Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Fifth Birthday tickers

viernes, 20 de septiembre de 2013

Descansando

Despues de varios meses (muchos meses) este es el segundo dia que estoy lejos de casa, esta vez no hay muchas cosas que hacer, asì que es una buena oportunidad para  descansar...pero, como podria hacer nada sabiendo todo lo que tu haces cada dia? como podria dormir mas horas sabiendo que ahora tu duermes menos...como podria dormir placidamente si no estas tu a mi lado?

Los extraño, los necesito...descansar? Solo en tus brazos amor

miércoles, 11 de septiembre de 2013

...soy mamá

Poco después de comenzar las vacaciones de mi princesa, un lunes de julio, llegaron mi prima y su familia, le estaba ayudando a su hija a estudiar para unos exámenes extraordinarios que debía presentar; se quedaron hasta pasadas las 11:00 p.m. y cuando ya se iban, su llanta trasera estaba ponchada y no traían refacción...mi mujer fue con la pareja de mi prima a buscar quién viniera a repararla, y al no encontrar siendo ya la 1:00 a.m., decidieron que era mejor esperar al día siguiente, pues las dos debían ir a trabajar al día siguiente temprano.  El martes no llevé a los niños a natación, llegaron temprano y comieron con nosotros, durante la sobremesa, yo comencé a recoger todo, mientras mis hijos empezaron a jugar con el triciclo y bicicleta dentro de la casa, yo los observaba a medias pues comimos en la cocina y nuestras invitadas me impedían el paso hacia el comedor y la sala, donde estaban Angie y Miguel jugando.  Desde que nacieron, no pasan 5 minutos sin que vaya a ver lo que están haciendo, o por lo menos les grite desde abajo: "¿están bien?".   Ese día, escuchaba sus risas y alcanzaba a ver que corrían...de pronto, un estruendo horrible...silencio.  

Quise volar pero no podía pasar, se pararon tan rápido como pudieron, lo sé, pero a mi me pareció una eternidad... Finalmente logré pasar al mismo tiempo que escucho el grito de mi muñeca... Y veo el peor panorama que he visto hasta hoy... El vidrio de la ventana al lado de la puerta de entrada totalmente estrellado...vidrios por todos lados...un hilo de sangre en el suelo...y el bracito de mi pequeña cubierto de sangre...

El alma se me salió del cuerpo...pero tomé su brazo y corrí al baño que está precisamente junto a la puerta de entrada...abrí un chorro grande mientras lo pasaba por todo su brazo y trataba de identificar las heridas...la sangre ni siquiera me dejaba ver...era demasiada la que salía....localicé varias heridas en el antebrazo, en el dedito pulgar una profundísima herida en U, que hacía que la piel se le levantara por completo y se le viera casi hasta el hueso...y la peor...una herida bastante grande en la muñeca...

Le envolví la mano y el brazo con la toalla de manos y corrí con mi vecina enfermera, para preguntarle si requería suturas o qué le hacía... Mi princesa lloraba y gritaba, estaba muy asustada, pues ella sabe lo peligrosos que pueden ser los accidentes; mientras esperábamos que nos abriera la puerta la mamá de su amiguita, mi niña gritaba: "¡Diosito, no me quiero morir!, ¡No dejes que me muera, por favor!"  =,(   Mi vecina la escuchó, y salió rapidísimo, con una toalla envuelta en el cuerpo, pues se estaba bañando.  Le revisó la herida y la tranquilizó un poco, le dijo que su herida no ponía en riesgo su vida, pero que sí era necesario ir al hospital, que fuéramos con su esposo que se encontraba de guardia para que fuera alguien conocido y no le causara tanto impacto.

Regresé a casa por las llaves y mi bolsa, le di un beso a mi bebé que con carita asustada me veía, se quedaron con él la pareja de mi prima y su hija, mientras mi prima me acompañaba para presionar el bracito de mi niña y se controlara un poco su hemorragia...  Es el trayecto más largo de mi vida...el hospital no estaba tan lejos, pero me parecía interminable...  Mientras tanto, le pedí a mi prima le llamara a Yazmín para avisarle...

