Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Fifth Birthday tickers

domingo, 26 de septiembre de 2010

Entre riesgos...

 Éste es mi tercer día completo sin salir de la cama...pero no por los motivos que pueden pensar...aunque me encantaría! =D ... El martes por la mañana comencé a sentirme un poco adolorida del vientre, por la noche sentía menos movimientos de nuestro hijo de los acostumbrados...el miércoles procuré el mayor reposo posible mientras Angie estaba en el jardín... sentía que algo no estaba bien, mi "instinto" me decía que descansara...ya para la noche comencé a sentir unas breves contracciones del útero con un ligerísimo dolor, por lo que llamé a mi hermana, me preguntó la frecuencia de ellas y cuánto dolor había y me recomendó reposar lo más posible... el jueves continuaron y mi hermana me dijo que pidiera a la farmacia Dactil OB, para detenerlas, pero para la tarde, se presentaban cada hora...llamé a mi mujer y lo que nunca pensé que haría, le dije que si podía regresarse (apenas se había ido el lunes por la noche), para ese momento yo sabía que algo muy malo estaba ocurriendo...contracciones regulares cada hora, dolor más notorio, molestia en la espalda baja y una sensación vaginal extraña...todo me recordaba las primeras horas después de que me indujeron el parto de Angie...

Sé que puse a mi mujer en un aprieto, tenía sólo 3 días en su trabajo y estaba por salir al D.F. a iniciar un proyecto...y aunque le dije, "entiendo si no puedes venir"...lo que realmente quería decirle era "ven lo más pronto que puedas, que estoy aterrada"... Estuve acostada en el sofá mientras Angie dormía una larga siesta, despertó y ahí mismo le puse películas para yo continuar con el reposo, pero en una de las vueltas para llevarle jugo...sentí que todo me daba vueltas... exactamente como el día que me desmayé en el super, hace algunas semanas, justo el día que mi mujer había llegado apenas a tiempo para llevar a nuestra princesa a su Jardín... saliendo de ahí pasamos directo a hacer unas compras, me sentía un poco mal pero pensé que como eran compras rápidas no habría mayor problema...en la caja le dije "siento como si me fuera a desmayar" en tanto ella pagaba, inmediatamente después le dije "tengo ganas de vomitar"... fue lo último que pude articular, giré mi cabeza a buscar una banca para sentarme y a pesar de que estaban a menos de 3 metros, a mi me pareció que se encontraban a 3 kms de distancia y nunca llegaría...me sujeté fuerte del carrito para no caerme para atrás y sólo recuerdo un fuerte golpe en mi rostro al tiempo que escuchaba como un eco la voz de mi mujer "¡cielo, cielo!"...después de eso sólo oscuridad y poco a poco fueron apareciendo múltiples voces... yo estaba acostada en la banca y por lo menos 10 personas a mi alrededor, discutiendo si me daban chocolates o coca-cola... me levanté muy despacio, mientras lentamente recobraba la conciencia y escuchaba más claramente lo que estaba ocurriendo...nos quedamos ahí poco más de 20 minutos... me sentía débil y fuera de mi cuerpo...

Así que volviendo al tema...tuve terror de que volviera a ocurrir, me encontraba sola con Angie a quien no quería asustar con algo así...me comuniqué nuevamente con mi mujer, quien me dijo que acababa de hablar con su jefe, que estaba por salir para acá pero debería regresarse el viernes por la noche...me sentí tan culpable de hacerla batallar y de obligarla a viajar tantas horas en tan poco tiempo...pero realmente me sentía cada vez más preocupada... El medicamento que me había dado mi hermana para evitar la baja precipitada de presión y por consiguiente los desmayos ya me lo había terminado...la farmacia sólo lo traía pagando en efectivo y había pagado lo último que tenía con el otro medicamento, así que Yazmín acudió a nuestro rescatador oficial...mi sobrino D., de 23 años recién cumplidos, estudiante de Física, próximo padrino de la presentación al Templo de Angie, e ídolo de nuestra princesa... 

