantado el Bicentenario...
Ven y acompáñanos 2 días y una noche en Arteaga, Coahuila.
Disfruta de la naturaleza...
¡Aprovecha un fin se semana de descanso y diversión!
Diviértete en la alberca techada y climatizada. Disfruta un paseo a caballo, fogata, actividades recreativas, carne asada, caminatas y mucha convivencia...
Evento exclusivo para mujeres mayores de edad. (ID Necesaria)
Lugar: Quinta La Joyita Arteaga, Coahuila
Fecha: 4 al 5 de Septiembre (Fin de semana).
Tenemos dos Opciones para asistir a este campamento:
Hospedaje en cabaña, comidas y bebidas incluidas $650.00 pesos por persona.
Hospedaje en dormitorio, comidas y bebidas incluidas $450.00 por persona.
(Las cabañas tienen dos cuartos con camas matrimoniales y los dormitorios tienen literas para 14 personas)

El costo NO incluye transportación. El lugar al que vamos está a 25 minutos de Saltillo y aproximadamente 50 minutos de Monterrey.
El depósito será en la siguiente cuenta 4136-51097 (BANAMEX) a nombre de Comunidad Lésbica Soles, AC. Se entregará un recibo que confirma el pago.
Confirma tu inscripción y depósito al correo soles.saltillo@hotmail.com
El último día para inscribirte será el 30 de Agosto de 2010.
El cupo es limitado, aparta tu lugar con tiempo.
Se planea la hora de llegada el sábado a las 8 de la mañana y así aprovechar al máximo las instalaciones. En cuanto confirmes tu asistencia te haremos llegar un correo con las especificaciones y logística del evento.
Cualquier duda o información estamos en el teléfono 01-871-731-0888 con Violeta Montenegro.

lunes, 16 de agosto de 2010

¡México, creo en ti!

México, creo en ti,
Como en el vértice de un juramento.
Tú hueles a tragedia, tierra mía,
Y sin embargo, ríes demasiado,
Acaso porque sabes que la risa
Es la envoltura de un dolor callado.

México, creo en ti,
Sin que te represente en una forma
Porque te llevo dentro, sin que sepa
Lo que tú eres en mí; pero presiento
Que mucho te pareces a mi alma
Que sé que existe pero no la veo.

México, creo en ti,
En el vuelo sutil de tus canciones
Que nacen porque sí, en la plegaria
Que yo aprendí para llamarte Patria,
Algo que es mío en mí como tu sombra
Que se tiende con vida sobre el mapa.

México, creo en ti,
En forma tal, que tienes de mi amada
La promesa y el beso que son míos.
Sin que sepa por qué se me entregaron;
No sé si por ser bueno o por ser malo,
O porque del perdón nazca el milagro.

México, creo en ti,
Sin preocuparme el oro de tu entraña;
Es bastante la vida de tu barro
Que refresca lo claro de las aguas,
En el jarro que llora por los poros,
La opresión de la carne de tu raza.

México, creo en ti,
Porque creyendo te me vuelves ansia
Y castidad y celo y esperanza.
Si yo conozco el cielo es por tu cielo,
Si conozco el dolor es por tus lágrimas
Que están en mí aprendiendo a ser lloradas.

México, creo en ti,
En tus cosechas de milagrería
Que sólo son deseo en las palabras.
Te contagias de auroras que te cantas.
¡Y todo el bosque se te vuelve carne!
¡Y todo el hombre se te vuelve selva!

México, creo en ti,
Porque escribes tu nombre con la X
Que algo tiene de cruz y de calvario:
Porque el águila brava de tu escudo
Se divierte jugando a los “volados:
Con la vida y, a veces, con la muerte.

México, creo en ti,
Como creo en los clavos que te sangran:
En las espinas que hay en tu corona,
Y en el mar que te aprieta la cintura
Para que tomes en la forma humana
Hechura de sirena en las espumas.

