Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Fifth Birthday tickers

martes, 15 de noviembre de 2011

Yo sé que no hay en el mundo

amor como el que me das...

En las buenas... en las malas... y en las peores... TE AMO!

domingo, 6 de noviembre de 2011

Quizá...

Ella observaba detenidamente la hermosa pintura que elaboró al inicio del ciclo escolar...llegando del Jardín la colgó en la pared del comedor con la misma cinta scotch que tenía en su colegio...unos días antes de su fiesta de cumpleaños la coloqué un poco más arriba con un nuevo adhesivo, pues se había convertido en una tentación constante a la hora de la comida...quedaba justo frente a la silla alta y muy cerca de su altura en la andadera de nuestro pequeño...que luchaba con todas sus fuerzas por alcanzarla...

Sin más...de pronto dijo: "Quizá de grande me gustaría ser maestra de arte..." (¿¿¿???)  ...¿estaba escuchando yo a una niña de 4 años?? ...Maestra de arte??!!  Soy maestra de profesión...y aunque no ejerzo, lo hice durante casi 15 años en el ámbito público y privado...hoy, a pesar de que quisiera no pensar en cuánta diferencia existe en la educación... estoy convencida de que este colegio ha sido por mucho, la mejor decisión que hemos tomado...y coincido con mi mujer, el Jardín de Niños de nuestra princesa vale cada centavo que pagamos...

miércoles, 2 de noviembre de 2011

¡Las calacas!

Las calacas están flacas
y me quieren asustar,
hace un año que no comen
y ya vienen para acá.

Les pondremos una ofrenda
con adornos de color,
calabaza y pan de muerto
para darle un atracón.
Entonando esta alegre y simpática canción, llegó Angie del colegio el viernes pasado, con su "calaverita" en mano: una bolsita con pan de muerto y guayabas.  Ese día los llevaron a visitar el  altar de muertos, que el personal, con apoyo de algunos padres de familia instalaron, explicándoles el significado de cada elemento colocado.  El lunes celebrarían la fiesta de Halloween, para la que nuestra princesa eligió transformarse en una aterradora y hermosísima vampira!  Salió del Jardín con su calabaza rosa repleta de dulces...
Nos fuimos a visitar a mi mamá, y aunque el plan era quedarnos con ella los dos días siguientes por ser de asueto...decidimos retornar a nuestro hogar por salud mental...y desde que comenzó a anochecer hasta poco más de las 9:00 p.m. repartimos dulces a las decenas de niños que llegaron a nuestra puerta.  El día 1°, afortunadamente mi mujer no fue a trabajar, pues había llegado a casa a las 4:00 a.m. desde las 7:00 a.m. del día 31, así que por la tarde fuimos los 4 a comprar algunas flores de cempasúchil, papel de china y veladoras para arreglar una discreta pero muy bonita ofrenda para nuestros difuntos...que este año, son ya los tres abuelos de mi mujer y los dos maternos míos, una tía que fue muy cercana -hermana de mi papá- y un sacerdote que me inspiró hace muchos años...

Mi muñeca diligentemente acomodó todo, mientras me preguntaba a qué hora llegarían mis abuelitos y si ella podría abrazarlos...le explicamos que no los veríamos, sólo su espíritu vendría a visitarnos y les obsequiábamos todo lo que les gustaba en vida para que se pongan contentos de que los seguimos recordando y amando aunque ya no estén entre nosotros...una vez más comprobé que para los niños todo es tan simple...no hay prejuicios o esquemas...las cosas pueden comprenderlas tal como se presentan, pues aunque cuestionan...alcanzan a ver con una profundidad que muchos adultos no logramos adquirir nunca...
Eran las 7:00 p.m. cuando mi princesa volvió a vestir su lindo disfraz de vampira, para comenzar nuestro recorrido para pedir "calaverita" -el equivalente de trick or treat-, salimos con su amiguita P., su hermanita -dos meses más grande que Miguel Ángel- y su mamá, y en el camino se incorporaron a nuestro grupo otra vecinita con su hermano y su papá.  Regresamos a casa hasta las 9:00 a.m., después de recorrer varias cuadras de nuestro fraccionamiento y encontrarnos con muchísimos grupos de niños acompañados de papás, mamás y hasta abuelit@s...y aunque en muy pocas casas hubo respuesta...los niños se divirtieron... Regresamos agotadas, mientras mi mujer con Miguel Ángel abrían una y otra vez la puerta para recibir a la multitud de niños que no cesaban...

Hoy, pasamos por mi mamá al cementerio, a donde fue a visitar a mis abuelos y bisabuela...yo no fui porque con dos niños tan pequeños me resulta aún complicado "maniobrar" en los tumultos...así que sólo pasamos por ella y nos dirigimos al parque, donde estaba mi hermana con su hija y nietos, terminando así un largo fin de semana lleno de festejos... =D
 
Daisypath Anniversary tickers Daisypath Anniversary tickers