Él es el único que tiene llaves de nuestra casa, hace algunos años vivió durante poco más de un año con nosotras (como ha ocurrido con varios de mis sobrinos al empezar su juventud, cuando yo vivía sola) y se convirtió en parte de nuestro núcleo familiar...desde antes de nacer Angie la cuidaba, ayudándome a mí cuando mi mujer no estaba y nadie más podía hacerlo... después de que nació se volvió su protector y su más importante figura masculina... juega con ella, le enseña canciones y la consiente...pero nunca al extremo...

D. llegó en menos de media hora con su novia, se llevaron a Angie y la tarjeta para retirar dinero y comprar el medicamento, al regresar yo ya me había acostado en la cama y ellos se encargaron de dar de cenar a mi pequeña, ponerle la pijama, vigilar que fuera al baño y a cepillarse los dientes, y traerla a acostar conmigo...en tanto se dormía, su novia se fue y D. comenzó a preparar el uniforme de Angie para el viernes...

Mi mujer llegó a las 5:00 a.m., con un rostro de preocupación y angustia, mientras me preguntaba cómo seguíamos el bebé y yo...después de contarle los pormenores bajó a sacar la basura y preparar el lunch de Angie...a las 7:00 la levantó recibiendo una hermosísima sonrisa de alegría extrema...sé que cualquier cansancio desapareció con esos abrazos y besos...!

Para la tarde-noche continuaban las contracciones y pedimos una consulta en el hospital más cercano...nos encontramos con una ginecóloga muy agradable, totalmente explícita durante la revisión y muy interesada en que ambas identificáramos los riesgos que se estaban presentando... Nuestro pequeño se volteó...tiene las piernas hacia abajo y no sólo eso...las tiene totalmente estiradas y no deja de patear! Lo que está provocando que la placenta se esté bajando y propiciando un altísimo riesgo de que se perfore, trayendo como consecuencia sangrado o ruptura de fuente...obviamente el resultado es incierto con mayores probabilidades de complicaciones para el bebé e incluso para mí...5 meses de gestación es muy poco tiempo, aún no está lo suficientemente maduro ni grande para sobrevivir y mi cuerpo tampoco está aún preparado para el parto...

Aunado a eso, al comentarle mi antecedente de preeclampsia con Angie y el recién descubierto problema de tiroides... bueno, la pobre gine no se la acababa! Y nos dijo claramente que debemos extremar los cuidados: hipotiroidismo, antecedente de preeclampsia, placenta baja, embarazo pélvico (de nalguitas) y mi edad (que aunque a mí no me parece mucha -35- por todo lo mencionado a ella también le preocupa)...y para acabar, que es un niño, y según dice (y ya me había dicho también mi hermana en el embarazo de Angie) los varones son mucho más débiles que las niñas durante la gestación...las niñas pelean por vivir y los niños se dan por vencidos fácilmente... Me dijo que continuara con el Dactil OB, pero que agregara otros dos para eliminar los dolores y por lo tanto el estrés generado... No debo estar sentada, sólo acostada o por lo menos en un ángulo de 135° y de preferencia mantenga varias veces al día los pies un poco inclinados hacia arriba para que el bebé tenga la necesidad de recorrerse, me recomendó gatear un poco por ser ésta la postura más incómoda para los bebés y que tal vez le provocaría darse otro giro para quedar en la posición que debe estar, aunque esto conlleva el riesgo de que se enrede el cordón...

Supongo se imaginan la nochecita que pasamos...aterradas al extremo y pidiéndole a Dios que todo se componga...no dejamos de hablarle a nuestro hijo diciéndole que lo amamos, que no tenga miedo y que debe girar su cuerpecito... Las contracciones se han vuelto mucho más esporádicas, pero no han cesado; el dolor ya es casi imperceptible, lo que nos está dando cierta tranquilidad...pero yo estoy ahora atada a nuestra cama...y no me importaría seguir aquí...si no fuera porque sé que en muy pocos días le hablarán a Yazmín para que vuelva a Puebla...nos quebramos la cabeza pensando cómo organizarnos para lograr el mayor reposo posible... probablemente pidamos ayuda a D. por algunos días, pero él tiene sus estudios; hemos pensado en mi madre, pero sabemos el estrés que trae consigo mi convivencia constante con ella; pensamos en contratar a alguien...pero no conocemos a nadie de confianza como para abrirle las puertas de nuestro hogar y confiarle a nuestra hija... porque a pesar de que tenemos una familia numerosa, también es cierto que todos tienen sus ocupaciones, que no pueden dejar sus estudios o trabajos...