México, creo en ti,
Porque si no creyera que eres mío
El propio corazón me lo gritara,
Y te arrebataría con mis brazos
A todo intento de volverte ajeno,
¡Sintiendo que a mí mismo me salvaba!

México, creo en ti,
Porque eres el alto de mi marcha
Y el punto de partida de mi impulso
¡Mi credo, Patria, tiene que ser tuyo,
Como la voz que salva
Y como el ancla...!
Por Ricardo López Méndez

No he podido menos que recordar este poema, que aprendí cuando estudiaba mis primeras letras...mi madre, además de religión, siempre me inculcó un fuerte sentido patriótico, me llevó a conocer mi país, sus bellezas...y sus miserias... Desde que tengo uso de razón, escuché el Himno Nacional de pie, donde y con quien estuviera, así nos enseñó ella... "es el Himno de la tierra que los ha visto nacer, por la que han de luchar y si es necesario morir..."

El día de hoy la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha declarado constitucional el derecho de adopción para las parejas homosexuales, el día de hoy el sol brilla igual, pero veo a mi hija con una mirada diferente...el día de hoy mi princesa y mi pequeñ@ tienen la posibilidad de ser parte real y legal de la familia que tanto l@s amó desde mucho antes de nacer...el día de hoy, siento en mi pecho una inmensa alegría y paz...la vida de incertidumbre comienza a difuminarse...

En días pasados, la misma instancia declaró que los matrimonios civiles realizados en el Distrito Federal (pues es el único Estado que los permite) constitucionalmente deben ser válidos y respetados en toda la República Mexicana.

Hace algunas semanas, cuando la Procuraduría General de la República interpuso la denuncia para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación declarara inconstitucionales los matrimonios entre parejas del mismo sexo, comencé a preguntarle a mi mujer que cuándo nos casaríamos...ella me ama tanto como yo a ella, a veces hasta pienso que más...pero es un poco miedosilla... jejeje...nunca hemos andado en marchas, manifestaciones, es más, a antros gay fuimos si acaso 5 veces (además de que sólo hay 2 -o había, cuando éramos solteritas [sin hij@s]-), por lo tanto, pues no conocemos a ninguna familia o pareja lesbiana en nuestra ciudad...pero no por escondernos, sino porque las marchas por aquí son un poco "estrafalarias"... mucha lentejuela, vino y desfiguros...y demasiada poca seriedad al asunto...en fin... que con mi mujer, como en cada ocasión importante, le insisto...e insisto...e insisto... La primera pregunta con la que la acosaba era: "¿Cuándo vas a vivir conmigo?"... La segunda: "¿Cuándo vamos a tener un bebé?"... La tercera: "Cuándo vamos a tener otro bebé?"... Y la de turno: "¿Cuándo te vas a casar conmigo?...jejeje... dicen por ahí que las mujeres somos tercas como mulas...pero lo que queremos lo conseguimos... =D

Cuando se dio la resolución de que los matrimonios debían ser reconocidos en todo el país, "salió el peine"...mi mujer me dijo: "Sé que el día que nos casemos mi papá va a dejar de hablarme para siempre..."  Ese día comprendí lo difícil que estaba siendo para ella vivir su drama familiar...que aunque no son de gritos y sombrerazos como en la mía...el silencio puede ocasionar más incertidumbre y temor...  y bueno, pues yo ya llevo 15 años lidiando con mi familia...ella menos de 5...porque los otros 4 nunca imaginaron que yo era más que su "amiga"...