Llegamos al hospital, salió nuestro vecino a recibirnos, la revisó minuciosamente y le llamó a otro doctor para decidir si era mejor cortar el trozo de piel que estaba casi separado o suturarlo, decidieron suturarlo.  Fue una joven doctora la encargada de hacerlo, quien platicó un buen rato con Angie para tranquilizarla, le lavaron muy bien y en eso, llegó mi mujer que se metió por el área de ambulancias para que no la detuvieran ;)  Se abrazaron y Angie se tranquilizó un poco más al verla.  "No hay forma amable de recibir una noticia de que vas al hospital...." me dijo mi mujer; mi prima le dijo que no se preocupara, que se había cortado un poco el dedo...claro que ella ya se imaginaba dos partes de dedo o algo así...

La doctora llegó con todo para las suturas del dedo y la muñeca, le puso anestesia en spray para poder ponerle la inyectada, y empezó el dolor... Angie lloró tanto...gritó, se enojó, negoció, argumentó, rogó, luchó con todas sus fuerzas...mientras mi mujer y yo nos tragábamos nuestras propias lágrimas de tener que sostener con fuerza a nuestra hija, que no permitía que la siguieran suturando...  Es la cosa más espantosa que he vivido, la cantidad exagerada de sangre que le salía y hacía charco en el suelo...la carita de dolor de mi muñeca que con sus ojitos pedía que ya no la cosieran...en ese momento supe que es verdad...las madres queremos que sea a nosotras a quien nos duela...no a nuestros pequeñitos...

Salimos de ahí con un bracito vendado y dos corazones destrozados.  Llegamos a casa, abrazamos a nuestro hijo y después de platicarles los pormenores, de pronto me dice la pareja de mi mujer, "pero cómo logras mantener el control? ¡no te quiebras!"...soy mamá  -le respondí-.

Es fecha que no han venido a la casa, aunque nos han llamado en varias ocasiones.  Supongo que dentro de mí me responsabilizo a mí y a ellas por no estar atenta.... Son accidentes, me lo he repetido hasta el cansancio, me lo ha repetido mi esposa y mi hermana...sí, pero eso no hace que deje de pensar...¿y si hubiera?...  Ni siquiera he llorado, no he querido hacerlo porque sé que no voy a parar...ahora mismo que lo escribo, vuelvo a sentir esas ganas inmensas de desahogarme, pero y si no puedo detenerme ya?...  Al mismo tiempo, sé que tener eso ahí adentro no me hace ningún bien, me ata y no me deja ser libre...pero siento como si no tuviera derecho a serlo...mi hija se accidentó...casi frente a mi...y no pude hacer nada para evitarlo...o sí?  =(


jueves, 5 de septiembre de 2013

¡Con todas las de la ley!


Hace mucho tiempo que no escribo, en realidad, no sé a ciencia cierta qué me hizo dejar de escribir...no sé si fue mi estado de ánimo que poco a poco, casi imperceptiblemente fue decayendo...no sé si fue el excesivo trabajo que implica tener 2 niños pequeños, ropa qué lavar, comida qué preparar, trayectos a clases diarias, tareas, compras, pagos, lecturas, rutinas, etc... no sé si fue que al pasar por aquí y ver que las visitas cada vez eran menos, que lo poco que escribía no recibía muchas veces ni un comentario...me hizo pensar que ya no tenía caso escribir, que nadie lo leería, a nadie le importaría, pero sobre todo, a nadie le serviría...pensé que mi ciclo se había cerrado, que el capítulo de compartir nuestras vidas había llegado a su fin.  Pero hace algunos días, mi mujer me preguntó "¿porqué ya no escribes?, extraño leerte"...le dije que no tenía caso, que lo que pude hacer había sido bueno, pero ya había concluido.  Serena, como siempre, me dijo: "yo pensé que escribías para nosotros, para que un día, cuando nuestros hijos crezcan, lean cuánto los hemos amado cada día de sus vidas, lo que hemos pasado y lo que juntos construimos..."   Mejor me hubiera dado una patada en el trasero, jajaja, eso lo hubiera sentido menos feo =D   

Así que aquí estoy, recapitulando cositas grandes y muy importantes de la vida de esta familia, capítulos que merecen ser escritos, recordados una y otra vez, y por supuesto que merecen ser compartidos con ustedes, que amable y fielmente nos han acompañado, apoyado, animado y hasta regañado en este camino maternal.

