Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Fifth Birthday tickers

jueves, 13 de enero de 2011

Comienzos de una segunda maternidad

Cuando Angie nació, éramos dos mujeres que aunque maduras de edad...totalmente inexpertas en cuidado y responsabilidad absoluta de un bebé...y claro, como ocurre en la gran mayoría de las familias...todo mundo opina lo que debes o no hacer, cómo debes bañarl@, acostarl@, vestirl@...y hasta a qué hora y qué debe o no comer.... Sí, creo que con nuestra princesa cometimos varios errores al dejarnos llevar por todas esas voces "experimentadas" que nos hacían creer que lo que nos decían era lo mejor...no lo que nuestro instinto nos sugería...

Hemos comenzado un nuevo camino...una nueva maternidad y una nueva aventura...ésta historia se está desarrollando tan diferente a aquella primera vez...ahora vivimos en nuestro hogar...ahora esas manos dispuestas a "ayudarnos" (que agradecemos, claro, pero que no dejaron de ser más perjudiciales que benéficas) sólo han sido visitas de una tarde...ahora somos dos madres que ya vivieron la crianza de una princesa...y que ahora miran con nuevos ojos a este pequeñísimo ser que llegó a completar una familia y hacerla plenamente feliz...

Ciertamente los horarios de un recién nacido son complicados...pero ya no lo son tanto cuando durante 3 años te has despertado y levantado 5 o 6 veces por las noches sólo para asegurarte que una princesa esté cobijada, calientita y bien... La primera vez, al paso de los días y semanas sientes que el cuerpo ya no responde...y los ojos se cierran de cansancio mientras el bebé devora su leche... La segunda vez, disfrutas el ver su rostro que te mira esperando su comida, te emocionas al saber que reconoce tu voz, tu aroma... y puedes saborear al lado de la mujer que amas esa hora de alimento-cambio de pañal, platicando de tonterías...o de planes...o de cómo han crecido nuestros hijos...

Tener un recién nacido en casa...hace que el tiempo se detenga...todo gira alrededor de ese minúsculo tesoro que ha llegado a tus brazos...pasas una hora alimentándolo y cambiándolo...duerme otra hora o si tienes suerte, dos...y volver a empezar...alertada por el hermosísimo sonido de sus pequeños grititos o llanto atroz si no le atiendes de inmediato...

Tu hogar se impregna de un aroma inconfundible...el perfume perfecto...o como leí hace poquito en el blog de Kar y Ro...el perfume más caro del mundo... y es cierto...es el perfume más caro, pues es el que más difícilmente se obtiene y dura tan poquito...! ...cuando menos lo piensas ese aroma da lugar a un perfume de bebé grande...y aquel aroma sólo en la memoria del corazón perdurará...

Ésta vez nuestros descansos también son diferentes...ya no dormimos casi sentadas alternadamente para vigilar que nuestro bebé respire durante la noche...ahora nuestro oído se ha agudizado tanto que ante cualquier ruidito despertamos sólo para cerciorarnos de que todo está en orden...e inmediatamente podemos volver a caer en un sueño profundo y reparador...

Ésta vez, afortunadamente, mi cuerpo se ha recuperado con rapidez del parto...no hay hemorragias y tal parece que el sangrado no durará las 5 semanas del parto de Angie.  Ésta vez los famosos entuertos, aunque sí aparecieron sólo duraron 5 días...ahora he podido seguir con mi vida casi normal...

Ésta vez...tenemos una muñeca que requiere de mucha más atención de la que le hemos dado los últimos meses...que ha dormido terriblemente mal y a la que hay que acurrucar y abrazar fuerte mientras una de las dos da de comer al bebé...una princesa que está aprendiendo a abrazar, besar y acariciar con gentileza a su pequeño hermanito...y a quien a pesar de sus enormes celos...ama profundamente y se lo demuestra...

