Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Fifth Birthday tickers

domingo, 10 de junio de 2012

Aprehensiva...o precavida?

Hace tiempo que estoy tratando de sentarme a escribir acerca de nuestras vivencias en la cuadra, específicamente el tiempo que mi niña juega con sus amiguitas en el frente de nuestras casas...parece mentira que siendo ama de casa "no me quede tiempo"...jajaja...mis hermanas creen que me la paso fenomenal acostada viendo la tele y que aprovecho la hora de ir a la carnicería para "pasear y distraerme un rato".... jajajajaja....no sé si reír, llorar o decirles que no se metan en lo que ni les importa y en lo absoluto desconocen... claro, ésto último jamás se los diré, así que por lo menos aquí lo escribo para desahogarme  =S


Bueno, a lo que iba...ahora mismo, que son las 9:01 p.m., me siento frente a la computadora, mientras mi pequeñito duerme plácidamente después de un día ajetreado... temprano fuimos a la clínica de acupuntura (por fin estamos en un tratamiento para bajar los kilillos que tenemos de más) antes de llevar a mi mujer a su trabajo, ya que el miércoles no pudo alcanzarnos, adivinen por qué...acertaron!! ...exceso de trabajo... =(  pero en fin, ahí comenzó nuestro día, para continuar en la lejanía, casi casi en Querétaro de lo lejos que está la planta de mi amada; de regreso pasamos con mi mamá, que iba de salida con mi hermana a recoger a su niña del examen de admisión a la secundaria, nos pegamos con ellas e hicimos escala en el vivero, donde mejor no me metan...porque si pudiera saldría con la carretilla llena! ...pero qué decir de mi hija, que se pasea horas entre las flores, solicitando varias de ellas, aunque siempre le compro sólo una.  Después pasamos a comprar en un puesto de tacos varias órdenes y almorzamos ya en casa de mi madre, como hace tiempo y por varias circunstancias no lo hacíamos... después de que se fue mi hermana, aproveché (como casi siempre lo hago) y me acosté en la cama de mi mamá a platicar con ella mientras mis criaturos hacían de las suyas...yo no sé porqué teniendo otras disponibles...siempre elijo la suya... Más tarde comimos y luego fuimos por las bases para las macetas que acababa de adquirir...y luego porqué soy así de alocada para las compras...ahí está el mal ejemplo... ;)


Al regreso estaban sus vecinos afuera cuidando de sus nietecitos, a los que nunca les había dicho más de "buenos días" o buenas tardes", y como era una tarde bastante calurosa, decidió salir con los niños a la banqueta y cruzar más de 2 palabras con los susodichos...pobre de mi madre... no sabía en la que se metía...jajaja...cuidar niños afuera jugando con otros...la locura!!!!  ...así que aprovechando la situación y el que ella los sacó, regresé a su cama y me dispuse a ver un capítulo de Modern Family, una serie que nos encanta y que aprovechamos cuando tenemos algún tiempecito libre para ver uno o dos capítulos...  Como se imaginarán, mi madre estaba exahusta...así que agradeció cuando a las 8:00 le dije que ya nos íbamos a casa, pues Yazmín saldría tarde y no podría pasar por nosotros.


No había demasiado tráfico...mi niña y yo cantábamos algunas canciones del radio mientras mi muñeco ya dormía en su silla...llegamos a las 8:35 aproximadamente...notamos cierta algarabía en casa de una amiguita de Angie, pero le dije que no podría jugar ya pues era tarde, su hermanito ya dormía y no me era posible cuidarla afuera, a lo que aunque renuente, asintió... Mientras metíamos al jardín nuestra adquisición de plantitas, se acercó la abuelita de la niña, muy joven por cierto, y que es siempre muy cariñosa con todos los niños de la cuadra, tanto así que las más pequeñas -como Angie- corren a abrazarla cuando la ven...y simplemente me dijo: "Vengo por Angie, vamos a romper la piñata" (la semana pasada la niña cumplió 8 años, y por una torrencial lluvia no se pudo romper)...le respondí que me daba mucha pena pero que Angie no tenía permiso de salir porque ya era tarde y todas las demás razones...noté cierto disgusto de su parte, asegurándome que ella cuidaría de la niña...mi hija me veía con carita de "por favor, por favor", así que no tuve más remedio que ceder...