Desde que Mamá y yo nos casamos, lo primero que queríamos hacer era dar el siguiente paso: registrar a nuestros hijos con los apellidos de mi mujer.  Por ahí alguien nos dijo, que cuál era la prisa, que me esperara tantito si lo que quería era pedirle pensión! jajaja, en fin, dicen que cada quien habla como le va en la feria =D  Pero bueno, obviamente lo que nosotras anhelabamos con todas nuestras fuerzas era que nuestros hijos fueran realmente NUESTROS hijos.  Sólo había un pequeño detalle... $$$    

Gracias a Dios, las cosas comienzan a mejorar con nuestras finanzas, hemos logrado sacar varios pendientitos y ya casi lo logramos con nuestra deuda más grande, que se ha vuelto significativamente más pequeña; sin embargo, nuestra prioridad por lo que resta del año y los primeros meses del próximo es quedar completamente libres.  Por lo que por mucho que quisiéramos, no alcanzábamos a pagar la cotización que una amabilísima abogada nos había hecho.

Pero un día, sin más, veo en el grupo de madres del FB una publicación acerca de reconocimientos colectivos, con la particularidad de que podría elegirse el orden en los apellidos y sobre todo, el costo sería casi simbólico por tratarse de un evento de apoyo!!!!!  Y sí, para mi eso fue una respuesta de Dios a nuestra necesidad y carencia, y le agradezco infinitamente por ello.  Lo veía y no lo creía...así que de inmediato llamé a mi mujer para decirle...ella sobria, como siempre, me preguntó si sería lo mejor para los niños, si estaba yo preparada para lo que se viniera con mi madre, si cuál orden de apellidos me gustaba más, etc...  La noté temerosa, pero no por el hecho en sí, sino por todas las cosas que definitivamente pasarían a partir de eso...

Enviamos nuestra documentación, algunas extraordinarias mujeres nos apoyaron en el DF obteniendo copias de mi mujer que es originaria de ahí.  Y el viernes tempranito, sin dormir casi el día anterior por preparar maletas y todo, partimos a cambiar nuestra vida para siempre...   

Al día siguiente de que vi la publicación, mientras mi mujer nos preparaba unos riquísimos sopes de almuerzo, le pregunté a Angie si le gustaría tener el apellido de Mamá también, pues ahora sólo tenía los dos apellidos de Mami.  No entendía muy bien, así que le dije: 

-Por ejemplo, P. se llama ......., porque su primer apellido es el de su papá y el segundo de su mamá, entonces si tú te apellidaras ........
- ¡Todos sabrían que Ma es mi mamá y Mami también es mi mamá! ¡Estaría escrito en mi nombre! -ni siquiera me dejó terminar-  ¡¡Sí!! ¡¡Quiero apellidarme como Ma y Mami!!

No se imaginan lo que se siente escuchar eso...es una hermosa mezcla de orgullo, asombro, admiración, felicidad, paz... Le preguntamos en qué orden le gustaría más, y eligió el mío, al igual que nosotros lo habíamos pensado porque ella tenía ya 3 años escribiendo más de una vez al día su nombre completo, por lo tanto, ya tenía su identidad perfectamente asimilada.

En esta ocasión se iba a "estrenar" esa posibilidad, porque todos los registros anteriores, que no han sido pocos, forzosamente debían llevar el apellido de la madre no gestante al inicio, yo no sé de leyes, pero supongo que por mera "costumbre" de que el apellido de la mujer siempre va al final...y ya saben, que en las cabezas cuadradas de algunos dirigentes de instancias, asumen que la mujer que no parió es la que funge como "papá"..en fin...

Viajamos con la certeza de que los apellidos serían en el orden que elegimos, sin embargo, por algunas situaciones inesperadas, el evento que iba a ser el sábado, se pospuso hasta el martes por la tarde para las familias que quisieran el apellido de la madre gestante al inicio, y para el lunes para las que decidieran quedarse con el apellido hasta ese momento "normal".  

En el trabajo de mi mujer había bronquillas, y aunque ella había solicitado sus vacaciones desde el miércoles, pudo ausentarse y casi a la fuerza hasta el viernes que viajamos; en el trayecto le llamaron, llegamos al hotel y le llamaron, el sábado le llamaron...así que decidimos que quedarnos hasta el martes no era lo mejor para nosotros, uno, porque estaríamos arriesgando el trabajo de mi esposa, que por cierto sólo fue el lunes un rato y ya, pero hasta que la tuvieron allá dejaron de moler! >(   Segundo, porque el primer día de clase de mi muñeca, para entrar a la primaria, sería el martes...se perdería la bienvenida, conocer a sus maestras, reencontrarse con sus amigos y conocer nuevos...  Y tercero, estar 5 días en otra ciudad, no es lo mismo a estar 3...así que lo decidimos, haríamos el trámite más "normal" el lunes siguiente.

