Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Fifth Birthday tickers

miércoles, 29 de agosto de 2012

Volviendo a la rutina

Ya ha pasado una semana desde que Angie regresó a clases, las cosas en casa parece que vuelven a tomar su curso, aunque ahora con una carita a veces triste, a veces enojada...mi muñeco extraña tanto a su hermanita!  ...diariamente se duermen entre las 8:00 y 8:30 p.m., así que entre las 7:00 y 7:20 a.m. los dos despiertan solitos y muy contentos...en lo que termino de preparar el lunch de Angie, los dos se pasan a nuestra recámara a ver un programa de tv...cierto, demasiado temprano para comenzar con la televisión, pero en razón de nuestras necesidades matutinas, nos ha funcionado de maravilla...al terminar dejo en el recibidor lista su lonchera con su morral del colegio, que este año nos ha quedado precioso el decorado... (me parece que no les platiqué que el año pasado, habiendo ya comprado una mochila de princesas -que por cierto no son nada baratas-, en la junta vespertina de padres de familia del primer día de clase, nos informaron que ya no se utilizarían mochilas, sino un morral especial del colegio, además de una lapicera, también con los colores y logo del colegio... supuestamente para la uniformidad y facilidad de la revisión diaria...en fin, que externé mi disgusto por no avisarnos antes de hacer gastos innecesarios, al igual que otros padres/madres, pero al final de cuentas...tuvimos que ajustarnos a las normas...).

Alrededor de las 7:15 les llevo el licuado de Angie y el bibe de Miguel, que toman mientras ayudo a Angie a ponerse su uniforme, crema, perfume y la peino, me doy una ligerísima "manita de gato" por aquello de los "gallos nocturnos", luego los dos se cepillan sus dientes, pues Miguelito hace exactamente TODO lo que realice su hermana...apagamos la tv y llevo a mi bebé a su cuna, donde le pongo un DVD de Plaza Sésamo, Barney o Backyardigans, que son sus favoritos, mi muñeca lo persigna y le da 50 recomendaciones de que se cuide y se porte bien con Mami  =D  le doy algunos bloques, carritos o pelotas, y le aviso que voy a dejar a Angie al Jardín, a lo que contento contesta "¡Tí!"...

Pero al regreso es el drama...toooda la mañana mi muñeco pregunta por su hermanita, me toma de la mano y me lleva a la puertita de la escalera, diciéndome "¡Ayi!"...  -Aún no es hora de ir por ella, más tarde, después de tu siesta.  Y recibo de él...un gruñido, una trompa parada, un cruce de brazos, un puchero o un llanto desconsolado... Le está costando mucho adaptarse a estar sin ella...estos dos meses fueron un paraíso para mi bebé, que jugaba con su hermanita desde que amanecía, la seguía sin parar, imitaba absolutamente todo lo que ella hiciera, jugaba a sus juegos, se dejaba vestir como ella quería, cargaba y paseaba a sus bebés en carriola si Angie se lo pedía, y también se peleaba con ella por subirse al caballito, le jalaba el cabello si no le hacía caso cuando la llamaba, le pegaba con sus carritos si quería quitárselos, la pellizcaba si no le prestaba algún juguete, se le subía al estómago cuando la veía acostada diciendo "¡Arre! ¡Arre!", etc........ y por supuesto, cuando lo regañaba por algo, corría a los brazos de su heroína llorando y dándole todos los pormenores de la agresión a su persona, recibiendo por supuesto, el abrazo amoroso de su cómplice y maestra, y hasta una que otra canción de cuna si la susodicha estaba de humor maternal...

Cuando vamos por ella al Jardín es la mejor hora de mi bebé, camina las dos cuadras jubiloso a pesar del sol quemante, y mientras yo cruzo algunas palabras con la maestra en tanto esperamos a Angie, él la va a buscar hasta su escritorio, donde feliz "platica" con los compañeritos de nuestra princesa que ya lo conocen tan bien.  La salida no es la excepción, saluda y sonríe a diestra y siniestra y junto con Angie les grita a los niños que van en coche: "!Ayio!"..

Llegando les sirvo de comer, y terminando, la tarea... Estas dos semanas estamos libres aún, pues la próxima comenzará Angie en gimnasia, puesto que decidió probar si va a preferir gimnasia o ballet...también asistirá a clases de natación, por lo que nuestra semana estará totalmente ocupada.  Pero bueno, por lo pronto, nos hemos ajustado bastante bien a la rutina matutina y vespertina, el baño para ambos es a las 6.30 p.m., cenan a las 7:15 p.m. y después de lavarse los dientes, contar el cuento, y abrazarnos y besarnos todos con todos, finalmente llegan a su camita a las 8:00 p.m....

Lo poco que hemos aprendido de la maternidad, nos ha hecho descubrir cuántos beneficios existen en tener una rutina bien definida, los niños se sienten seguros, conocen el terreno y lo pisan con tranquilidad, si bien es cierto que implica dedicación y sobre todo paciencia cuando se comienza o cuando se vuelve a ella, los resultados desde nuestro punto de vista son totalmente gratificantes, no sólo por el hecho de estar "libre" antes de las 9 de la noche para disfrutar de un tiempo "a solas" con la mujer que amo y me ama...sino porque eso les trae estabilidad a nuestros hijos, no les cuesta levantarse pues sus horas de sueño son las adecuadas, aprenden hábitos cotidianos como cepillarse los dientes o realizar sus deberes, logran identificar las horas del día y respetan los límites, pues es lo que viven diariamente...

Sí, es cierto, a veces implica ciertos "sacrificios" cuando por alguna razón no pudieron dormir a su hora y ya no podemos ver nuestro programa, o queremos seguir platicando, etc... pero al final de cuentas, al final del día, lo más importante es la tarea que como madres decidimos adquirir, buscar el bien de nuestros hijos antes que el nuestro, buscar su comodidad antes que la nuestra, buscar su felicidad junto con la nuestra...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte con nosotras!!

 
Daisypath Anniversary tickers Daisypath Anniversary tickers