En fin...que había decidido dejar un poco de lado lo del "casorio"...aparte de por lo anterior, porque se aproximan varios eventos muy importantes en nuestras vidas: el cumple de Angie, la Navidad y la llegada de nuestr@ pequeñ@...todo esto incluye fuertes gastos, que aunque previstos, no dejan de mermar nuestra economía ya de por sí bastante comprometida... Además de que yo siempre quise casarme con un hermoso vestido, una preciosa fiesta y unos invitados que celebraran el amor a nuestro lado...pues el hermoso vestido no me cabría...la preciosa fiesta no podríamos costearla...y no tendríamos invitados...porque de nuestros más de 100 familiares serían 4, si acaso 5 los que felices nos acompañarían...y amig@s...aparte de ustedes que se han convertido en parte tan importante de nuestras vidas, sólo nos quedaron 5 entre las dos...!  

Pero pasando al lado amable del post, que se supone ese era el fin...con esta maravillosa noticia, que a pesar de todo lo que el clero reclame y se emberrinche...ha sucedido!  Así que creo que, aunque debamos viajar a la Cd. de México solit@s l@s 4 y firmar en el registro civil con no más presencia que la de nuestr@s amadísim@s hijos (que al final, sin duda es la más importante)... estamos muy próximas a poner por fin una fecha...para que nuestr@ pequeñ@ llegue a una familia legalmente constituída y pueda ser adoptad@ de inmediato -o si es posible antes- por su otra madre. 

Y concluyo con lo mismo que inicié...creo en mi país, en su gente, en su tierra... y este año de celebración por el Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución, para mí...sí tiene sentido...

domingo, 15 de agosto de 2010

1650 días

...desde que decidimos unir nuestras vidas para siempre... contra todo, contra todos...porque el amor y sólo el amor echa fuera el temor...

No puedo dejar de pensar desde el día del post de los recuerdos -no gratos- ésta...tu canción...bueno, una de tantas...! =D

¡Feliz Aniversario!  ¡Te amo!

viernes, 13 de agosto de 2010

Como en botica...

...de todo un poco y aquí va el "recuento"...
 Para empezar, nuestr@ pequeñ@ no se deja ver...yo estoy con el ansia loca de saber qué es para poder organizar las recámaras, ya que en caso de que sea una princesa compartirán recámara y la otra será de juegos, pero en caso de que sea un varoncito (como por cierto corre el 99% de las apuestas) cada uno tendrá su recámara y habrá que hacer caber todos los juguetes de Angie en su habitación con todo y su cama nueva "de niña grande" que será nuestra próxima adquisición...en ambos casos, desaparece nuestra recámara de huéspedes-estudio...ja! ahora no tenemos idea de a dónde mandaremos el escritorio con la compu y la mega caja de herramientas de mi mujer, además de que el clóset deberán compartirnoslo para abrigos, chamarras, vestidos, suéteres, sábanas, edredones y todo el tilichero que ya no cupo en nuestra recámara...en fin...

También estoy de lo más ansiosa por comprar la cama de Angie, pues afortunadamente nuestr@ bebé ya ha recibido bastantes regalitos (que no tengo aún dónde acomodar y eso me estresaaaaaa), la mayoría de mi hermana mayor, quien por cierto es la única que apuesta por una niña! por lo que gran parte de las prendas son preciosos mamelucos, blusas, camisetitas y hasta vestiditos color rosa...y ya tanto la han desilusionado que nos ha dicho: "pues si es niño le ponen la ropita para dormir"...jejeje...

Luego, el lunes pasado fuimos a la inscripción de Angie al Jardín de Niños, llegamos muy guapas las tres 5 minutos después de las 9 de la mañana, ya había 2 familias más y poco a poco fueron llegando más y más...al cabo de 45 minutos decidí llamar a mi hermano para preguntar el teléfono de la supervisión de esa zona porque no había nadie para inscribir...oh sorpresa! Me dice que todos siguen de vacaciones, que el 16 y 17 son las inscripciones y que no debí hacer fila, que no tendría problema alguno para inscribir a Angie...me ahorré mi comentario, pero definitivamente... odio el nepotismo!

