Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Fifth Birthday tickers

miércoles, 24 de agosto de 2011

¡De vuelta al Colegio!

 Ayer fue el primer día de 2° grado de Preescolar de nuestra princesa..."ya soy una niña grande!...voy a entrar a segundo!!!"...platicaba orgullosa a primos, tíos, abuelos, vecinos y demás... El lunes 22, día en que casi el 100% de los estudiantes de educación básica de nuestro país comenzaron actividades, nosotros nos dirigimos -muy afortunadamente los 4!- a entregar la lista de útiles escolares a las nuevas maestras de Angie...ese día despertó antes de las 6:00 a.m....cuando casi acababa de llegar mi mujer de trabajar...y muy ansiosa y excitada por llegar a su colegio nos insistía que nos levantáramos...que se nos haría tarde...jejeje...  Así que ayer no fue la excepción...pues a pesar de que durante las vacaciones -que por cierto se nos fueron como un suspiro!- su horario se alteró un poco, ella continuó levantándose casi de madrugada... =S

Eran casi las 12 del día cuando nos presentamos en su Jardín...la que fuera su maestra de español el año pasado le gritó desde lejos...y nuestra muñeca corrió a sus brazos platicándole sin parar toooodo lo que había hecho durante sus vacaciones...  Las maestras que nos recibieron los materiales son nuevas en el Colegio, y nos observaban detenida pero muy amablemente... Únicamente me faltó un libro...que busqué por cielo, mar, tierra y fango...como diría mi madre...me volví loca y recorrí cada librería que se me cruzaba en el camino...así que saliendo de entregar los útiles, nos fuimos a buscarlo con las señas -se suponía que exactas- de la maestra que lo había solicitado... Resultado: Casi se lo saco a golpes a la señorita de la librería de dichas señas...quien me aseguraba que ellos no lo vendían y yo le aseguraba que la maestra me acababa de decir que ahí lo encontraba!!!   =(   

Éste inicio de clases ha sido difícil para nosotros...como supongo lo es para la gran mayoría de las familias, no sólo de nuestro país...sin embargo, gracias a Dios y con muchos esfuerzos y sacrificios, hemos logrado continuar con la educación privada...que sin duda -y muy a mi pesar- tiene una diferencia abismal en cuanto a la educación pública... "Nos pasamos muy pronto del otro lado de la acera..." -me dijo mi mujer el año pasado...-  Nosotras habíamos planeado que Angie estudiara en escuelas públicas durante toda la educación básica...pero el día que hizo el examen de admisión al Colegio...supimos que no habría vuelta atrás...

En fin...que el martes 23 muy puntualmente llegamos otra vez los 4...a dejar a Angie hermosísima con su uniforme y zapatos nuevos...nuestra pequeñita sigue creciendo sin parar... =D   Pedí permiso de entrar con la maestra para preguntar nuevamente dónde conseguía el libro...así que pudimos acompañar a nuestra hija hasta la puerta de su salón...encaminándose hacia adentro de la mano de su nueva maestra sin decir siquiera adiós... Pero esta vez no me la haría....jejejeje...la jalé del suéter y le dije: "Dame un beso, mi niña"...con una hermosa sonrisa volteó a verme...me lo dió...y corrió feliz hacia su segundo hogar...

Hemos vuelto a nuestra vida normal...todos la extrañábamos... pues durante las vacaciones nuestras vidas fueron un caos total...pero ahora...a lo que sigue!!!  Lo único malo: este ciclo escolar, mi princesa saldrá dos días de la semana a las 2:30 p.m.!!!  Así que su horario será de 7:50 a.m. a 1:30 ó 2:30 p.m.     =S

domingo, 14 de agosto de 2011

De visita al Monte...

El lugar que nunca imaginé pisar...ahí fue a donde llevamos el pasado mes de junio las pocas joyas que entre las dos tenemos...siempre se dice que la primera vez es la más difícil...y en éste caso fue cierto...Angie afortunadamente estaba aún en clases, cuando una mañana nos dirigimos con nuestro bebé atado en el canguro sobre el pecho de mi mujer...decidimos dar un paseo por la ciudad para no tener que pagar doble el pasaje del camión que acortaría la distancia y el tiempo...aprovechamos para conversar de trivialidades y cosas serias...recordábamos episodios difíciles, felices, de sueños, de planes, de vernos a escondidas, de regaños...de tantas cosas que vivimos en los 4 años que duramos de "novias"...sin vivir juntas pero amándonos tanto...pasamos por el que fuera nuestro "rumbo"...la casa de mi madre, donde un tiempo viví sola y otro tiempo con ella...pasamos también por la que fuera nuestro segundo hogar...cuando mi mamá finalmente se resignó y decidió prestárnosla para evitarnos el pago de la renta que por aquí es bastante elevada...reímos...recordamos...y hasta añoramos...para finalmente ver todo lo que hemos tenido que vivir para estar donde ahora estamos...tener la familia que tenemos y la felicidad completa que ahora nos inhunda...

Sin embargo, el llegar al Monte de Piedad...el lugar donde se empeñan joyas, aparatos electrónicos y de todo tipo cuando el agua llega al cuello...fue para ambas un paso muy difícil...le dije que no se preocupara, que muy pronto estaríamos bien, que más rápido de lo que nos decidimos a ir, regresaríamos por nuestras cosas...creo que hasta las piernas me temblaban...aunque no la voz...mi mujer necesitaba ver que no me desmoronaba, sino que podía contar conmigo siempre y a donde fuéramos...y ahí llegamos...hicimos una larga fila...primero con el valuador y luego en la ventanilla para cobrar el empeño...ese mes acudimos ahí en 6 ocasiones...la última fue la más dolorosa...no nos quedaba más que llevar sino las cadenas, medallas y esclavas de nuestros bebés...y ahí se quedaron también...

Creo que nunca he sido una mala persona...mi mujer ni se diga...es más buena que el pan...pero casi podría apostar que estos capítulos de nuestra vida común que hemos vivido durante el presente año...han ablandado más nuestro corazón...ahora se me parte el alma cuando veo mujeres con bebés en brazos pidiendo ayuda por las casas...cuando veo rostros de niños limpiando parabrisas, cuando veo hombres cansados por trabajar desde que amanece hasta que anochece...porque eso les dará los 50 pesos que llevar a su familia...y me enojo, me da impotencia y frustración pensar en la desigualdad extrema en la que está sumida este país...

Gracias a Dios...nuestros malos capítulos comienzan a quedar atrás...gracias a Dios la nube negra cada día da más paso a la luz...y nuestra economía comienza a estabilizarse...falta mucho por lograr el equilibro completo, probablemente saldremos de este agujero hasta el próximo año...pero saber que sólo faltan varios meses...nos da el respiro que tanto necesitábamos y las fuerzas para sonreír siempre...a pesar de todo...
 
Daisypath Anniversary tickers Daisypath Anniversary tickers