¡Mi hija de 4 años se iba a una continuación de fiesta solaaaaaa!!!!!    La verdad, cuando cerré la puerta tras de mí, sentía un nudo...no en la garganta, sino en la cabeza...me sentí tan preocupada... No sé si estoy siendo demasiado aprehensiva...pero yo no dejo a mi pequeña hija andar afuera sola, aunque TODAS las demás niñas de la cuadra, cuyas edades oscilan entre los 4 y 8 años lo hacen...siempre que ella sale a jugar, salimos los 3, y cuando está mi mujer, los 4, nos paramos por ahí afuera de nuestra casa para vigilar que todo esté en orden, que no se atraviesen si pasa un carro -aunque afortunadamente pasan muy esporádicamente-, que no se alejen demasiado en las bicicletas, y principalmente, que nadie mal intencionado ande merodeando por ahí...que uno nunca sabe...


Nunca la hemos dejado jugar afuera después de las 9 de la noche...ese es nuestro límite máximo...aunque TODAS las demás niñas lleguen a estar afuera solas hasta pasadas las 10 y acompañadas por uno o sus dos padres hasta después de las 12... Nunca le damos permiso a Angie de entrar a ninguna casa con quienes nosotros no tengamos primero una relación bastante cordial...casi TODAS las demás niñas entran a la casa que sea si las invitan...


Los únicos días que Angie tiene permiso de salir a jugar son jueves, viernes y sábado...y claro que no los tres días en una misma semana, máximo dos...TODAS las demás niñas, juegan afuera diariamente, aproximadamente de las 6 ó 7 a las 10 u 11 de la noche...  


A veces, llego a sentir como si exagerara en mis cuidados con nuestra princesa...pero hemos conocido de tantísimas historias de terror, que ocurren hasta con los más allegados de una niña...que no pueden sino prenderse 100 focos de alarma en nuestra cabeza, cuando se trata de preservar su integridad en todos los sentidos.


A veces también, siento que les quito oportunidades a nuestros hijos, y en lugar de integrarnos plenamente, nosotras mismas nos marginamos al no "adaptarnos" a su estilo de vida más relajado...pues si bien tenemos una muy buena relación con 3 vecinos y hasta una incipiente amistad con 2, no terminamos de comprender su actuar con respecto a los hijos...así como supongo ellos no comprenden el nuestro...


Angie es una niña muy buena, aunque últimamente se ha mostrado un poco caprichudilla...pero nada que un regaño y hasta una nalgada esporádica -obvio que no fuerte- no solucione... Pero es también la más pequeña de la "palomilla"...por lo que en muchas ocasiones, las otras niñas llegan a aprovecharse con ella...la hacen que cuente muchas veces al jugar a las escondidas...le dicen que es la mamá y todas fingen irse de la casa para dejarla sola (lo cual por cierto, me hace pensar en qué ven para jugar de esa forma)...o la ignoran cuando propone algún juego que le gusta...ha habido ocasiones en que uno que otro trato de una vecinita de 5 años, podría comenzar a denominarse como bullying, por el trato negativo tan constante hacia Angie, logrando en varias ocasiones la complicidad por parte de las demás niñas...  Desafortunadamente, ninguna de sus madres o padres se da cuenta, puesto que como les decía, nadie está afuera viendo la forma como juegan...y siendo yo la de la niña afectada, me parece muy complicado exponerles la situación, pues la mamá en varias ocasiones nos ha comentado: "Me dijo la maestra que...pero mi niña no hace eso...ella nunca..."  Así que preferimos evitar alguna confrontación con los que serán nuestros vecinos por muchos, muchos años... 