Sólo hay un error que volví a cometer...y que me estoy esforzando por corregir cuanto antes...la lactancia.  Miguel Ángel nació a las 3:09 a.m...pero me lo entregaron a las 12:00 p.m., por lo que sus primeros alimentos fueron de fórmula en biberón.  Al llegar a casa, aún no me subía la leche...por lo que fue necesario alimentarlo todo el resto de ese día de la misma manera... Sin embargo, para cuando por fin la leche apareció (al 3er día), mi bebé ya estaba acostumbrado a tomar la mamila, por lo que aquí estamos...en su 9° día de nacido y apenas una que otra toma le he podido dar el pecho, pero me frustra terriblemente que llore de hambre e inmediatamente le pido a mi mujer que le prepare la leche de fórmula... Desde ayer lo hemos intentado con el tiraleche, pero la estimulación con el bebé ha sido tan pobre que no hay casi nada que sacar...me siento fatal por ello y ya ayer lloré amargamente...pues no sé qué hacer para poder dar a nuestro hijo el mejor alimento de su vida...

7 comentarios:

  1. linda, no te rindas, sé que es dificil saber lo que hacer o pensar con claridad cuando tienes a un bebé llorando, pero ten en cuenta que cada vez que le das el biberón es más lejana la posibilidad de aumentar tu producción y que se acostumbre al pecho. Yo te recomiendo que te lo pegues al pecho mil veces al dia si es necesario, porque es la única forma de lograrlo; mira te dejo esta página que es muy buena http://www.dardemamar.com/ y la Dra que la hizo es muy amable y atiende inquietudes con rapidez. Un beso al nene, uno a la princesa y a uds dos les deseo éxito, fortaleza y felicidad, un abrazo :D

    ResponderEliminar
  2. Puedes hacer lo siguiente, si conoces a alguien que trabaje en un hospital que os de una sonda y sino de Medela venden un aparato que es para relactar. El trabajo es el siguiente si es con sonda el final de la sonda te la pegas con celo la punta a tu pezon y y por el otro le vas introduciendo la leche artificial con jeringuilla asi tu hijo a la vez que toma por la sonda te va estimulando para tener mas leche y aun asi cuando acabe te vacias los pechos porque cuanto mas te estimules mas tendras. lo que no entiendo es porque les dan artificial por pasar unas horas sin ti yo tuve a mi hijo una madrugada del lunes al martes y hasta el sabado tarde no me subio la leche pero tienes calostro que es lo mejor para el y con eso tiene suficiente ademas como me decia una pediatra cuantos mas dias este tomando calostro mejor. espero haberos ayudado una chica aque conozco lo hizo asi pero de todas las tomas del dia en tres le ponia la sonda hasta que ya vio que tenia suficiente leche en el pecho y ya se lo fue quitando paulatinamente

    ResponderEliminar
  3. El error es habertelo entregado tantas horas después, Miguel seguro saca poquito por lo que el biberón es de su gusto...no te angusties lo pendres al pecho muy seguido, la leche baja inmediatamente :)

    Ahhh el perfume a bebé en todos los rincones de la casa, es inolvidable...disfruten, sin las recomendaciones, la Cruella de Vil :( de la madre del padre de mis hijas, me tenía cansadísima! mujer insoportable que se aparecía todo el día, despertando a la bebe, dando sus indicaciones.

    Ya pasará con Angie, es normal que sienta celos, el Reinado se acaba, lo bello es que se sentirá fortalecida por su hermanito!

    Besitos por cuatro!

    ResponderEliminar
  4. Que precioso nene! Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  5. A tener paciencia Linda. Con eso de la lactancia hay que tener paciencia, Miguel siente más cómodo tomar biberón porque le causa menos esfuerzo pero bueno, intenta un poco más aunque lloré un poco.

    Sirve que dejas que se oxigene como dicen las abuelas jajaja

    ResponderEliminar
  6. Hola chicas!

    Muchas gracias a todas por sus consejos. Seguimos tratando de que nuestro pequeñito se acostumbre al pecho, pues sigue habiendo muy poca leche =( Nuestros horarios se han enloquecido más y andamos como en "automático"... Espero pronto poder compartirles los pormenores del recibimiento de Miguel por parte de Angie...

    Un beso!! =)

    ResponderEliminar
  7. linda te comparto un enlace, es sobre la relactación, espero te sirva ;)

    http://blog.maternidad-continuum.com/?p=371

    ResponderEliminar

Comparte con nosotras!!

 
Daisypath Anniversary tickers Daisypath Anniversary tickers