Además de nuestra buena intención de hacer las cosas como deben ser, queríamos aprovechar para hablar con la directora acerca de nuestra familia, preguntarle si no habrá inconveniente alguno, pues aunque somos conscientes de que ellas no pueden controlar lo que piensen o digan los demás padres de familia o los mismos niños, para nosotras es muy importante lo que piensen o digan ellas como maestras de nuestra hija, que si bien, legalmente no es hija de ambas, sino de una madre soltera, Angie nos reconoce como su familia, sabe que las dos somos sus madres y deseamos que la escuela sea para ella el sostén y apoyo que todo niño es merecedor de tener...queríamos que nos conocieran, que vieran que no somos bichos raros ni pervertidas, ni andamos vestidas ni de lentejuelas ni tampoco con bigote y sombrero... pero todo se fue por la borda...mi mujer tuvo que partir el martes en la noche a Puebla y regresará hasta el próximo miércoles, por lo que deberé presentarme sola con nuestra hija a tratar de hacerle entender algo que creo que de palabra será menos efectivo que en persona...en fin...

Hace un par de semanas, después de 3 de andar de un lado para otro felices de la vida...nos quedamos en paz en casita, y nuestra querida hija aprovechó muy bien las salidas a pasear a la cuadra en su triciclo...pues ahora es amiguita de todas las niñas de nuestra calle! ...la mayoría son mayores que ella, sólo una es de su edad, otra que ya era su amiguita desde antes es mayor sólo un año pero nunca está en las tardes, otra 2 años mayor y todas las demás tienen entre 8 y 13 años según mis cálculos... me agrada mucho que mi hija sea tan sociable, que pueda hacer amiguit@s con tanta facilidad, pero también me preocupa...bueno, madre dejaría de ser si no me sintiera inquieta, no?  

Nosotras nunca la dejamos solita afuera, y sólo sale a jugar alrededor de las 6 de la tarde, aunque hoy le vinieron a tocar para que saliera a las 4... pues todas las demás niñas se la viven afuera desde muy temprano hasta pasadas las 10 de la noche y solas!! ...imagino que es por la temporada vacacional, pero a mi pequeña hija ya le gustó también...así que últimamente para que acceda a meterse a la casa a las 9 es toda una odisea...hoy precisamente tuve que sacar a la niña que es de su edad casi a rastras a las 9:30 después de darles a ambas de cenar, porque está acostumbrada a estar afuera hasta muy tarde...yo la verdad no comprendo...no sé si seré exagerada o anticuada...pero para mí una hora razonable de jugar es hasta las 8 de la noche en verano y las 7 en tiempo normal, cuando muy tarde...así que comenzando las clases espero que todo vuelva a la calma...porque de lo contrario, con la pena, pero nuestra niña tendrá que acostumbrarse a un horario adecuado...

Y hablando de clases...ya fuimos a ver las escuelas de actividades extras donde quisiéramos que Angie desahogue su inmensa energía...la llevamos a ver la escuela de gimnasia, de natación y de danza, porque aunque yo quería este año inscribirla a Exploración de las Artes, pues resulta que ahora es a partir de los 4 años...así que será el próximo año... aunque mi mujer insiste en que esa clase será una pérdida de dinero, jejeje...a nuestra pequeña le gusta pintar, ya tenemos varios murales en casa... le gusta el teatro, si vieran lo "teatrera" que es...! le gusta la música, pues "al son que le toquen baila"... pero definitivamente su actividad favorita de las 4 es la danza...si oye cumbias en el tianguis, donde esté se para a bailar o camina moviendo sus caderas con un ritmo envidiable! ...si escucha clásica se para de puntillas y coloca sus bracitos sobre su cabeza girando con tal soltura y gracia...que es imposible no imaginarla con mallas y tutú (que por cierto aún no le termino de hacer...de hecho no lo he ni empezado aunque ya me obligó a ir a comprarle la tela...ups!!) ...y así el ritmo que oiga, de inmediato lo hace suyo y lo baila sin parar! ...pero volviendo al tema...ella está fascinada y quiere todas obviamente, sólo falta ver qué horarios nos acomodarían mejor para tomar la mejor decisión y no dejar las cosas a medias...ya les contaremos...