Fui paciente, tolerante, quise que nuestra princesa solita se diera cuenta de la situación y aprendiera a conducirse, traté de no hacerle ver yo que no todas sus amigas son nobles... pero llegó el momento que tuve que hacerlo y decirle que no aceptara malos tratos de nadie, que nadie tiene derecho a gritarle o tratarla de forma incorrecta, que las amigas no se hablan de tal o cual forma, que si alguien no quiere jugar con ella no le insista, y mucho menos se disculpe si no existe razón para hacerlo...  He limitado también el ingreso a la casa de la mayoría de las niñas de la cuadra, puesto que cuando viene ésta pequeña, hacen uso de todos los juguetes de mi hija, pero no permite que Angie ni siquiera toque el que ella trae de su casa y en varias ocasiones he escuchado cómo la amenaza con irse de nuestra casa y ya no juntarla si no le da lo que ha elegido Angie, y hasta querer jugar sólo a lo que ella decide de una forma excesivamente autoritaria y prepotente con mi muñeca...


Ya van dos ocasiones en que mi madre se da cuenta...y obviamente piensa que es por la conformación de nuestra familia, que sus padres le dicen que la trate mal y no sé cuánto más...yo estoy segura de que no es así...conozco a su mamá y tenemos una buena relación, el problema es que pareciera que la niña tiene algún resentimiento con Angie y sus padres no se han dado cuenta, pues las únicas dos veces que la escucharon, ambos la reprendieron.


Llegué a pensar en no dejarla salir más, en que tanto mi mujer y yo fuimos niñas de casa, de no socializar demasiado con los vecinos, sino con amiguitas de la escuela y/o de actividades extraescolares, y somos personas bastante normales...pero creo que eso no es justo para mis niños, no puedo negarles el derecho a tener amistades en su calle cuando escuchan que toda la tarde están afuera las niñas jugando (los pocos niños que hay nunca salen).


Ya son las 12:29 p.m., mi vecina trajo a Angie a las 9:14 p.m., justo un minuto antes de la hora en que decidimos telefónicamente mi mujer y yo, iría por ella.  Nuestra vecina es una buena persona, muy agradable y conversadora, sin embargo, vive con 2 hijas y sus respectivos esposos e hijos, a quienes no conocemos más que de vista, razón por la cual me resistía a dejarla ir así como así...en fin, que mi vecina me dijo que ya me la traía para que no dejara de confiar en ella, lo cual le agradezco infinitamente y por supuesto, me otorga cierta tranquilidad sobre la seguridad de mi hija en su casa.


Di de cenar a Angie, nos bañamos juntas y nos acostamos abrazadas hasta que se quedó profundamente dormida...vine a avanzar a este post y llegó mi mujer, cenamos, me platicó todo lo que hizo hoy en su trabajo y yo lo que hice todo el día...le di malas cuentas porque Miguelito se rompió la boca por tercera vez =S  y finalmente vengo a terminar mi desahogo...  Ustedes qué creen?  Seré aprehensiva? O simplemente precavida?

3 comentarios:

  1. Hola de nuevo!!

    No creo que seas aprensiva. Opino que adoras a tus hijos/as, y sencillamente, necesitas protegerles.

    Yo no sé cómo es la vida allí, no obstante, puedo decirte lo que observo aquí. Los niños y niñas pequeños no se quedan hasta las 12 en la calle, al menos no es algo que yo vea a menudo. Los niños y niñas se sienten seguros/as cuando tienen unas rutinas: levantarse, ir a la escuela, jugar, dormir. Y necesitan unas horas de sueño, unos horarios fijos... Todo eso les proporciona tranquilidad y seguridad. Así que yo veo bien que no le dejéis hasta las mil en la calle, con cuatro añitos.

