Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Fifth Birthday tickers

lunes, 31 de octubre de 2011

Si quieres...aún puedes decirme "mi bebé"...

Cuatro años que han volado...cuatro años en los que he aprendido a vivir...como escribió hace poco Hester... con un nudo en la garganta, cuatro años en los que dejamos de ser una pareja para convertirnos en una familia...cuatro años desde que dejamos de pensar para siempre en nosotras...y centramos nuestras miradas en la felicidad de una hermosa muñeca rosada...cuatro años que como arena entre las manos se han esfumado...tal como escribió Paz el mes pasado...

Nada de lo que he vivido se compara al éxtasis de tenerla entre mis brazos...todo parece tan efímero cuando la observo crecer...madurar...cuando contemplo sus enormes logros académicos...cuando aquella bebecita de 2,640 kgs. y sólo 46 cms. de estatura ahora da paso a una hermosísima niña de 18 kgs y 98 cms...una niña que según sus propias palabras "ya habla como niña de 4 años"...ya se viste sola "como niña de 4 años"...ya defiende a capa y espada lo que ha elegido de su guardarropa...ya se preocupa, vigila, atiende y enseña a su hermanito menor casi como una mamá lo haría...sabias palabras de Graciela...

El día 26, la despertamos para ir al Jardín con las mañanitas de Cepillín, mientras le llevábamos hasta nuestra cama un rico pastel hecho de Pingüinos... =D   Nuestra princesa había esperado este día desde hacía casi 2 meses... diariamente preguntaba cuántos días faltaban para su cumpleaños y cuántos para su fiesta...así que tal como lo esperábamos...la emoción embargó a nuestra preciosa...que hundiendo su carita entre las almohadas trataba de ahogar un ligero llanto de alegría/vergüenza...

Sopló sus velitas y nos pidió no ir al Jardín...aún tenía un nudo en la garganta...y tenía miedo de llorar cuando sus compañeritos le cantaran las Mañanitas...mi mujer tuvo que irse a trabajar, así que nosotros nos arreglamos y salimos a desayunar con mi mamá y una de mis hermanas...después a comprar los zapatos para su fiesta...que realizaríamos el sábado 29...de ahí a comer a casa de mi mamá, a donde llegó otra de mis hermanas con sus hijos -que viven muy cerca- para felicitar a Angie... Por primera vez, dejé a mi pequeño bebé al cuidado de mi hermana...pues mi mamá y yo llevamos a la festejada al cine, que por ser "niña grande" eligió La leyenda de la Llorona...nos divertimos mucho... pasamos por nuestro precioso y nos dirigimos a casa...en donde después de bañarse y cenar...mis hermosísimos cayeron en un profundo y reparador sueño...

El viernes fue su festejo escolar...un pastel de Aurora y paletas con la invitación a la fiesta del día siguiente, fueron sus aliados en el colegio...no llevamos refigerio ni bolsitas de dulces con la finalidad de que sí asistieran a su fiesta...pues no había otra cosa que nuestra princesa deseara más que sus compañeritos acudieran a su casa a jugar con ella... porque desde que bautizamos a Miguel Ángel...y que obviamente fue en la casa...ella decidió que su fiesta debía ser igual...y hasta nos reclamó porqué nunca antes lo habíamos hecho ahí...! =S

El sábado 29 vi a la princesa Aurora más hermosa que ha existido...mi muñeca eligió vestirse como su princesa favorita... con un vestido "que se arrastre"...así que cuando bajó las escaleras lista para recibir a los invitados...su enorme sonrisa al ver su vestido caer en los escalones...valió todo el esfuerzo que hicimos para darle la fiesta con la que soñaba...

Poco a poco llegaron los invitados, que aunque recortamos casi a la mitad la lista...porque la prioridad eran sus compañeritos con sus papás...fue una hermosa fiesta con nuestras familias, vecinos y familias de sus amiguit@s...

Sopló sus velitas tomada de mi mano...mientras se tallaba un ojito diciendo "es que me cayó algo..."...mi mujer y yo sabíamos que la emoción la embargaba...puro corazón es nuestra muñeca... Miguelito... atento y expectante a todo lo que ocurría...piñata... pastel...tumulto en casa...niñ@s corriendo, brincando, en bici, patineta o triciclo...jugando a la comidita, salón de belleza, en la casita, en el inflable...jóvenes y adultos platicando...cantando en el karaoke...cuidando niñ@s...sirviendo...pasaba de unos brazos a otros sin cesar...todos querían cargar a nuestro muñecote, que apapachoso como es...se dejaba querer...!

El día que tanto esperamos los 4...se fue como un suspiro... los últimos invitados se retiraron pasadas las 11 de la noche... y por primera vez en aproximadamente 10 días...mi mujer y yo dormimos perfectamente...satisfechas de saber a nuestra preciosa feliz...

Después de arroparla...simplemente me senté en la cama y la contemplaba...y murmuré..."mi bebé..." ...mientras cuatro años de mi vida pasaban como una ráfaga por mi mente...en sólo unos segundos recordé cuando llegué al hospital... cuando le brotó su primer diente...cuando salió su primera lágrima...cuando me sonrió y se durmió en mis brazos por primera vez...cuando la subimos al columpio y yo estaba aterrada de que se cayera...cuando abrazó a Winnie Pooh en su primer cumpleaños, mirándolo como si fuera realmente el que ella tanto admiraba en los cuentos...cuando fue al Jardín por primera vez y no pude evitar llorar...cuando me dijo "ya no me sostengas, yo puedo sola", mientras orgullosa giraba en el caballo del carrusel...cuando abrazada a mi mujer lloré de impotencia por no poder curarle el rotavirus...cuando abrazó, besó y cargó a su hermanito por primera vez... sintiéndose tan grande!

- "¿Por qué me dices 'mi bebé'?"...me cuestionó...
- Porque estoy recordando lo frágil que eras cuando naciste...

Se acercó a abrazarme fuerte...me dio un cálido y maravilloso beso...y me dijo: "Si quieres...aún puedes decirme 'mi bebé'"...

2 comentarios:

Comparte con nosotras!!

 
Daisypath Anniversary tickers Daisypath Anniversary tickers