El sábado asistimos a una reunión de madres lesbianas que realizan cada mes, conocimos a muchas que conocíamos sólo por FB y fue una gran alegría encontrar tantas hermosas familias.  Fue precisamente una de esas familias, la que sin conocernos nos abrió las puertas de su hogar, pasamos una velada maravillosa con ellas, otra pareja extraordinaria y otra madre de la reunión que se encuentra en proceso de reconstituir su forma de familia.   Ese día, acampamos en esa casa las 4 familias, pues nos fuimos a dormir a las 5.30 de la mañana...ha sido una de las veladas más agradables que he pasado, y lo digo en serio, supongo que fue que somos pares, nos identificamos, tenemos los mismos problemas, las mismas dudas, los mismos temores, las mismas luchas y los mismos sueños...a pesar de las 4 ser familias tan distintas entre sí.  Fue un agasajo!

Al día siguiente (domingo), nos llevaron a La Marquesa, nuestros hijos fascinados paseando a caballo, mi mujer aterrada y yo muerta de risa de verla y oirla: "¡espérese señor, me caigo, me caigooo!" =D  Pero claro, por andar de burlonas, a mi princesa y a mí se nos fue la silla de lado y fuimos nosotras las que andábamos azotando!!! =O   Fue cuando conducíamos hacia allá, cuando reparamos mi esposa y yo en lo que estábamos haciendo...seguíamos dos autos de dos maravillosas familias, con las que jamás nos habríamos cruzado en el camino...de no ser por ese extraordinario grupo de FB...es realmente increíble. =)

Al día siguiente llegamos temprano al Registro, después de 2 hrs de trayecto...sí!!!!! 2 horaaas!!!!  Esa es la única razón por la que no me mudaría al DF... =(   Pero bueno, llegamos con los niños en pijama, porque los sacamos casi dormidos, y mi mujer y yo...bueno, no tan presentables como pensábamos...pero felices!!!

Éramos 4 familias ese día: 2 registros de hijos nacidos en matrimonio, 1 reconocimiento de hijos por concubinato y 1 reconocimiento de hijos en matrimonio...el nuestro! =D   Ahí estaba la abogada y Ana, que realmente nos ayudaron lo que pocas personas fuera de la familia harían. Y por lo que les agradecemos infinitamente a las dos.

Eran las 12 del mediodía cuando partimos a casa...con las curps y actas de nacimiento de nuestros hijos en la mano, donde se lee: Madre y Madre.

Sólo quien lo ha vivido...sabe de lo que hablo  =D  

domingo, 1 de septiembre de 2013

El mejor regalo

Hoy es mi cumpleaños, hoy desperté con una mesa adornada con pequeños pastelitos hechos y adornados por las manos que mas amo en el mundo: las de mi mujer y las de mis hijos. Mi princesa (a la que le encantan los cumpleaños) planeo todo, hacer pastelillos, adornarlos de colores, decorar los huevos que mi mujer les ha juntado desde hace tiempo para llenarlos con confeti...

Hoy me siento la mujer mas feliz y plena del universo!!! Siento tantas cosas que no se ya que escribir; hoy, tengo una familia "con todas las de la ley"!, hoy tuve una perfecta fiesta de cumpleaños con mi esposa, mis hijos, mis papas y mis hermanos, hoy jugamos, reímos, nos abrazamos....hoy me siento muy muy feliz!!

Dios ha sido (es) muy bueno conmigo, siento su presencia en mi vida. Hoy tengo mucho mas de lo que pensé alguna vez y por eso hoy, hoy digo gracias.

Gracias Dios por Ser y por estar, gracias Linda por ser el faro que ilumina todos mis viajes, gracias princesa por ser mi ángel, mi buena suerte, gracias muñeco por ser la roca que me sostiene cuando creo que las olas me vencen.

Y como dice la canción: gracias a la vida que me ha dado tanto :)

Hoy, hoy soy una mujer plenamente feliz!!
 
Daisypath Anniversary tickers Daisypath Anniversary tickers