    También me parece muy bien que tengáis normas: unos días para salir, unos horarios, eso es positivo. No quiere decir que por eso seáis aprensivas ni controladores, simplemente tenéis unas normas básicas que proporcionan estabilidad a vuestra hija, y sobretodo la protegen, pues quedarse en casa de cualquiera o jugar sola en la calle cuando anochece, no es que sea muy seguro, en cualquier ciudad del mundo.

    Con respecto a las niñas que le hieren emocionalmente, he de decirte como maestra de infantil, que en la escuela es muy común observar cómo unos niños/as marginan a otros/as, es algo constante e injusto, pero se da por una sencilla razón: los niños/as son humanos y como humanos aprenden bien rápido a manipular, herir, etc.
    No podrás evitarle ese dolor, pero si puedes hacer algo. Mira, generalmente, los niños/as "líderes" pueden vencer a los "tiranos" siendo muy seguros de sí mismos/as, es decir, intenta que tu hija se sienta bien segura de sí misma, que sea una niña que cumpla las normas de convivencia (que no pegue, que no se porte mal etc, porque esos niños terminan no gustando), que no permita que la niña "X" le hiera y continue jugando con otras niñas o niños que si deseen jugar.
    Y en casa, cuando invites a otros chicos/as, puedes hablarles antes de todo de unas normas que tenéis en casa: los juguetes se comparten y debemos respetarnos. Y la niña o niño que no lo cumpla se sentará un ratito en una silla a pensar lo que hizo mal.
    Es una forma de "controlar" la situación en casa, cuando tengáis invitados/as no muy deseados/as jejeje.

    Podéis estimular a vuestra hija para que sea cada vez más autónoma (recogiendo sola su ropa sucia, comiendo sola, recogiendo sus juguetes, confiando en ella para que haga pequeñas tareas, ayudando a poner la mesa o a colocar las cosas de la compra etc) porque la autonomía de un niño/a le permite construir una autoestima mucho más positiva que los niños/as que no hacen nada por sí mismos/as. Si tu hija va construyendo una autoestima fuerte y positiva de sí misma, probablemente termine controlando la situación con esas amigas, y no se sienta muy afectada.

    Bueno, estos son mis consejillos, mi punto de vista.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Caminos del Espejo!

    Es un gusto tenerte por aquí nuevamente. Creo que algo que olvidé agregar (tal vez porque en varios otros posts lo he comentado), es que afortunadamente a Angie no le afecta en lo más mínimo éstas situaciones complicadas (a nosotras sí =S), ella continúa jugando con las demás y vuelve a integrar a la niña en cuestión siempre, es una princesa mucho más autónoma de lo que quisiéramos...jajajaja...e increíblemente segura de sí misma en todos lados y con quien sea, lo cual nos ha dado hasta ahora una inmensa tranquilidad de que podrá manejar las cosas perfectamente cuando se presente alguien y le critique a su familia -pues ya lo ha hecho con mi madre de varias formas que nos dejan sorprendidas-, tiene gran capacidad de empatía, es compartida y creo que la atención que gracias a Dios podemos darle al estar yo en casa, le ha proporcionado la adquisición de normas sociales y modales sobresalientes para su cortísima edad. (Y conste que no habla la mamá cuervo =D)

    Creo que, como casi siempre, soy yo (o nosotras) las que con lo que respecta a nuestros hijos nos "ahogamos en un vaso de agua", pues quisiéramos que nada ni nadie los tocara...jejejeje...pero bueno, qué le vamos a hacer, si así es ésta cosa de crecer!

    Te mando un fuerte abrazo!! =)

    ResponderEliminar
  3. Hello
    I enjoy understanding more about this unique issue. You are very good writer!!!

    ResponderEliminar

Comparte con nosotras!!

 
Daisypath Anniversary tickers Daisypath Anniversary tickers