En fin, que por el momento confiamos sólo en que nuestro hijo haga su parte y se gire nuevamente, para que se disminuyan aunque sea un poco los múltiples riesgos que nos han aparecido...

sábado, 25 de septiembre de 2010

Dios no concede caprichos,,,

...ni endereza jorobados... Así reza un dicho popular de mi pueblo...qué cierto es!  

Fue casi al final del año pasado cuando finalmente tomamos la decisión de traer al mundo a un segundo hijo, un hermanito para Angie y una nueva ilusión a nuestras vidas... Lo primero que hice fue consultar con la famosa Tabla china de la concepción para ver qué probabilidades tenía de cocebir otra niña...el resultado me llevó hasta el mes de mayo, julio y septiembre del 2010...habría que esperar varios meses aún, pero decidí hacerlo...y digo decidí porque sé que ésta fue una decisión unilateral...mi mujer me había dicho que no quisiera forzar las cosas, que tendríamos lo que Dios quisiera...oídos sordos...yo estaba "encaprichada"...

Sí, fui una niña consentida, lo reconozco...como ustedes saben, soy una 6a hija después de muchos años de sólo tener 5...llega una agregada, en la que por supuesto mi madre vuelca su amor y sus apapachos, ya que coincide con el tiempo que ella y mi papá se separan casi definitivamente... mis hermanas se convirtieron en otras 3 madres y mis hermanos, siendo ya jóvenes, no fueron realmente cercanos, aunque me adoraban!...y me molestaban también...como todos los hermanos...

Las figuras masculinas no estuvieron muy presentes en mi vida cotidiana familiar, pero desde muy niña aprendí a hacer amigos fácilmente... Siempre fui una niña/adolescente/joven/adulta muy femenina, una chica "popular" pero siempre bien educada y bien portada...pero sobre todo, creo que con tantos adultos criándome, aprendí desde muy pequeña a escuchar atentamente, respetar opiniones/decisiones y pensar en los demás...

Cuando supimos que Angie era una niña, me sentí aliviada...yo sabía cómo son las niñas, lo que les gusta y disgusta, los juegos preferidos, la ropa que encanta y el trato que nos gusta...estaba segura de que podría criar a una niña feliz... Mi mujer en cambio, estaba aterrada...nunca había cuidado de un bebé, pero sobre todo, nunca había tratado con una niña (excepto mi sobrina que la doblegó para convertirse en madre)...con dos hermanos menores varones, desconocía casi por completo el mundo de las princesas...y poco a poco...ella aprendió...sin pensarlo, su mente y corazón se volvió (como ella dice) "color rosa"...aprendió a pensar en tutús, muñecas y jugar a la "comidita"...

Hoy, la aterrada soy yo...ayer nos lo confirmaron: tendremos un varoncito en casa!!! Y me siento feliz, claro! Me siento emocionada y expectante...pero al mismo tiempo, me siento vulnerable...es como si fuera a internarme en un mundo totalmente desconocido para mí...en un terreno que me asusta porque temo no saber pisarlo bien...porque aunque claro, la maternidad misma es todo eso y mucho más...todo lo que yo había hecho para tratar de forzar una situación fácil para mí...simple y sencillamente no ocurrió...

Por eso el título de éste post...Dios no concede caprichos... Yo estaba pensando en mí, en que las cosas me resultaran ligeras y cómodas...no pensaba en mi mujer, que sé que está brincando de alegría, que ya tiene varios nombres pensados desde hace algunos meses, que ya planea la decoración de su recámara y que le enseñará a andar en bicicleta, jugar al trompo y balero, y armar robots...no había pensado en mi hija, que requiere de una figura masculina en su vida cotidiana, pues aunque afortunadamente tiene muchas a su alrededor, creo que ninguna será comparable a la que viva con ella... 

