Lilypie Kids Birthday tickers Lilypie Fifth Birthday tickers

miércoles, 11 de septiembre de 2013

...soy mamá

Poco después de comenzar las vacaciones de mi princesa, un lunes de julio, llegaron mi prima y su familia, le estaba ayudando a su hija a estudiar para unos exámenes extraordinarios que debía presentar; se quedaron hasta pasadas las 11:00 p.m. y cuando ya se iban, su llanta trasera estaba ponchada y no traían refacción...mi mujer fue con la pareja de mi prima a buscar quién viniera a repararla, y al no encontrar siendo ya la 1:00 a.m., decidieron que era mejor esperar al día siguiente, pues las dos debían ir a trabajar al día siguiente temprano.  El martes no llevé a los niños a natación, llegaron temprano y comieron con nosotros, durante la sobremesa, yo comencé a recoger todo, mientras mis hijos empezaron a jugar con el triciclo y bicicleta dentro de la casa, yo los observaba a medias pues comimos en la cocina y nuestras invitadas me impedían el paso hacia el comedor y la sala, donde estaban Angie y Miguel jugando.  Desde que nacieron, no pasan 5 minutos sin que vaya a ver lo que están haciendo, o por lo menos les grite desde abajo: "¿están bien?".   Ese día, escuchaba sus risas y alcanzaba a ver que corrían...de pronto, un estruendo horrible...silencio.  

Quise volar pero no podía pasar, se pararon tan rápido como pudieron, lo sé, pero a mi me pareció una eternidad... Finalmente logré pasar al mismo tiempo que escucho el grito de mi muñeca... Y veo el peor panorama que he visto hasta hoy... El vidrio de la ventana al lado de la puerta de entrada totalmente estrellado...vidrios por todos lados...un hilo de sangre en el suelo...y el bracito de mi pequeña cubierto de sangre...

El alma se me salió del cuerpo...pero tomé su brazo y corrí al baño que está precisamente junto a la puerta de entrada...abrí un chorro grande mientras lo pasaba por todo su brazo y trataba de identificar las heridas...la sangre ni siquiera me dejaba ver...era demasiada la que salía....localicé varias heridas en el antebrazo, en el dedito pulgar una profundísima herida en U, que hacía que la piel se le levantara por completo y se le viera casi hasta el hueso...y la peor...una herida bastante grande en la muñeca...

Le envolví la mano y el brazo con la toalla de manos y corrí con mi vecina enfermera, para preguntarle si requería suturas o qué le hacía... Mi princesa lloraba y gritaba, estaba muy asustada, pues ella sabe lo peligrosos que pueden ser los accidentes; mientras esperábamos que nos abriera la puerta la mamá de su amiguita, mi niña gritaba: "¡Diosito, no me quiero morir!, ¡No dejes que me muera, por favor!"  =,(   Mi vecina la escuchó, y salió rapidísimo, con una toalla envuelta en el cuerpo, pues se estaba bañando.  Le revisó la herida y la tranquilizó un poco, le dijo que su herida no ponía en riesgo su vida, pero que sí era necesario ir al hospital, que fuéramos con su esposo que se encontraba de guardia para que fuera alguien conocido y no le causara tanto impacto.

Regresé a casa por las llaves y mi bolsa, le di un beso a mi bebé que con carita asustada me veía, se quedaron con él la pareja de mi prima y su hija, mientras mi prima me acompañaba para presionar el bracito de mi niña y se controlara un poco su hemorragia...  Es el trayecto más largo de mi vida...el hospital no estaba tan lejos, pero me parecía interminable...  Mientras tanto, le pedí a mi prima le llamara a Yazmín para avisarle...