Como se podrán dar cuenta, mi estado de ánimo ha mejorado bastante...pues mi cuerpo como todas me recordaban sabiamente, ha pasado la crisis y ha llegado la gloria!  Sobre todo cuando no existe riesgo alguno, gracias a Dios, cuando todo está perfecto y me siento con tanta energía y vitalidad, aunque claro, quisiera hacer todo al mismo tiempo...por ahora estoy empezando con la casa, que yo no sé por qué causa misteriosa, cuando se va mi mujer queda un tiradero...! y que conste que ella es muy trabajadora también en casa, se esfuerza por hacer todo y que yo tenga descanso el tiempo que ella está aquí...pero no sé...tal vez es porque andamos de un lado a otro, que se nos acumula trabajo en casa...que cuando ella se va, paso por lo menos 3 días para que nuestro hogar quede como a mi me gusta...así que seguimos manos a la obra, porque ahora tengo una ayudantita tan servicial y dispuesta...que espero siga así los próximos 20 años...aunque sinceramente lo dudo mucho!... =D

Y mi mujer...bueno! pues qué les puedo decir...que la extraño tanto y que Angie también la extraña muchísimo...se nos parte el corazón a las 3 cuando nos despedimos...y me duele tanto saber que se va con un nudo en la garganta y otro en el corazón, mientras sus ojos se llenan de lágrimas que nuestra princesa se apresura a limpiar, en tanto la besa y la acaricia...es un trago amargo, muy amargo... Aunque sé que ese trabajo tiene sus recompensas, pues pudo estar con nosotras todo el mes de julio, yendo a las plantas sólo uno o dos días a la semana, así que disfrutamos a tope esos, nuestros momentos... A veces pido tanto a Dios que le de otro trabajo aquí, con el mismo salario, pero aquí...sin embargo, a veces pienso que ese trabajo tiene tantas ventajas que en cualquier otro no tendríamos...no sé...no sé qué sea lo mejor para los 4...

Pero bueno, terminemos este post con la alegría del verano, y pensando que sólo falta una semana para que nuestra princesa vaya por fin al Jardín de Niños...lo pienso, nos visualizo en esa puerta...y siento algo raro en el pecho... sí...estoy segura que no podré contener las lágrimas...mi bebé...mi princesa...crece...y no habrá vuelta atrás...

miércoles, 11 de agosto de 2010

Llueve, llueve...

Ayer fue un día soleado, pero hoy, hoy llueve y llueve mucho. No he dormido bien, en el trabajo tuve que estacionarme lejos y a la salida me meti en grandes charcos para rescatar el coche, me tomo una hora regresar del trabajo, me duele la cabeza, no he cenado y no puedo salir porque sigue lloviendo...hoy llueve...hoy no estas junto a mi...te extraño hermosa!

martes, 3 de agosto de 2010

El instinto maternal

 Hace unos días mi mujer y yo hemos tenido varias charlas acerca de la maternidad lésbica y los grandes retos y temores que representa, ésto por una situación que viven unas chicas que conocimos hace algunos meses, muy parecida a la que nosotras mismas enfrentamos hace varios años; días después, leí un post maravilloso publicado por Hester Prynne en La letra escarlata y en una visita a un blog por el que hace mucho no pasaba, encontré algo también relacionado... Así que decidí escribir lo que para mí ha representado el camino-lucha interno por alcanzar la maternidad...