Finalmente, Dios hizo lo mejor para todas, nos ha dado una maravillosa bendición, un milagro de vida que vendrá a transformar nuestra familia, y a mí...me hará una mujer nueva...

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Para ti...

Amor, quiero que sepas que te amo y necesito cada momento de cada día...yo soy para ti; quiero confiar y creer que solo este año vamos a tener estas feas lejanias...te extraño y mucho.

¿Qué sería de mi si no te tuviera?



miércoles, 15 de septiembre de 2010

En el Bicentenario de la...Independencia?

 Hoy por la noche celebramos en nuestro país el aniversario de nuestra Independencia, recordamos a los héroes que murieron para que hoy por hoy fuésemos una sociedad libre y autónoma, conmemoramos los episodios más sobresalientes de los 11 años de esta lucha, promovida por aquellos quienes observaron las desigualdades sociales y se esforzaron por buscar un país más equitativo y feliz para todos...

Recién amanecía el 16 de septiembre de 1810 en el pueblo de Dolores en el Estado de Guanajuato, el cura Miguel Hidalgo llamó por medio de la campana de la Iglesia para la celebración de la primera Misa del día...sin embargo, en lugar de Misa se plantó en el atrio del Templo y con voz potente exclamó lo que hoy en nuestro país es conocido y celebrado como el Grito de Dolores... este hecho marcaría el inicio de una lucha por demás desigual, pues en tanto el gobierno contaba con armas y cañones, el naciente ejército que buscaba su libertad sólo contaba entre sus armas con palos, machetes...y una férrea voluntad por lograr para sus familias un futuro mejor...

Once años duró la Guerra de Independencia, muchas batallas, muchos héroes, varios traidores, mujeres y niños salieron de sus hogares para pelear a la par de sus esposos y padres...un sinfín de episodios tristes y sumamente conmovedores... para que finalmente, el 27 de septiembre de 1821, México fuera reconocido como una Nación Independiente...

Todas las noches, ésta celebración está presente en muchos hogares mexicanos... aunque tristemente en cada vez menos...en cada ciudad, municipio y localidad, la autoridad competente proclama como hace 200 años el mismo Grito de Dolores que aquella madrugada exclamara el cura Hidalgo...y los pobladores, como aquella noche, se reúnen para celebrar en conjunto esa tan ansiada libertad...
Como buenos mexicanos, cualquier cosa es buen pretexto para hacer fiesta...y ésta celebración, la más grande de nuestro país, lo amerita...por lo que todas las calles principales de las ciudades, municipios y localidades se llenan de fiesta y color...lo que conocemos como una verbena popular...abuelos, madres, padres, jóvenes y niños de todas las clases sociales se dan cita para festejar como familia y como pueblo...en una fiesta enmarcada siempre por los alegres mariachis, artistas folclóricos, además de la multitud de puestos de taquitos rojos, tamales, atole, quesadillas, pambazos, tacos, tortas, bocoles, enchiladas, y el sinnúmero de platillos típicos mexicanos...
A esta fiesta no he acudido todos los años de mi vida, pero sí gran parte de ellos...primero de la mano de mis herman@s, después con mis amig@s, luego con mi mujer...y desde que nació Angie, esperaba ansiosa este año...aparte de por la trascendencia de la celebración al ser el Bicentenario, porque nuestra princesa ya está lo suficientemente grandecita para vivir con entusiasmo y recordar este acontecimiento...mala suerte...mis planes quedarán guardados en el baúl de los recuerdos no vividos...no asistiremos... La razón? Que el día de hoy, muy tristemente, no nos sentimos "libres" de ir a celebrar esa aparente "libertad"...si bien hace algunos años no vivíamos en la ciudad de ensueño, sí nos era posible caminar en la madrugada por el centro de la ciudad sin miedo, podíamos asistir a verbenas populares sin temor de alguna balacera, celebrábamos a la par de muchos miles de mexicanos nuestra independencia sin pensar que alguien pudiera arrojar una granada...no temíamos por nuestra vida...
Esta noche nos quedaremos en casa...tal vez veamos el Grito de Dolores por televisión, como me han sugerido mis hermanas y mi madre, pero aparte de que obviamente no es lo mismo, Angie no va a encontrarle mucho sentido... Esta noche, no habrá festejo...no en nuestra familia...no cuando el simple hecho de salir desde media tarde se ha convertido en un azar de si te toca estar enmedio de una balacera, retén o persecución... esta noche para mí...y con todo el dolor de mi corazón...no hay nada que celebrar...

