Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Fifth Birthday tickers

martes, 7 de agosto de 2012

¡Playita!

Por fin mi mujer tuvo tiempo de solicitar sus vacaciones, aunque de hecho sus tiempo vacacional continúa guardadito, fue una semana de tiempo repuesto de los 38 días que le deben por trabajar fines de semana y varios días festivos...y aunque estamos seguras de que no se los repondrán todos, como quiera se ausenta algún día que sea necesario o en los festivales, y ni quién pueda decirle nada... =D

Tuvimos una semana deliciosa!  Nos fuimos a la hermosísima Riviera Nayarit, que aunque cada día está más llena de turistas de todas partes de México y el mundo, decidimos ir allá por diferentes razones, que probablemente les sean de utilidad si planean sus próximas vacaciones:

1. Es la segunda playa más cercana de San Luis Potosí.
2. Es un sitio 100% familiar, por lo que su vida nocturna es completamente pacífica y ordenada.
3. Es un destino realmente económico, sus hoteles y restaurantes se ajustan a todos los presupuestos.
4. Y principalmente, aunque no es la playa más hermosa, sí es la mejor playa de México para niños pequeños (de acuerdo a las que conocemos), sus muy tibias -casi calientes- aguas y su suave oleaje, le han merecido el título de "la alberca natural más grande del mundo"...
Hemos pasado unos días fenomenales, fue un viaje de familia muy grande, puesto que estuvimos dos de mis hermanas con sus familias, mi madre y nosotros.  La pasamos de lo mejor y nuestros hijos quedaron fascinados, Angie se sentía realizada puesto que podía meterse al mar hasta donde ya no le alcanzaban los pies, con sus lindos flotadores rosas como compañeros inseparables... practicó mucho sus clases empíricas de natación y es sorprendente la facilidad que tiene para moverse en el agua, le encanta sumergirse, abrir los ojos dentro de la alberca para "buscar sus tesoros" (sus goggles principalmente), recostarse en el agua y sentir cómo flota su cuerpecito...bueno, toda una sirena!  =D

Nuestro muñecote tardó un poco más en animarse, él como siempre se tomó su tiempo para conocer, medir, y después probar...y cuando probó no había otra palabra favorita que "¡abua!, ¡abua!".  Le asustaba un poco el tramo donde rompen las olas...pero pasando la línea, era feliz con el agua en su cuerpo...y en su dinosaurio flotador, o en brazos de mi mujer y míos...no había niño más feliz.  Cada día al atardecer se quedaba dormidito con el movimiento de las olas, y recostado en un tapete y toalla sobre la suave arena, gozaba de una siesta envidiable!  =D

Sobre la arena -no tan dorada como yo quisiera- construimos un hermoso castillo, bueno, Angie y yo, porque mi mujer nada más nos contemplaba sin querer ayudar, diciendo que era muy aburrido y  Miguelito se la pasaba pisando cada torre que hacíamos... =S   En los ratos que descansábamos del agüita, no nos faltaron las delicias que pasaban cada rato...brochetas de pescado asado, brochetas de camarón con chile, mangos, todo tipo de panes y panecillos propios de la región, helados exóticos y normales, etc...  Y por supuesto, uno de los días, nos levantamos al amanecer para ir a donde llegan los pescadores, comprar unos cuantos (pescados, no pescadores jejeje) y alimentar a los pelícanos!  =)
Nuestro viaje en carretera fue maravilloso también, de ida nos fuimos los cuatro solitos, y escuchamos música, y cantamos, y platicamos, y casi llegando Miguelito se vomitó por ir coloreando, en un espectáculo digno de "El exorcista", jejeje...  Para el viaje de regreso tuvimos la compañía de mi sobrino, padrino de Angie, estudiante de Mecatrónica y por lo tanto, muy interesado en todo lo que mi mujer le platicara y aconsejara -como siempre lo ha hecho con mis nuestros sobrinos-. 

Hicimos una parada en Guadalajara, que está a la mitad del camino, recorrimos el centro de la ciudad, descansamos en sus plazas y disfrutamos de un hermoso paseo en calandria; desafortunadamente no encontramos vacantes en ningún hotel del centro, por lo que decidimos avanzar hasta Tlaquepaque, donde pasamos la noche y mi mamá aprovechó para visitar a su hermana, que hace algunos meses se mudó a esa ciudad.  Descansamos muy bien y continuamos nuestro viaje, no sin antes degustar unas ricas tortas ahogadas... =)
La última parada, pero la más importante, fue la de San Juan de los Lagos, para visitar a la Virgen y agradecerle el maravilloso viaje que nos había permitido realizar, ésta Virgen es para nuestra familia, pilar esencial...a ella le encomendamos a nuestros hijos cuando íbamos a concebirlos, y también a ella se los llevamos a presentar cuando nacieron, y diariamente a ella se los encomendamos para que nos los proteja de todo peligro... Sí, probablemente suena raro que yo lo diga, cuando soy lesbiana y por lo tanto rechazada por la Iglesia Católica, sin embargo, el que los hombres que dirigen ésta Iglesia sean tan cerrados a la voz de Dios...no nos interesa...nosotras crecimos con esta fe, a la que nos acogimos y preservamos en nuestro hogar...fe en Dios, amor a su Santa Madre...no a una organización tristemente lucrativa e hipócrita...

Las últimas tres horas fueron las mejores...platicamos un rato, y después escuchamos los cd que nos grabáramos hace muchos, muchos años mi mujer y yo...qué sorpresa tan agradable escuchar nuevamente todas esas melodías que tanto amor expresan...fue como un remanso de paz...como un oasis de amor -aunque parezca demasiado cursi- el que viví en esas horas...tanto así que en la última caseta mi cuñado me cuestionó por qué veníamos tan despacio -entre 90 y 100 km/hr- jajajaja....les dije, es que venimos cantando...  =D
Ese día recordé cómo me enamoré de mi mujer...ese día reviví nuestros primeros paseos, nuestras primeras miradas, nuestros primeros silencios...ese día redescubrí el sentido del amor y de la vida...ese día...quiero que dure para siempre...

6 comentarios:

  1. Que lindas vacaciones pasaron!! Espero que pronto puedan disfrutar de más ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que sí, que caen de maravilla! =)

      Eliminar
  2. Que lindo todo lo que cuentas de sus vacaciones, me alegra saber que lo pasaran tan bien y que disfrutaran tanto del viaje, es bonito desconectar y disfrutar de la familia en otr entorno.Bss y viva el amor :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Viva! =D Realmente desconectarse un poco del estrés cotidiano y la rutina, es maravilloso. Abrazos y besos para los peques!!! ;)

      Eliminar
  3. Que padre felicidades por los que se dieron la oportunidad de revivir esto tan hermoso, la verdad que Dios nos acompaña siempre y es tan grande que a veces no nos damos cuenta que esta ahi, porque al revivir ese amor, de que te enamoraste hace años para poder estar con ella y formar esta hermosa familia, a veces se olvida con la cotidianidad y estos espacios para descansar nos permiten volver a eso y a sentir la prescencia de Dios en nuestras vidas y el amor por aquella persona que es tan importante para nosotras.
    ellen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda Ellen, vivir y disfrutar tantas cosas hermosas, no hacen sino confirmarnos la bondad de Dios para nosotras y los hijos que nos ha confiado...y esas tres horas, nos han dado el impulso que todos necesitamos de vez en cuando para recordar, revivir, retomar y por supuesto agradecer por el amor de nuestras vidas. Un beso! =)

      Eliminar

Comparte con nosotras!!

 
Daisypath Anniversary tickers Daisypath Anniversary tickers