Existen mujeres que podría decirse, "nacen" con un instinto maternal excedido, o por lo menos siempre latente...yo soy una de ellas...desde muy pequeña, disfruté enormemente jugar con bebés, y siendo aún una niña, con bebés de carne y hueso, mis primeros sobrinos... la maternidad siempre fue para mí un área de la vida que quería cubrir, eso lo tuve muy claro desde la adolescencia... sin embargo, a pesar de que siempre fui muy "suertuda" con los chicos...en realidad nunca me gustaron, tuve novios para dar y regalar... jejeje... el primero cuando aún no llegaba a los 5 años...así que cuando decidí hacerme monja, mi familia en primer lugar se quedó con el ojo cuadrado, pues aunque desde muy corta edad me la pasaba en la Iglesia...nadie esperaba que fuera a "desperdiciar" mi vida entre las frías paredes de un convento... y más o menos como de película, la misma semana que iba a ingresar, un amigo de toda la vida me pidió que me casara con él, que hubiera querido esperar a que estuviéramos más grandes, pero que yo no debía cometer "el error más grande de mi vida"... y un día antes un amigo más reciente me pidió lo mismo y me dijo que esperaría al día que yo saliera, porque ese no era mi destino... Lo que son las cosas...y hasta los "caminos extraños de Dios"....fue en ese convento donde descubrí quién era yo realmente, aunque eso no implicó aceptarme del todo...pero esa es otra historia... ahí conocí a mi primera pareja...creo que al estar rodeada de mujeres, finalmente caí en la cuenta de que eso era lo que yo realmente quería... sí, amaba a Dios profundamente y lo sigo haciendo, pero probablemente la motivación que me llevó a ese lugar no era la que imaginé o tal vez fabriqué, sino que la vida como se me presentaba no era a la que yo aspiraba -formar una familia con un hombre-, así que acepté "resignada" la única opción posible que a mis 19 años yo veía... El año que estuve ahí, mi madre, sabiendo mi debilidad, no dejaba de regalarme bebés en cada oportunidad que tenía, con el mensaje implícito y explícito "si no vas a tener los tuyos, aunque sea ten de juguete"... y sí... acertaba... pues esto quebraba mi voluntad de continuar...y cuando por fin decidí salirme porque me había enamorado de una "hermana", viví el drama más intenso de mi vida, pensando en que quería estar con ella pero que eso me cerraba para siempre la oportunidad de ser madre...

Viví ese capítulo de varios años...pero mi instinto maternal, aunque lo quise apagar, no se borraba. Y sí, testaruda como siempre, pensando como la mayoría de la gente -por lo menos en mi país- que el mundo es cuadrado, decidí buscar a aquel chico que me dijo me esperaría...salimos un par de meses y nos comprometimos, yo no lo quería, mi interés con él era tener un hijo y punto -pero casada-, aunque eso me estuviera ocasionando tantos dramas emocionales internos, creo que al final -como casi siempre en mi vida- el corazón pudo más que la razón...y terminé con él, habiendo ya hasta comprado los muebles de la que sería nuestra casa, me sentía tan ruin de lastimar a un buen hombre y utilizarlo de esa forma, que preferí que las cosas terminaran mal a hacerlas peor...sin embargo, mi sueño de ser madre se esfumaba con él...

Regresé con aquella primera mujer de mi vida, pero al cabo de un tiempo reencontré y re-conocí a mi mujer, que como ustedes saben... me enamoró hasta la médula! ...y por primera vez en mi vida, mi visión cuadrada de familia comenzó a disiparse... deseé tanto tener un hijo...pero con ella, con esa mujer que tanto amaba...sólo que en ese camino que comenzaba a vislumbrarse tan posible y maravilloso...me encontré con una nueva pared...mi amada... 

Al igual que yo, ella fue educada en un ambiente religioso -aunque no tanto como el mío-, pero sí de una familia absolutamente "tradicional", esto le generó un millón de dudas y temores, muchísimos más de los que yo tenía... me hablaba de la figura paterna, de la discriminación, del "bien superior del niño" muy de moda con los actuales debates en nuestros países latinoamericanos... así que mi sueño que comenzaba a ver posible...se esfumaba otra vez...