sábado, 11 de septiembre de 2010

Nuestra vida hoy...

Hace algunos años no había premiere que nos perdiéramos... siempre la última función...la de l@s enamorad@s... pasabas tú por mi o yo por tí...era ya de madrugada cuando nos perfilábamos a algún lugar a cenar...y luego a compartir nuestra cama...

Ahora...vemos las películas varios meses después de su estreno, casi siempre cuando las pasan por el cable... una que otra vez nos decidimos a ir hasta el blockbuster antes... Sentadas en el sofá de nuestro hogar, sin el surround sound del cine, y con el mínimo de volúmen posible para no interrumpir el cándido sueño de nuestra hija...en tanto que una y otra nos turnamos para vigilar cualquier sonido "misterioso"...una tosesita, un quejido, una risita fascinante...

Antes, disfrutábamos enormemente un suculento café después de caminar una lluviosa tarde, o terminar agotadas de alguna junta de trabajo...charlábamos durante horas...me hacías reír hasta llorar...me consolabas...te aconsejaba...

Ahora...visitamos algún Starbucks a media tarde, en horas adecuadas para regresar temprano a casa...con una tercera comensal...y muy a mi pesar naciente amante de uno de nuestros grandes placeres...ha probado de casi todos y siempre nos pide "sólo un poco más"...cada día se desenvuelve mejor y solicita amablemente ser atendida... toda una damita...

Antes, hacíamos todo lo posible por no perdernos el concierto deseado, el teatro o el ballet, al que acudías gustosa aunque salieras somnolienta... cantábamos con fuerte voz mientras nos emocionábamos cual adolescentes, nos emocionaban los dramas y yo no podía evitar una que otra lagrimilla de repente...

Ahora...y específicamente hoy...estamos viendo un concierto en la televisión de una de nuestras artistas mexicanas favoritas... nuestra princesa duerme, recién llegamos de una fiesta de cumpleaños de una amiguita...esas son nuestras fiestas ahora... Bajaste a traerme un durazno, una manzana y una fresquísima limonada que me preparaste con todo tu amor...yo muero de calor mientras levanto mis pies para que descansen un poco...pues aunque tú cuidas de Angie la mayor parte del tiempo en la fiesta...el cuerpo ya comienza a pesar...

Mientras estaba una canción me dijiste: "ya no me miras al besar"...me he quedado pensando en ello y es cierto...cierro mis ojos...te siento...y me haces flotar...no necesito verte para saber que eres tú...no necesito oírte para escuchar tu aliento...no necesito abrazarte para saber que eres mía... como un día hace muchos ayeres te pedí..."te quiero... pero te quiero para mí..."

Ahora...hoy...sentadas en este sofá, mientras cantamos sólo moviendo nuestros labios...y observamos y nos reímos de las edades de los asistentes al concierto que sin duda, son nuestros contemporáneos...siento tus manos tocar mi vientre... y sonreímos al ver que nuestr@ hij@ responde a tu llamado...no puedo imaginar otra vida más perfecta que ésta...la que me has dado...te amo!!!

jueves, 2 de septiembre de 2010

Hace más de un año...