Llegamos al hospital, salió nuestro vecino a recibirnos, la revisó minuciosamente y le llamó a otro doctor para decidir si era mejor cortar el trozo de piel que estaba casi separado o suturarlo, decidieron suturarlo.  Fue una joven doctora la encargada de hacerlo, quien platicó un buen rato con Angie para tranquilizarla, le lavaron muy bien y en eso, llegó mi mujer que se metió por el área de ambulancias para que no la detuvieran ;)  Se abrazaron y Angie se tranquilizó un poco más al verla.  "No hay forma amable de recibir una noticia de que vas al hospital...." me dijo mi mujer; mi prima le dijo que no se preocupara, que se había cortado un poco el dedo...claro que ella ya se imaginaba dos partes de dedo o algo así...

La doctora llegó con todo para las suturas del dedo y la muñeca, le puso anestesia en spray para poder ponerle la inyectada, y empezó el dolor... Angie lloró tanto...gritó, se enojó, negoció, argumentó, rogó, luchó con todas sus fuerzas...mientras mi mujer y yo nos tragábamos nuestras propias lágrimas de tener que sostener con fuerza a nuestra hija, que no permitía que la siguieran suturando...  Es la cosa más espantosa que he vivido, la cantidad exagerada de sangre que le salía y hacía charco en el suelo...la carita de dolor de mi muñeca que con sus ojitos pedía que ya no la cosieran...en ese momento supe que es verdad...las madres queremos que sea a nosotras a quien nos duela...no a nuestros pequeñitos...

Salimos de ahí con un bracito vendado y dos corazones destrozados.  Llegamos a casa, abrazamos a nuestro hijo y después de platicarles los pormenores, de pronto me dice la pareja de mi mujer, "pero cómo logras mantener el control? ¡no te quiebras!"...soy mamá  -le respondí-.

Es fecha que no han venido a la casa, aunque nos han llamado en varias ocasiones.  Supongo que dentro de mí me responsabilizo a mí y a ellas por no estar atenta.... Son accidentes, me lo he repetido hasta el cansancio, me lo ha repetido mi esposa y mi hermana...sí, pero eso no hace que deje de pensar...¿y si hubiera?...  Ni siquiera he llorado, no he querido hacerlo porque sé que no voy a parar...ahora mismo que lo escribo, vuelvo a sentir esas ganas inmensas de desahogarme, pero y si no puedo detenerme ya?...  Al mismo tiempo, sé que tener eso ahí adentro no me hace ningún bien, me ata y no me deja ser libre...pero siento como si no tuviera derecho a serlo...mi hija se accidentó...casi frente a mi...y no pude hacer nada para evitarlo...o sí?  =(


5 comentarios:

  1. Hola. Somos Julián y Agus, una pareja gay casada. Tenemos un hijo que se llama Martín y hemos creado Weerlly (wwwe.weerlly.com) para poder dar a las familias homoparentales productos con los que se puedad identificar. Nos entristeció mucho no encontrar para nuestro hijo ninguno en el mercado así que decidimos hacerlos nosotros! Esperamos que os gusten! Nos puedes encontrar en www.weerlly.com y también en facebook. Besos y mucho amor.
    Puedes conocer nuestra historia en http://homoparental.wordpress.com y en http://lafelicidadquecrece.wordpress.com .
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Espero la princesa este mejor de su bracito. Bonito fin de semana! Somos de Durango :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya mejor Lili, gracias! No andas tan lejos, cuando pasen por San Luis, no olviden avisarnos para abrazarnos en persona! ;)

      Eliminar
  3. Uf!...Tremendo me imagino lo que vivistes y si uno se culpa y tiende a culpar a quienes estando allí no estuvieron vigilantes espero que Angie siga mejor un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Florencia! Que gusto leerte nuevamente! Gracias a Dios sólo unas pequeñas cicatrices nos recuerdan el trago tan amargo que pasamos. Aunque las lastimaduras con mi gimnasta están ahora a la orden del día. ;)

      Eliminar

Comparte con nosotras!!

 
Daisypath Anniversary tickers Daisypath Anniversary tickers