Fue entonces cuando consideré que no podía -ni debía- continuar con una relación en la que yo no iba a ser -en el futuro- completamente feliz, la amaba más que a nada en el mundo, pero ese mismo amor me hizo pensar, por un lado, que tal vez sus dudas acerca de la maternidad un día le generarían más dudas acerca de nuestra vida en común y yo terminaría con el corazón roto, y por otro lado, creí también que yo merecía ser feliz y si yo no lo era completamente... sería imposible hacerla a ella completamente feliz... Todas estas dudas estaban en su "apogeo" cuando me ofrecieron un atractivo empleo a 8 horas de la ciudad, mi mujer estaba elaborando su tesis de maestría, lo que le ocupaba la mayor parte del tiempo los 7 días de la semana...y  yo, el poco tiempo que me quedaba libre, lo empleaba en estudiar la mía... aparentemente estábamos bien, ella me llevó a instalar, casi diario nos comunicábamos por teléfono o chat, aunque el departamento que yo rentaba no contaba con ninguno de los dos servicios, así que nuestro límite eran las 10 de la noche...yo salía a las 9 de trabajar...  

Mi "suerte" no se había acabado con los años...así que al cabo de unos meses comencé a salir con un compañero de trabajo...las lágrimas corrían a raudales por mis ojos -ante las miradas curiosas y extrañadas de todos en aquel establecimiento...aunque ella nunca lo supo- cuando por chat terminé con mi mujer...le dije que era lo mejor para las dos, que ella no podía darme lo que yo necesitaba para ser una mujer plenamente realizada y que yo no quería ser para ella una mujer incompleta que no la hiciera lo feliz que ella merecía (al menos eso era lo que estaba pensando, espero sí haberlo puesto así en aquellas líneas) ...regresé a mi casa comprometida, (aún no vivíamos juntas porque esperábamos a que ella terminara su tesis para no agregar el estrés por el drama familiar en su casa al enterarse de nuestra relación) ...fingí que era feliz, quise ser feliz, me esforcé en una relación que de antemano, en mi interior, sabía que no tendría futuro...ni siquiera pude aceptar más que breves e inocentes caricias de aquel hombre... yo estaba enamorada, amaba con tanta fuerza a una mujer, que no quería nada con nadie que no fuera ella...así que lo hice otra vez, rompí un segundo compromiso matrimonial...pero ésta vez por amor... sí, deseaba ardientemente tener un hijo...pero la amaba...

Sus grandes ojos no mienten, y sabía que ella me amaba tanto como yo...aún me culpo porque ella terminó un año después de lo planeado su tesis...medio año de su vida la hice sufrir pensando que yo era feliz con aquel hombre...nada más falso...el día que regresé a su lado y ella al mío...fue el día más feliz de mi vida, me sentí completa, radiante, enamorada y muy amada...ese día pensé "el tiempo lo dirá..."

Y efectivamente...el tiempo fue el factor clave...a su paso, volví a sentir esa necesidad latente en mi corazón y en mi cuerpo...no quitaba el dedo del renglón, pero ella tampoco... sin embargo, el amor sólo puede traer como fruto el amor mismo...comencé a ver en sus ojos una mirada diferente cuando nos topábamos en la calle con madres cargando a sus hijos, o niños corriendo por la plaza...lo mejor de todo...cuando nació mi sobrina...por primera vez conoció y tomó en sus brazos a una bebé recién nacida...y eso sin duda...abrió para ella un panorama nuevo y desconocido...no sé cuándo despertó en mi mujer su instinto maternal durante mucho tiempo dormido (espero nos lo cuentes...eh?) ...pero llegó...y con ello nuevos planes para una temida pero muy ansiada vida...que alcanzábamos a vislumbrar maravillosa... sin duda alguna hoy puedo asegurar plenamente...nos quedamos cortas...!
 
Daisypath Anniversary tickers Daisypath Anniversary tickers