...me senté frente a nuestra computadora recién adquirida para poder mantenernos en contacto con mi mujer, que tenía poco más de un mes en su nuevo trabajo fuera de la ciudad, después de más de 3 meses desempleada con la famosa crisis del 2009...habíamos llegado a nuestro hogar un par de semanas antes de que su empresa se declarara en quiebra y no le dieran ni la tercera parte de lo que le correspondía... teníamos una hipoteca encima, nuestras cuentas vacías por la remodelación que hicimos, sin empleo ninguna de las dos y varias tarjetas de crédito por saldar...pero con una hermosísima sonrisa de poco más de un año, que hacía brillar el sol cada mañana...

Ese 19 de agosto de 2009 pensé que nuestra historia tenía que ser contada... que por ahí, en algún lugar de nuestro hermoso país o del mundo entero, habría alguna mujer que tendría tantas dudas como yo las tuve durante muchos años... que habría tal vez una pareja que se amara tanto como nosotras, que no pensaran más que en tener un fruto de ese amor, pero que tal vez el miedo las paralizaría como a nosotras tanto tiempo...ese día lo decidí, sentada frente a nuestra compu, sólo escribí lo que en ese momento surgió en mi corazón...nuestro orígen...el orígen de nuestra familia y de nuestro amor...

Y aquí estoy ahora...ni siquiera me di cuenta del día que se cumplió el año... había tantas cosas rondando en mi cabeza esos días...preparando todo para el ingreso de Angie al Jardín de Niños...pero ayer que escribía acerca del cumpleaños de Yazmín, recordé que hace un año esperaba ansiosa su regreso... mientras escribía el 4° post de ésta, nuestra historia...

Escribir ha sido para mí un desahogo...no sólo de tristezas, preocupaciones o dolor, sino también de las inmensas alegrías, satisfacciones y amor infinito que he tenido en este año...y el bono, claro, ha sido encontrar en este camino 46 mujeres maravillosas, madres, esposas, novias, solteras, profesionistas, mayores y sabias o increíblemente jóvenes y maduras, que disfrutan y viven la vida tan intensamente como yo quiero hacerlo...mujeres con historias tan distintas y a la vez tan similares, que han buscado el amor hasta encontrarlo, que han perseguido sus sueños aún hasta el otro lado del mundo, que se han levantado de las más profundas caídas, todo para aquellos que aman...gracias a todas ustedes, mujeres valientes y valiosas, que han traído a mi vida una fuerza que no conocía, la fuerza que da el apoyo entregado a pesar de la distancia, el océano o la forma de vida, palpable al dedicar algunos minutos para celebrar o consolar, animar o confortar...  Y aquellas que nos leen desde su anonimato, gracias también por su presencia, que aún sin palabras, hacen que persista el deseo de seguir escribiendo...

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Contigo en la distancia



Hoy es tu cumpleaños, amor...y sólo en la distancia...en tu corazón...podremos estar junto a tí... Sin embargo, sabes que no pasa un momento del día en que no pensemos en tí...y te extrañemos... Tu hija cada día pregunta más y más... y pone su carita triste cuando piensa que tú estás triste por estar lejos...y cuando cree que tendrás miedo en la oscuridad como Liz el día que llegó asustada a buscar refugio en nuestro hogar...

Te amamos con todo nuestro corazón y te amaremos siempre... y sé que aunque éste no será el mejor cumpleaños... sí sé que es el cumpleaños en el que tres personas te aman, extrañan y esperan con todo el amor que tienen para dar...

Y ahora no podemos más que enviarte esta pequeña serenata con dos tres de tus artistas favoritos...esperamos que te guste:




Te prometo que cuando nos saquemos el "melate" iremos l@s 4 a ver a los dos primeros en VIP...  =D

¡¡¡¡   TE AMAMOS   !!!!    
¡¡¡¡ FELIZ CUMPLEAÑOS !!!!   

...y nada de estar triste, ve con tus compañeros a festejar...ya celebraremos junt@s cuando vuelvas!... ( como tú quieras...  ;) )

PD. Puse la versión subtitulada porque es una hermosísima canción y para aquellas amigas lectoras que como a mí...no se les dé muy perfecto el inglés... =D
 
Daisypath Anniversary tickers Daisypath Anniversary tickers